• Patagonia inhóspita
  • Sueños químicos
Porfolio

Trabajar en el gigante asiático

10

Rubén P. Bescós retrata con su cámara a trabajadores chinos que parecen vivir al margen de la modernización del país

13
JUL 2015

Mostrar imágenes realizadas en la actualidad que nos trasladen al pasado. Esta es la idea sobre la que se asienta el proyecto "Chinese Workers", de Rubén P. Bescós, una serie de instantáneas costumbristas de trabajadores chinos en las que el imparable proceso de modernización que vive el gigante asiático parece haber pasado de largo.

Dedicado a la fotografía de arquitectura desde hace años, este autor pamplonés viajó a China en 2012 para retratar algunos de los modernos edificios que se están construyendo en el país. Una ocasión perfecta para realizar este otro proyecto en paralelo. "Fue toda una oportunidad, como un viaje en el tiempo. Sentía que no podía dejar escapar esas imágenes, como si fueran algo irrepetible. Y es que quizás en unos años, por el ritmo al que crece el país, será más difícil ver este tipo de escenas", afirma.

Basta alejarse un poco del núcleo urbano para encontrar imágenes de película, explica Bescós. "En muchas ocasiones me sentía en la calle como en un gran escenario, donde todo parecía listo para realizar la toma. Desde el momento en que aterricé en China ya veía grandes fotografías por todas partes."

Preguntado sobre cómo dio el salto de inmortalizar edificios a embarcarse en un reportaje de contenido social y humano, Bescós explica que tuvo que enfrentarse a ciertas dificultades: "Al utilizar los mismos objetivos que en arquitectura, me encontré con el problema de que estos no eran suficientemente luminosos y rápidos. En la mayoría de situaciones me vi obligado a subir la sensibilidad y sobreexponer para luego procesar el RAW. Esta fue la mejor combinación para evitar el ruido y la trepidación."

"Fue como un viaje en el tiempo. Quizás en unos años, por el ritmo al que crece el país, será más difícil ver este tipo de escenas"

También reconoce que la fotografía de arquitectura es más "pausada" y requiere una "técnica más depurada", mientras que en el reportaje social "hay que ser rápido, porque el momento pasa deprisa y la espontaneidad desaparece".

El trato con los protagonistas de las fotografías fue en general poco problemático. "Algunos de los retratos fueron robados y otros simplemente posaban o miraban con curiosidad sin ni siquiera pedírselo. No solían poner problemas. De hecho tengo fotos con algunas de las personas a las que retraté. Desde luego nada era pactado, sino completamente improvisado."

Aun así, Bescós tuvo que enfrentarse a alguna anécdota desagradable durante la elaboración de este proyecto: "El contratiempo más serio lo pasé al fotografiar a unos militares bebiendo alcohol mientras viajábamos en un tren por la noche. Alguien del personal llamó a la policía, que me quitó el pasaporte y el teléfono y me retuvo mientras discutía con los militares sobre qué hacer conmigo. Me llevaron a una mesa para interrogarme y me miraban como si fuera un espía."

"Y fue entonces cuando se me iluminó la mente y le dije a uno de los militares, muy convencido e intentando justificar lo ocurrido, la frase que me salvó: 'I love the army!'. Fue algo instantáneo. No sé qué sentimientos despertaron esas palabras en aquel alto mando militar, que bruscamente se levantó, me hizo un saludo militar, estrechó mi mano y acto seguido recuperé mi pasaporte, el teléfono móvil y mi libertad."

Bescós lleva tres años intentando ejercer como profesional de la fotografía a tiempo completo, y aunque reconoce que aún no puede vivir de ello, espera "que la balanza se vaya equilibrando con el paso del tiempo".

A pesar de todo, considera que estamos viviendo un momento dorado: "Es obvio que la fotografía ahora es más accesible y está más viva que nunca. Algunas de mis imágenes de China las realicé con el teléfono móvil. Nunca se habían visto tantas fotografías como hasta ahora y nunca había sido tan fácil mostrar nuestro trabajo en todo el mundo. Esto solo puede ser bueno para la fotografía y para nosotros mismos. Del mismo modo, competimos con mucha más gente, lo que no hace sino elevar la calidad y creatividad de las obras."

"Chinese Workers" ha sido seleccionado dentro del programa de visionado de porfolios de PHotoEspaña 2015. Activo participante en los concursos de Quesabesde, una de las fotos de Bescós -precisamente de este mismo trabajo- fue finalista en el concurso We Love Photography IV.

10
Comentarios
Cargando comentarios