Actualidad

Ricoh repite la receta y concibe una Caplio R7 de 8 MP con el ya clásico 28-200 mm

 
28
AGO 2007

Definitivamente, seis son los meses que necesita Ricoh para actualizar su saga Caplio R. Si la R6 tomó el relevo de la R5 antes de que ésta cumpliera el medio año de vida, la nueva Caplio R7 hace ahora lo propio. Sin variar ni un ápice la conocida fórmula que tiene en la óptica estabilizada de 28-200 milímetros su ingrediente principal, la compacta toma el relevo blandiendo un nuevo procesador de imagen y 8 megapíxeles.

Ricoh no ha querido faltar al "festival" de presentaciones que durante estos días está viviendo el sector fotográfico. La compañía nipona se ha presentado, así es, con una nueva Caplio R7 bajo el brazo que sigue la estela de sus predecesoras y vuelve a centrar la atención en el zoom angular y la estabilización mecánica.

Todo ello, como siempre, embutido en un pequeño y estilizado cuerpo metálico que apenas supera los 20 milímetros de grosor en su parte más delgada. Según las imágenes oficiales publicadas, la cámara estará disponible en tres acabados: negro, plata y rojo.

Ricoh Caplio R7
Ricoh Caplio R7
Ricoh Caplio R7
Ricoh Caplio R7

Tal y como ya hicieran sus predecesoras, la R7 conserva el zoom óptico de 7,1 aumentos, que ofrece unas focales equivalentes a 28-200 milímetros y una luminosidad de f3.3-5.2.

Nuevo procesador
Aunque las novedades de la recién presentada Ricoh llegan con cuentagotas, es cierto que la compañía resalta algunos puntos más allá del consabido argumento de la resolución. Y es que, como no podría ser de otra forma, la R7 llega provista de un sensor de 8 megapíxeles, un millón más que en la Caplio R6.

Así, entre las novedades, Ricoh apunta un nuevo procesador de imagen bautizado como Smooth Imaging Engine III. Pese a que se mantiene la escala de sensibilidades de la R6 (de 64 a 1600 ISO), la compañía asegura que el nuevo motor es capaz de ofrecer unos mejores resultados al trabajar con valores ISO elevados.

Ricoh Caplio R7
Ricoh Caplio R7

También es nuevo el mando de tipo joystick que sustituye al típico botón "ADJ" de sus predecesoras, y que permite manejar ajustes como el balance de blancos o la sensibilidad de la toma.

Igualmente, Ricoh enumera algunos nuevos modos de trabajo, como el que permite grabar una misma imagen con cinco niveles de brillo y contraste o el que almacena automáticamente una fotografía a tamaño completo y con una copia reducida para su publicación en un blog.

Sin embargo, no registra cambios la pantalla de 2,7 pulgadas y 230.000 píxeles de resolución o el sistema de detección facial. Dotada de una memoria interna de 24 MB, la R7 es compatible con tarjetas SD Card, SDHC y MMC.

Productos relacionados (2)
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar