• Olympus FE-5020 y FE-4000: primeras impresiones
  • Panasonic Lumix DMC-FZ38: toma de contacto
Prueba de producto
MáS LUZ

Ricoh GR Digital III: toma de contacto

 
27
JUL 2009

A primera vista, nada ha cambiado. Pero, en realidad, la Ricoh GR Digital III trae consigo novedades en el sensor, la pantalla y sobre todo en su espectacular objetivo de 28 milímetros y f1.9. Tercera generación de una saga que ha sabido hacerse su propio hueco en el mercado, el aumento de la competencia en este escaparate de compactas alternativas obliga a Ricoh a elevar el listón. Recién presentada, en QUESABESDE.COM ya hemos podido probar una joven unidad de preproducción.

Aunque a primera vista resulte un tanto paradójico, la verdad es que la Ricoh GR Digital III nos ha sorprendido. Y es que en vez de una actualización de la GR Digital II con sensor CMOS, la nueva Ricoh llega con un CCD de 10 megapíxeles ligeramente más grande que el del modelo predecesor y con el angular de 28 milímetros más luminoso visto hasta ahora en una compacta digital: nada menos que f1.9.

Ricoh GR Digital III
Ricoh GR Digital III
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Clásica en sus formas y en la mayoría de sus prestaciones, la tercera generación de las GR Digital no hace borrón y cuenta nueva, pero sí trae consigo algunos cambios que merece la pena repasar. Por ahora, eso sí, habrá que conformarse con hacerlo desde fuera y esperar a una unidad de producción final para poner la lupa en los resultados.

Diseño que perdura
Si algo funciona, mejor no tocarlo. Esta máxima ha sido -afortunadamente- respetada a la hora de concebir la GR Digital III. Una excelente noticia teniendo en cuenta que, si algo nos gustaba de las anteriores versiones, era precisamente su cuidado diseño y una ergonomía y un manejo que aún no han sido igualados por ninguna otra compacta.

Ricoh GR Digital III
Ricoh GR Digital III
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Ricoh GR Digital III
Ricoh GR Digital III
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

En esta misma línea, la pureza de líneas vuelve a marcar la pauta en esta Ricoh. Elegante y muy discreta, su tamaño y peso son bastante comedidos, más aún teniendo en cuenta su robusta construcción.

Ricoh GR Digital III
Ricoh GR Digital III
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Sólo el flash situado en el lateral superior de la cámara se muestra como un posible talón de Aquiles en cuanto a la resistencia y dureza del cuerpo.

Ricoh GR Digital III
Ricoh GR Digital III
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Ricoh GR Digital III
Ricoh GR Digital III
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Pese a que la lista de opciones configurables de la cámara es interminable, de entrada nos ha encantado la posibilidad de desconectar la luz de encendido de la zona superior. Un detalle que remarca esa idea de cámara perfecta para pasar desapercibidos que a muchos fotógrafos les puede interesar.

Ricoh GR Digital III
Ricoh GR Digital III
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Si esa es nuestra idea, también sería interesante desconectar la pantalla, aunque sería una pena perderse la calidad del nuevo LCD de 3 pulgadas y 920.000 puntos de la GR Digital III. El único problema de este excelente monitor es que su calidad puede llevarnos a sobrevalorar la calidad real de las tomas realizadas.

Ricoh GR Digital III
Ricoh GR Digital III
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Ricoh GR Digital III
Ricoh GR Digital III
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Aunque, como en los modelos anteriores, disponemos de visores ópticos externos para la óptica de 28 milímetros o para el conversor de 21, llegados a este punto es obligatorio preguntarse si no sería una buena idea ofrecer -de forma opcional- un visor electrónico tan bien resuelto como el de la GX200.

Manejo sobresaliente
Pero, con el permiso del nuevo sensor y la óptica, si hay algo que hace de la GR Digital III una cámara diferente es el manejo que propone.

Siguiendo la estela de sus predecesoras, las opciones de configuración son inmensas y permiten al usuario ajustar de forma personalizada la mayoría de botones y mandos de la cámara. Encontrarse con dos GR Digital III idénticas será realmente complicado.

Ricoh GR Digital III
Ricoh GR Digital III
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Ricoh GR Digital III
Ricoh GR Digital III
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Aunque los modos de control manual ya estaban presentes, esta tercera generación despliega el arsenal completo de modos PASM, a los que se suma un modo totalmente automático, tres personalizables y un menú de escenas.

Ricoh GR Digital III
Ricoh GR Digital III
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

¿Escenas en una cámara como ésta? Antes de descartarlas, merece la pena echar un vistazo para comprobar que el interesante modo DR ya visto en la CX1 -une dos tomas consecutivas para optimizar el rango dinámico- se esconde aquí dentro.

Ricoh GR Digital III
Ricoh GR Digital III
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Ricoh GR Digital III
Ricoh GR Digital III
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

La nueva estructura de los menús también ha sido heredada de la CX1. Son tan sencillos y limpios que al principio sorprenden un poco, pero superado el impacto es fácil acostumbrarse y puede que incluso empecemos a mirar con malos ojos las enrevesadas y coloristas propuestas de los modelos de la competencia.

Ricoh GR Digital III
Ricoh GR Digital III
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Ricoh GR Digital III
Ricoh GR Digital III
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

De todos modos, tampoco hará falta adentrarse muy a menudo en este menú central. Disponemos de accesos directos, botones configurables, una rueda frontal de control, otra trasera con pulsador incluido -pequeña pero muy práctica- y un pulsador lateral que puede servir para compensar la exposición de forma directa.

Ricoh GR Digital III
Ricoh GR Digital III
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Todo ello -insistimos- hace de la GR Digital III la compacta con el mejor manejo y ergonomía del momento. De hecho, sólo su compañera de escaparate, la GX200, podría plantarle cara.

Entre las múltiples opciones -sentarse unas cuantas horas frente a la cámara hasta dar con nuestra configuración idónea es una buena idea- nos ha parecido interesante poder activar el enfoque manual con el botón "Fn1" y asignar -por ejemplo- al "Fn2" la grabación en formato RAW.

Angular luminoso
Pero si hay que quedarse con una novedad, sin duda el nuevo objetivo se lleva la palma. El angular de 28 milímetros sin zoom óptico se mantiene en su sitio, pero eleva su luminosidad máxima de f2.4 a f1.9.

Ricoh GR Digital III
Ricoh GR Digital III
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Más allá de batir el récord de f2.0 de la Lumix DMC-LX3 de Panasonic, este aumento de luminosidad no sólo sitúa la GR Digital III como un modelo pensado para fotografía con luz escasa, sino que también nos permitirá ahorrarnos un paso de sensibilidad, con la reducción de ruido y el aumento en la calidad que ello supone.

Ricoh GR Digital III
Ricoh GR Digital III
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Ricoh GR Digital III
Ricoh GR Digital III
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Un dato muy importante si el ruido vuelve a ser una de las limitaciones del conjunto formado por los nuevos sensor y procesador. Y así lo hemos podido constatar en las primeras pruebas realizadas con esta GR Digital III de preproducción.

Sí se aprecia cierta mejora en los resultados, pero todo parece indicar que 400 ISO volverá a ser el límite razonable, al menos para las copias en color. Llegados a este punto, el ruido de luminancia se muestra visible, pero al menos el cromático parece estar bastante bien controlado.

Ricoh GR Digital III
Ricoh GR Digital III
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Ricoh GR Digital III
Ricoh GR Digital III
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Es una lástima que Ricoh no se anime a implementar un sensor algo mayor en este tipo de cámaras. Aunque el tamaño del conjunto y posiblemente el precio tendrían que aumentar, estamos convencidos de que ése es el único camino para hacer frente a propuestas como las de Sigma y sus también peculiares DP o las pujantes cámaras Micro Cuatro Tercios.

Volviendo al objetivo, y sin entrar a discutir si sería o no más útil un pequeño zoom (de nuevo la vista se nos va a la GX200), el angular de 28 milímetros muestra un buen rendimiento, aunque sí hemos detectado algunas limitaciones al utilizar la máxima abertura.

Ricoh GR Digital III
Ricoh GR Digital III
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Ricoh GR Digital III
Ricoh GR Digital III
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Así, pese a que la distorsión geométrica está muy bien controlada, sí se aprecia cierta pérdida de luz en las esquinas a f1.9 y f2.2, efecto que a f2.9 desaparece. En cualquier caso, habrá que esperar a probar una unidad final para corroborar estas primeras impresiones y ver si los halos púrpuras detectados en algunas zonas de la imagen también siguen ahí.

(Un poco) más rápida
Junto al CCD de 10 megapíxeles, la cámara también estrena procesador de imagen. Se trata del GR Engine III, que promete mejoras en el control del ruido y en la velocidad general de la cámara.

El enfoque automático, por ejemplo, sí ha experimentado cierta mejoría en cuanto a su velocidad de reacción y su precisión, incluidas las tomas con poca luz. Sigue siendo más escandaloso de la cuenta, tanto al ponerse en marcha como al enfocar, pero este detalle ya parece haberse convertido en una seña de identidad de la casa.

Aun así, la GR Digital III sigue sin ser una cámara especialmente veloz. Posiblemente tampoco lo pretende: su tiempo de encendido es de unos 4 segundos, a los que hay que añadir un segundo más para enfocar.

Al hablar del enfoque tampoco nos podemos olvidar de su capacidad macro (1 centímetro) ni de un modo manual de control bastante potable gracias a la ampliación de la zona central de la imagen al mantener pulsado el botón "OK".

Hubiéramos preferido, eso sí, que entre las opciones configurables también figurara la posibilidad de ajustar el enfoque manual con la palanca del zoom digital o que en este modo la cámara no se empeñara en dar continuamente falsas confirmaciones de foco. Tal vez es cuestión de seguir buscando.

La velocidad de disparo también ha mejorado. En JPEG la GR Digital III no parece agotar su buffer con facilidad, mientras que en RAW es posible tomar hasta 5 imágenes consecutivas (aunque después habrá que esperar más de 10 segundos a que se procese el lote). Por cierto, aunque no se indique en el menú, la grabación en RAW incluye también de forma simultánea un archivo en JPEG.

Su propia liga
Fiel a su estirpe, la GR Digital III llega con discretas aunque jugosas novedades. Consciente de que este tipo de cámaras juegan en su propia liga y que no tienen que batirse con los argumentos habituales del gran mercado, la óptica se convierte en el punto clave del nuevo modelo.

Su soberbia luminosidad, las ligeras mejoras en el enfoque y el ruido y su genial diseño hacen de la GR Digital III lo más parecido a una discreta compacta para pasar desapercibido. De todos modos, el reportaje más pausado -y a ser posible, con buena luz- seguirá siendo el paisaje favorito de esta cámara.

Ricoh GR Digital III
Ricoh GR Digital III
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

A la espera de poder ver con más detenimiento sus resultados, probablemente el mayor problema al que la GR Digital III deberá enfrentarse es la feroz competencia que se ha instalado en su segmento.

Competencia también en su propia casa, porque ese zoom de 24 milímetros de la GX200 o las mejoras en el sensor de su futurible sucesora -que en este caso suponemos que sí apostará por un CMOS- pueden hacer daño. No son lo mismo, claro, pero la diferencia de precio es considerable.

Ricoh GR Digital III
Ricoh GR Digital III
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Ricoh GR Digital III
Ricoh GR Digital III
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Algo parecido ocurre con la LX3, de precio más moderado y que está arrasando entre quienes buscan una compacta diferente. Y es que este mismo segmento, antaño redil particular de las GR Digital, está ahora más concurrido que nunca.

De todos modos, tal y como ocurre muchas veces en los mítines políticos, la idea no es sólo convencer a los indecisos, sino reafirmar a los parroquianos. En este sentido, la GR Digital III es una gran noticia para los amantes de esta peculiar saga.

Etiquetas
Productos relacionados (1)
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar