• "En principio, Sony presentará el próximo verano dos SLR digitales con ...
  • "Hacías fotografía para ti mismo, no para retratar una época"
Entrevista
DAVID MEDINA, RICOH ESPAñA Y PORTUGAL

"No somos muy ambiciosos con las ventas de la nueva GR Digital"

 
19
OCT 2005

Ofrecer una cámara singular a un usuario muy exigente. En esa idea insiste David Medina, responsable de la división fotográfica de Ricoh en la península, cuando habla de la nueva GR Digital. Reconoce que no será ésta una cámara que registre demasiadas ventas, y aclara que el objetivo perseguido es devolver a Ricoh el lugar que ocupó hace años con las compactas de película.

La Caplio R3 se queda con 5 megapíxeles y la GR Digital, presentada también el pasado mes de septiembre, apuesta por 8. ¿Por qué esa diferencia?

David Medina muestra la nueva Caplio R3 a la prensa durante un reciente acto celebrado en Barcelona.
El motivo del cambio es que son cámaras totalmente diferentes, para usuarios y perfiles fotográficos muy distintos. 8 megapíxeles los encuentras fácilmente en las cámaras SLR, pero para el tipo de producto que tenemos ahora mismo consideramos que 8 megapíxeles eran correctos para poder ofrecer unas imágenes sin aberraciones ni ruido.

Para imprimir imágenes de familia, de vacaciones... normalmente, con 5 megapíxeles es más que suficiente.

¿Y no podría interpretarse como una concesión a las modas del mercado?

Ya no es únicamente un tema de marketing. Tiene mucho más que ver con cuestiones tecnológicas y de desarrollo y, sobre todo, con el tipo de usuario al que va dirigida [la GR Digital]. 8 megapíxeles es una resolución muy digna para poder hacer cualquier tipo de trabajo.

Presentar una cámara con óptica fija hoy día es un reto a los cánones del mercado. ¿No habría sido más coherente con esta línea apostar también por una resolución menor?

Estoy completamente de acuerdo, pero el tipo de cámara que estamos presentando es para abastecer a un tipo de usuario que ahora mismo se encuentra insatisfecho, que no tiene una cámara compacta con la resolución y la calidad idónea para poder apoyar -nunca sustituir- a las réflex digitales.

La fotografía nos permite hacer muchas cosas mediante software. Dependiendo del nivel al que quieras jugar con estas fotos, creíamos que 8 [megapíxeles] era el mínimo que podíamos ofrecer a ese tipo de fotógrafo más experimentado.

La GR Digital ofrece hasta 1600 ISO. Sensor pequeño, elevada resolución... ¿no será el ruido un problema insalvable?

No podemos decir que a esas sensibilidades [las imágenes] sean completamente perfectas. Nos hubiera gustado tener más tiempo el producto para poderlo probar, pero por las muestras que hemos recibido parece que las imágenes van a ser utilizables incluso a 1600 ISO.

De hecho, la GX8 ya ofrecía esta resolución, así que estoy convencido que con el nuevo motor de imagen de la GR las deficiencias que pudiera mostrar la GX8 se han podido solventar.

¿Es para Ricoh más importante la óptica que el sensor?

Para nosotros, sin duda, sí. Ricoh lo que sabe fabricar son ópticas. Lleva desde el año 36 adquiriendo una experiencia en esta técnica muy importante. El sensor es algo electrónico y, aunque complejo, probablemente no tenga la misma complejidad que conseguir crear un grupo de lentes que den una calidad perfecta, sin aberraciones.

Óptica fija, un diseño muy exclusivo, un precio en torno a los 600 euros... ¿cuáles son las expectativas de venta de la GR Digital?

No es una cámara masiva. Ojalá [lo fuera], pero no creo que sea lo ideal para un producto de este tipo medir las ventas en miles, sino que preferimos medirlas en centenares.

Evidentemente, no somos muy ambiciosos en el tema de las ventas [de la GR Digital], pero tenemos muy claro el usuario y el público al que va dirigida. Son muchos, pero no son los que te permiten llegar a unas ventas masivas.

Ricoh GR Digital
Ricoh GR Digital
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Es un producto mucho más elitista que quiere posicionar a la marca, en cuanto fabricante óptico, donde estaba en el momento de las compactas analógicas. Pero no es una cámara con la que pretendamos un enorme número de ventas.

¿El siguiente paso es una versión con zoom?

Ésa es la pregunta del millón, incluso para nosotros, porque tampoco nuestros colegas de Japón pueden darnos una respuesta clara. Construir lentes de calidad es algo muy complejo. Con un zoom, la cosa se puede complicar aún más.

Remontándose en la historia, Ricoh siempre ha estado empujando hacia el gran angular. Que la gente entienda las posibilidades que ofrece abrir mucho más el campo de la imagen y descubra sus posibilidades creativas.

La competencia en el campo de las ópticas angulares es cada vez mayor. ¿La estrategia pasa por ofrecer angulares más extremos?

El hecho de que se popularicen los grandes angulares es una ventaja para Ricoh, porque no estamos solos a la hora de convencer al usuario y porque somos los que, seguramente, llevamos más años desarrollando cámaras con grandes angulares suficientemente buenos.

La reducción aún más de las focales es una posibilidad. De hecho, ya lo estamos viendo en la GR, que ofrece hasta un 21 milímetros mediante un adaptador. Es probable que Ricoh vaya dando un poco más de empuje a esta idea e intentemos hacer un 24 o un 21 milímetros. Incluso también estamos hablando, por qué no, de 18 y 16 milímetros, para los que también existe un mercado.

¿Va a cambiar la línea comercial de Ricoh, basada en una oferta y renovación de modelos más limitados que los de otras marcas?

Eso es algo que tenemos muy claro y que llevamos haciendo desde hace unos cuantos años. Debido al cambio tecnológico, a lo mejor nos ha costado más ser vistos por el hecho de que había otras marcas que inundaban el mercado.

Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Pero la estrategia clarísima de Ricoh es tener modelos muy diferenciados entre sí. A nivel comercial, yo estoy convencido de que es una decisión muy acertada, pero a nosotros de poco nos sirve diseñar un modelo con unas especificaciones concretas y sacarlo en diferentes versiones. No es la pretensión que tenemos, porque nuestro cliente es un usuario más exigente con los conceptos fotográficos.

¿Ya salen las cuentas con esta estrategia?

Cada uno usa su estrategia y yo no voy a hablar de las cuentas de los demás. A nosotros sí que nos salen los números, pero lo más importante es que queremos ofrecer al mercado modelos con una excelente calidad, sin sacrificar la marca, ni el precio, ni nuestros costes para poder llegar a más hogares.

Algunas de las marcas más míticas de la fotografía están sucumbiendo a esta transición digital. ¿Es duro para una empresa pequeña fotográficamente hablando como Ricoh sobrevivir en este nuevo mercado?

Ricoh fue uno de los primeros fabricantes japoneses en pasarse al [formato] digital. Nosotros hace algo más de nueve años que estamos ofreciendo al mercado tecnología digital, aunque no hay mucha gente que lo sepa. También es cierto que, al menos en el mercado español, [Ricoh] fue la primera en anunciar que abandonaba el terreno analógico, así que no nos ha pillado por sorpresa.

Sí es cierto que no tenemos una presencia tan enorme como los fabricantes cuya única actividad es la fotografía. En nuestro caso, por desgracia, el negocio fotográfico quedó un poco apartado tras el éxito conseguido en la década de los 80 y los 90 con las compactas analógicas. Somos una multinacional y la división de fotografía es pequeña, pero podemos subsistir con los resultados que estamos obteniendo.

¿Dentro de cinco años seguiremos viendo cámaras compactas de Ricoh, o la empresa se centrará en la fabricación de ópticas para otras marcas?

Ninguno de los que estamos aquí o en Japón podrían responder, pero el plan de la empresa es que sí. Pero también es cierta una cosa: como decíamos, las ópticas angulares se empiezan a popularizar, y para el fabricante que sabe hacerlo bien es un negocio muy próspero. Así que... nunca se pueden cerrar las puertas a nada.

Etiquetas
Productos relacionados (2)
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar