• Fujifilm FinePix S5 Pro: primeras impresiones
  • Olympus E-400: primeras muestras
Prueba de producto
LA FóRMULA SE REPITE

Ricoh Caplio R5: toma de contacto y muestras

 
13
OCT 2006

Objetivo angular y estabilizador de imagen es una combinación que no requiere muchos más argumentos para resultar convincente. Ricoh lleva años empleando esta fórmula en sus Caplio R, que ahora tienen en la R5 a su más joven exponente. Casi idéntica a la Caplio R4, la resolución y la sensibilidad son sus aportaciones más notables. Nada mejor que comparar ambos modelos para comprobarlo.

Si algo funciona, mejor no tocarlo. De ser cierta esta máxima, la persistencia de Ricoh con su objetivo de 28-200 milímetros habría que considerarse como una buena noticia. Desde la Caplio R3, esta interesante óptica se ha convertido en uno de los signos de distinción de las compactas de Ricoh, en un escaparate en el que las focales angulares no acaban de popularizarse.

Ricoh Caplio R5
Ricoh Caplio R5
Foto: Iker Morán (Quesabesde)
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

La recién llegada Caplio R5, por tanto, no varía ni este argumento ni la siempre presente estabilización óptica del objetivo, ni tampoco el espectacular enfoque macro de hasta 1 centímetro. En su lugar, la apuesta va encaminada a un ligero retoque estético de la cámara -con altibajos, como veremos- y a aumentar la resolución y la sensibilidad a 7 megapíxeles y 1600 ISO, respectivamente.

Cuestión de sonido
Los anteriores acercamientos a las Caplio de este segmento han concluido habitualmente con un sabor agridulce que entibiaba el entusiasmo inicial hacia la óptica y el diseño. Una cierta decepción generada sobre todo por algunos detalles que merecen ser resueltos de una vez por todas.

Ricoh Caplio R5
Ricoh Caplio R5
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

En este rápido encuentro con la renovada R5 la sensación, nos tememos, va por el mismo camino. Y es que siguen sorprendiendo los sonidos que realiza la cámara a la hora de desplegar su potente zoom de más de 7 aumentos o en el momento de buscar un punto de enfoque. Una tarea que, si bien se resiste con baja luz, normalmente y pese al molesto sonido del mecanismo suele acabar con éxito.

Foto: Iker Morán (Quesabesde)
Foto: Iker Morán (Quesabesde)
Foto: Iker Morán (Quesabesde)
La R5, con la parte frontal plateada, guarda un enorme parecido con su predecesora, la R4.

Colocada junto a su predecesora, la Caplio R4, queda claro que las líneas generales del diseño han sido respetadas. Compacta, estilizada y con apariencia metálica -no hay que descuidar la tapa del compartimento para la batería y la tarjeta SD Card- nos seguimos decantando por el acabado en negro con la franja central metalizada. Cuestión de preferencias, claro está.

Ergonomía retocada
Pese al aspecto tan similar, los pequeños detalles y la reubicación de algunos mandos permiten diferenciar ambos modelos, aunque sería discutible cuál de las dos configuraciones resulta más práctica.

Foto: Iker Morán (Quesabesde)
Foto: Iker Morán (Quesabesde)
El botón para activar o desactivar la estabilización óptica desaparece en la R5, que en ambas imágenes está situada a la izquierda.

Así, de la parte superior ha desaparecido el mando dedicado a activar o desconectar el estabilizador de imagen. La R5 naturaliza esta prestación y sólo es posible toparse con ella -suponiendo que alguien no quiera utilizarla- escondida al final del menú de ajustes de la cámara.

Foto: Iker Morán (Quesabesde)
Foto: Iker Morán (Quesabesde)
La R5, en un primer plano, pierde el botón para activar la estabilización óptica que tenía la R4.

Más polémica resulta la mutación sufrida por el mando encargado de controlar el zoom. En lugar del sistema basculante de la R4, en la nueva Caplio se opta por miniaturizarlo y darle un nuevo aspecto en forma de diminuta palanca.

Muestras: focales
Las capturas se han realizado con una Ricoh Caplio R5
las capturas se han realizado con una ricoh caplio r5
angular (28 mm)
las capturas se han realizado con una ricoh caplio r5
tele (200 mm)
Pese a que la discreción estética puede ganar puntos con esta apuesta, el manejo de dicho mando llega a resultar impracticable cuando se desea realizar algún cambio rápido de focal o buscar una posición concreta.
Más detalle y menos ruido
Trasladando las comparaciones a un plano más práctico que estético, las primeras imágenes que hemos podido ver de la R5 demuestran que, efectivamente, se ha realizado un cierto avance con respecto a su predecesora.
Muestras: 7 MP
Las capturas se han realizado con una Ricoh Caplio R5
las capturas se han realizado con una ricoh caplio r5
las capturas se han realizado con una ricoh caplio r5
De entrada, llama la atención que ambos modelos compartan cierta tendencia a la subexposición de las imágenes. Una sensación que se acrecienta en la R5, cuya pantalla -sin modificar la configuración original- parece algo más oscura.

Ricoh Caplio R5
Ricoh Caplio R5
Foto: Iker Morán (Quesabesde)
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

El millón de píxeles añadidos al sensor de la R4 para configurar el CCD de la R5 aporta su granito de arena a la hora de ofrecer imágenes con algo más de detalle y, sobre todo, más nitidez.

Muestras: 7 MP
Las capturas se han realizado con una Ricoh Caplio R4 (a 6 megapíxeles) y una Ricoh Caplio R5 (a 7 megapíxeles)
las capturas se han realizado con una ricoh caplio r4 (a 6 megapíxeles) y una ricoh caplio r5 (a 7 megapíxeles)
Caplio R4
las capturas se han realizado con una ricoh caplio r4 (a 6 megapíxeles) y una ricoh caplio r5 (a 7 megapíxeles)
Caplio R5
las capturas se han realizado con una ricoh caplio r4 (a 6 megapíxeles) y una ricoh caplio r5 (a 7 megapíxeles)
Caplio R4
las capturas se han realizado con una ricoh caplio r4 (a 6 megapíxeles) y una ricoh caplio r5 (a 7 megapíxeles)
Caplio R5
En el terreno de la sensibilidad también se pueden apreciar ligeros avances que, teniendo en cuenta el aumento de la resolución, posiblemente deben su mejora a un optimizado sistema de procesamiento de la imagen y de limpieza del ruido.

Así, si en la R4 el ruido electrónico ya es perceptible a 200 ISO, la misma imagen en la R5 aparece más limpia. Y lo mismo ocurre a 400 ISO: si la iluminación no es muy escasa, las fotografías captadas con la R5 pueden ser totalmente aprovechables.

Muestras: sensibilidad
Las capturas se han realizado con una Ricoh Caplio R5 y una Ricoh Caplio R4
las capturas se han realizado con una ricoh caplio r5 y una ricoh caplio r4
400 ISO (R5)
las capturas se han realizado con una ricoh caplio r5 y una ricoh caplio r4
800 ISO (R5)
las capturas se han realizado con una ricoh caplio r5 y una ricoh caplio r4
1600 ISO (R5)
las capturas se han realizado con una ricoh caplio r5 y una ricoh caplio r4
400 ISO (R4)
las capturas se han realizado con una ricoh caplio r5 y una ricoh caplio r4
800 ISO (R4)
Llevando esta pauta al extremo, a 800 ISO las diferencias resultan mucho más evidentes entre ambos modelos, incluso en las zonas más iluminadas de la imagen. Aunque a 1600 ISO no hay con qué comparar, se podría decir que la R5 alcanza en este punto los niveles de ruido que la R4 mostraba a 800 ISO.

Ricoh Caplio R5
Ricoh Caplio R5
Foto: Iker Morán (Quesabesde)
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Más allá de los efectos en la reducción del ruido -a primera vista no se observan problemas generados por un procesamiento muy agresivo-, también es visible la diferencia de contraste y saturación que presentan las imágenes de ambos modelos.

Muestras: estabilizador
Las capturas se han realizado con una Ricoh Caplio R5
las capturas se han realizado con una ricoh caplio r5
desactivado
las capturas se han realizado con una ricoh caplio r5
activado
En este caso, será el usuario quien deberá juzgar si se decanta por el aspecto más atractivo -a primera vista- de los resultados de la R5 o los tonos de color más reales que ofrece la R4.
Mantener el ritmo
Llegados a este punto, y a la espera de realizar pruebas más exhaustivas con la Caplio R5, la duda que puede plantearse el comprador es si la nueva apuesta de Ricoh supone una actualización interesante o una concesión más a los ritmos de renovación impuestos por el mercado.

Ricoh Caplio R5
Ricoh Caplio R5
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

La respuesta es complicada, porque la R5 parece arrastrar algunos de los problemas ya detectados en su predecesora -vinculados, por ejemplo, al objetivo-, pero introduce sutiles mejoras en cuanto a resolución, rendimiento a sensibilidades altas y, a primera vista, reducción de las aberraciones cromáticas.

Ricoh Caplio R5
Ricoh Caplio R5
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

De lo que no cabe duda es que la propuesta de Ricoh, consistente en un objetivo de 28-200 milímetros listo para llevar en el bolsillo, sigue siendo una idea muy apetitosa para un buen número de usuarios.

Productos relacionados (2)
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar