• Metz 15 MS-1 Digital: prueba de campo
  • Nikon D5000: toma de contacto y muestras
Prueba de producto
SOBRIEDAD EN VERSIóN CMOS

Ricoh CX1: toma de contacto y muestras

 
15
ABR 2009

Aunque a primera vista puede parecer la R10, las apariencias engañan. Es cierto que la joven Ricoh CX1 hace suyo el elegante diseño de esta compacta y su archiconocido zoom estabilizado de 28-200 milímetros, pero lo realmente importante se esconde en el interior: un nuevo CMOS de 9 megapíxeles que promete mejorar no sólo la velocidad de disparo, sino también la calidad y el rango dinámico de las imágenes.

Menos conocida que otras compactas que en los últimos meses han optado por la senda de los captores CMOS, como la Sony Cyber-shot DSC-HX1 o la Canon PowerShot SX1 IS, Ricoh también se ha colado en este selecto grupo con la recién aterrizada CX1.

Ricoh CX1
Ricoh CX1
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Ricoh CX1
Ricoh CX1
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Llamada a tomar el relevo de la R10 y -posiblemente- a marcar el camino que habrán de seguir otros modelos más avanzados de la marca, tras pasar unos días con una de las primeras CX1 que se han dejado caer por el país sólo queda echar un vistazo a las primeras muestras obtenidas y responder la pregunta clave: ¿es capaz de lidiar este CMOS con las conocidas limitaciones de las cámaras compactas?

Sin adornos
Poco ha cambiado el diseño de la CX1 respecto al de la R10. Y eso, la verdad, es una buena noticia para quienes busquen una compacta discreta, sobria y, en resumen, que sea capaz de marcar su propio estilo en el escaparate.

Ricoh CX1
Ricoh CX1
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Ricoh CX1
Ricoh CX1
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

El cuerpo metálico y contundente vuelve a aparecer rematado por una empuñadura bastante sutil pero lo suficientemente pronunciada como para facilitar el agarre. Con la misma economía de mandos que Ricoh ha ido instaurando en toda su gama, la CX1 vuelve a apostar por un joystick trasero que permite controlar la inmensa mayoría de los controles habituales.

Ricoh CX1
Ricoh CX1
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Ricoh CX1
Ricoh CX1
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Los menús también se han renovado ligeramente, con una apariencia un poco anodina pero muy limpia y ágil. Adornos, los justos, tanto en el exterior como en el interior de la cámara.

Ricoh CX1
Ricoh CX1
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Ricoh CX1
Ricoh CX1
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Menos alegría nos produjo toparnos con un dial principal en el que, de nuevo, los controles manuales vuelven a ser los grandes ausentes. En este mismo control se dejan ver también dos nuevos modos destinados a la optimización del rango dinámico y al disparo en ráfaga.

Ricoh CX1
Ricoh CX1
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Ricoh CX1
Ricoh CX1
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Es una auténtica lástima que una cámara con tan buen aspecto tenga que renunciar -como ya ocurría con la serie R de la marca- a estas opciones manuales y al formato RAW para no pisar el terreno de sus hermanas mayores.

Velocidad de la buena
Nada más poner en marcha la CX1 nos reencontramos con otro viejo conocido: el zoom estabilizado de 28-200 milímetros, con una luminosidad máxima de f3.3-5.2. También con uno de sus problemas más molestos: el ruido que producen los mecanismos del zoom y del enfoque. Este último, por cierto, pese a su excelente precisión y capacidad macro, sigue siendo demasiado lento.

Ricoh CX1
Ricoh CX1
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Ricoh CX1
Ricoh CX1
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Aunque en líneas generales el rendimiento óptico es bueno -observamos algún que otro halo púrpura, pero nada escandaloso-, los responsables de Ricoh tampoco deberían olvidar que, pese a que en su día ese zoom de 28-200 milímetros fue todo un hito, las últimas hornadas de compactas hacen que estas cifras suenen ya demasiado corrientes.

Ricoh CX1
Ricoh CX1
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Mejores noticias a la hora de probar el disparo en ráfaga. Gracias al nuevo CMOS, la CX1 es capaz de ofrecer una cadencia de hasta 4 fotogramas por segundo con la máxima resolución. Pero lo que más nos ha gustado es que, a diferencia de otras compactas más veloces, aquí no hay un límite de disparos, y además, la recuperación posterior es muy rápida.

Ricoh CX1
Ricoh CX1
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

En las pruebas realizadas, tras más de 100 disparos consecutivos en los que la cámara mantuvo la cadencia original, sólo hizo falta esperar 3 segundos para poder revisar las imágenes.

Rango dinámico
Si bien la CX1 trae consigo unas cuantas novedades interesantes -un nuevo balance de blancos multipuntual que funciona bastante bien con luces mixtas, por ejemplo-, nos centraremos por ahora en dos de las cuestiones más recurrentes al mencionar la palabra CMOS: el control del ruido y el rango dinámico.

Ricoh CX1
Ricoh CX1
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Ricoh CX1
Ricoh CX1
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Precisamente, la CX1 hace especial hincapié en este segundo punto, al que incluso dedica un modo de trabajo especial. Según las explicaciones oficiales, en esta modalidad la cámara superpone dos tomas para optimizar así el rendimiento tanto en las luces como en las sombras.

Muestras: rango dinámico
Las capturas se han realizado con una Ricoh CX1
las capturas se han realizado con una ricoh cx1
Modo Auto
las capturas se han realizado con una ricoh cx1
Modo Auto
las capturas se han realizado con una ricoh cx1
Modo Auto
las capturas se han realizado con una ricoh cx1
Modo DR
las capturas se han realizado con una ricoh cx1
Modo DR
las capturas se han realizado con una ricoh cx1
Modo DR
¿Y funciona? Salta a la vista que así es. Con cuatro ajustes diferentes -algo escondidos, por cierto- fotografiando sólo con el modo "bajo" ya se aprecia la diferencia, sobre todo en las zonas más oscuras de la imagen.
Muestras: rango dinámico
Las capturas se han realizado con una Ricoh CX1
las capturas se han realizado con una ricoh cx1
DR apagado
las capturas se han realizado con una ricoh cx1
DR "Muy bajo"
las capturas se han realizado con una ricoh cx1
DR "Bajo"
las capturas se han realizado con una ricoh cx1
DR "Medio"
las capturas se han realizado con una ricoh cx1
DR "Alto"
Además, a diferencia de lo que suele ocurrir, no se trata sólo de levantar las sombras ajustando la curva de la imagen, sino que las zonas que aparecen quemadas con una exposición normal también recuperan puntos con este sistema.

Ricoh CX1
Ricoh CX1
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Si se trata de escenas muy contrastadas, eso sí, habrá que apurar la medición, porque si dejamos todo en manos de la cámara, corremos el peligro de que se sobreexponga en exceso la imagen para dar prioridad a las sombras. En todo caso, siempre se puede activar una opción que permite grabar una imagen "normal" y otra con este efecto de rango dinámico expandido.

Ricoh CX1
Ricoh CX1
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Pero, atención: según hemos podido observar, el modo DR sólo trabaja con una sensibilidad máxima de 200 ISO, por lo que si la luz no es muy buena, corremos el peligro de que la imagen quede trepidada.

Ricoh CX1
Ricoh CX1
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Lo mismo ocurre al trabajar con escenas en las que hay mucha acción (recordemos que se trata de unir dos tomas, o mejor dicho, dos versiones de un solo disparo) o en las que el fotógrafo está en movimiento: la fusión puede resultar bastante chapucera e inservible.

Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Tal y como se puede apreciar en el recorte de la imagen, ocasionalmente el modo DR muestra ciertos problemas a la hora de fusionar fotografías con movimiento o disparadas a pulso.

No ocurre muy a menudo, pero un pequeño porcentaje de las tomas recopiladas durante estos días con el modo DR mostraba estos síntomas.

Ruido sin milagros
¿Y qué ocurre con la calidad de la imagen y el ruido más allá de las virguerías que la CX1 sea capaz de hacer para estirar su rango dinámico?
Muestras: 9 MP
Las capturas se han realizado con una Ricoh CX1
las capturas se han realizado con una ricoh cx1
las capturas se han realizado con una ricoh cx1
las capturas se han realizado con una ricoh cx1
las capturas se han realizado con una ricoh cx1
las capturas se han realizado con una ricoh cx1
Pues pocas sorpresas en este terreno, nos tememos. Con un rango de sensibilidades situado entre 80 y 1600 ISO (y contra lo que algunos medios ya han publicado con un entusiasmo que a la vista de las muestras resulta difícil de explicar), la nueva Ricoh no consigue una mejora espectacular respecto a lo visto en modelos anteriores.
Muestras: 9 MP
Las capturas se han realizado con una Ricoh CX1
las capturas se han realizado con una ricoh cx1
las capturas se han realizado con una ricoh cx1
las capturas se han realizado con una ricoh cx1
Si trabajamos con los ajustes de sensibilidad más bajos no habrá ningún problema y disfrutaremos de unos resultados más que decentes (aunque a 100 ISO ya se empiezan a notar los efectos de un procesamiento de imagen bastante severo).
Muestras: sensibilidad
Las capturas se han realizado con una Ricoh CX1. Haz clic en la imagen para ver un recorte
las capturas se han realizado con una ricoh cx1. haz clic en la imagen para ver un recorte
80 ISO
las capturas se han realizado con una ricoh cx1. haz clic en la imagen para ver un recorte
100 ISO
las capturas se han realizado con una ricoh cx1. haz clic en la imagen para ver un recorte
200 ISO
las capturas se han realizado con una ricoh cx1. haz clic en la imagen para ver un recorte
400 ISO
las capturas se han realizado con una ricoh cx1. haz clic en la imagen para ver un recorte
800 ISO
las capturas se han realizado con una ricoh cx1. haz clic en la imagen para ver un recorte
1600 ISO
A 200 y 400 ISO, sin embargo, el ruido empieza a ser evidente si observamos las imágenes al 100%, más aún si se trata de un entorno mal iluminado. El ruido cromático se muestra con claridad a 800 ISO, y esto, unido a los destrozos del procesamiento, hace que las imágenes de estos dos últimos valores sean difícilmente utilizables.
Muestras: sensibilidad alta
Las capturas se han realizado con una Ricoh CX1
las capturas se han realizado con una ricoh cx1
400 ISO
las capturas se han realizado con una ricoh cx1
800 ISO
las capturas se han realizado con una ricoh cx1
1600 ISO
Habría que tener delante una R10 para poder comprobarlo, pero aunque posiblemente haya una cierta mejora, la verdad es que esperábamos algo más en este capítulo.
Una historia conocida
Retomando la pregunta que nos hacíamos al principio, de nuevo la cruda realidad de las muestras nos pone los pies sobre el suelo. Los sensores CMOS -al menos los que hemos visto hasta ahora- no son la panacea para mejorar la calidad de las cámaras compactas.

Ricoh CX1
Ricoh CX1
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Ricoh CX1
Ricoh CX1
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Lo comprobamos en su día con la Canon SX1 y la Sony HX1, y ahora lo ratificamos con esta Ricoh entre las manos.

Ricoh CX1
Ricoh CX1
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Ricoh CX1
Ricoh CX1
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Hay que reconocer, eso sí, que la CX1 aporta interesantes novedades a una fórmula ya conocida. Sin ir más lejos, las mejoras en la velocidad de disparo y el rango dinámico de las imágenes son incuestionables y justifican por sí solas la llegada de esta compacta.

Ricoh CX1
Ricoh CX1
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Sin embargo, la CX1 arrastra problemas ya conocidos (el sonido de la óptica y el enfoque), alguna que otra carencia (controles manuales y formato RAW, aunque tal vez sea mucho pedir) y sobre todo, no aporta grandes avances en esa agotadora batalla contra el ruido con sensibilidades elevadas.

Productos relacionados (1)
Artículos relacionados (1)
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar