• Panasonic DMW-SDP1: toma de contacto
  • Casio Exilim EX-Z1200 y Panasonic Lumix DMC-FX100: primeras muestras
Prueba de producto
CLASICISMO EN 24 MILíMETROS

Ricoh Caplio GX100: toma de contacto y muestras

 
18
MAY 2007

Aunque no sea la batalla más feroz, el frente abierto en el escaparate de compactas con ópticas de marcado angular es uno de los más interesantes. Ricoh, veterana en esta lucha, ha dado una vuelta de tuerca más a la idea con la Caplio GX100 y su objetivo de 24 milímetros. Controles manuales, diseño exquisito, un peculiar visor electrónico extraíble y un precio algo elevado son las señas de identidad de una de las compactas más especiales que han pasado por nuestras manos.

Teórica sucesora de la Caplio GX8, lo cierto es que la GX100 recuerda más a la GR Digital. Un parecido que no se limita a un primer vistazo, sino que queda reforzado tras pasar unos días con la cámara. Los exquisitos guiños clásicos, la disposición de los mandos o la forma de trabajo propuesta obliga a pensar que Ricoh ha querido seguir la senda de aquella GR Digital.

Ricoh Caplio GX100
Ricoh Caplio GX100
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

QUESABESDE.COM ha tenido ocasión de probar uno de los primeros modelos que han aterrizado a España. A la espera de concluir un análisis más detallado, el carácter especial de la GX100 bien justifica echar un primer vistazo a las primeras imágenes obtenidas y las sensaciones que transmite entre las manos.

Ricoh Caplio GX100
Ricoh Caplio GX100
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

El Parc Güell de Barcelona ha sido el escenario elegido para este primer acercamiento. Además de la difícil tarea de sortear los turistas nipones que ya abarrotaban la zona desde primera hora, la GX100 ha tenido que enfrentarse a ese complejo juego de detalles y colores de los mosaicos de Gaudí y a los contrastes generados por la luz de primera hora de la mañana.

Ergonomía perfecta
Tal vez seducidos por un amor -o contacto- a primera vista, la verdad es que la GX100 puede presumir de uno de los cuerpos mejor diseñados del mercado. Elegante, manejable y discreta -sobre todo si prescindimos del parasol-, su control basado en una rueda frontal y otra trasera con pulsador incluido es, sencillamente, genial.

Con una pulsación seguida de un giro, el usuario puede acceder y modificar cada uno de los parámetros más importantes de la toma (sensibilidad, balance de blancos, enfoque...) y configurar este menú para que muestre las opciones deseadas.

Ricoh Caplio GX100
Ricoh Caplio GX100
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Ricoh Caplio GX100
Ricoh Caplio GX100
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

El cuerpo metálico rematado en negro mate y con una empuñadura que imita la piel parece ser consciente del tipo de usuario que está dispuesto a pagar los 500 euros que cotiza. Es por eso que en la GX100 no faltan opciones como el control totalmente manual, la grabación en RAW o el enfoque manual.

Ricoh Caplio GX100
Ricoh Caplio GX100
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Como no hay amor perfecto, hemos de añadir que lo que menos nos ha gustado de la ergonomía es -precisamente- el control del enfoque manual a través del dial trasero, en lugar de cualquiera de las dos ruedas disponibles. También está lejos de convencernos el pequeño mando que se encarga de controlar el zoom.

Ricoh Caplio GX100
Ricoh Caplio GX100
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

La pantalla de 2,5 pulgadas muestra un comportamiento soberbio, con una visibilidad lateral sorprendente. Aunque es cierto que a pleno sol el entusiasmo hacia el monitor pierde fuerza, bastaría con recurrir al visor electrónico opcional para volver a enamorarse de la cámara.

Ricoh Caplio GX100
Ricoh Caplio GX100
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Ricoh Caplio GX100
Ricoh Caplio GX100
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
El visor electrónico extraíble VF-1 puede rotar hasta 90 grados.

Aunque este peculiar aparato adaptable a la zapata de la cámara padece de las limitaciones de la inmensa mayoría de visores electrónicos -sobre todo si insistimos en compararlos con uno óptico o réflex-, las posibilidades de encuadre que ofrece gracias a su movilidad de 90 grados y la elegancia que confiere al agarre de la cámara son dignas de mención.

Angular apetecible
Si insistimos en la idea de comparar la GX100 con la GR Digital, sería difícil establecer cuál de las dos pertenece a una gama superior. Aunque a la vista de los precios el honor correspondería a la segunda, la verdad es que la GX100 ha optado por una serie de argumentos actualizados que la hacen más apetecible.

Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
La GX100 junto a varios de los accesorios disponibles para ella: el conversor angular, el visor electrónico y el parasol.

El objetivo es, sin duda, una de sus mejores bazas. Frente a los 28 milímetros y al diafragma de f2.4 de la GR Digital, la nueva compacta equipa un espectacular zoom de 24-72 milímetros que sacrifica algo de luminosidad (f2.5-4.4), pero que configura uno de los angulares más extremos del escaparate.

Ricoh Caplio GX100
Ricoh Caplio GX100
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Si aún así se nos queda corto, es posible acceder a una cobertura de 19 milímetros mediante el conversor opcional DW-6 de Ricoh, que multiplica la focal por 0,79x.

Muestras: focales
Las capturas se han realizado con una Ricoh Caplio GX100
las capturas se han realizado con una ricoh caplio gx100
conversor (19 mm)
las capturas se han realizado con una ricoh caplio gx100
angular (24 mm)
las capturas se han realizado con una ricoh caplio gx100
tele (72 mm)
Más allá de las implicaciones ópticas -no es habitual tener una compacta entre las manos que ofrezca esta focal- el uso de este conversor también supone convertir la discreta presencia de la cámara en un modelo que llama poderosamente la atención.

Con la memoria puesta en la citada GR y su poco silencioso objetivo, es agradable comprobar que el zoom de la GX100 es rápido, eficaz y sigiloso en su despliegue. El enfoque sí es algo más ruidoso, aunque no parece llegar a los niveles de la GR Digital.

Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
La lente de conversión opcional DW-6 transforma la focal mínima de la GX100 a 19 milímetros.

Si bien la velocidad no es el punto más fuerte de este sistema de enfoque, tanto su precisión como el siempre espectacular macro de 1 centímetro merecen ser destacados.

Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
La GX100 también cuenta con un parasol.

Aunque es uno de los aspectos menos publicitados de esta cámara -de hecho, la opción correspondiente hay que buscarla perdida entre los menús- no hay que olvidar que, como la inmensa mayoría de compactas de Ricoh, la GX100 también cuenta con un sistema de estabilización mecánica que minimiza las vibraciones.

Claroscuros
Estas primeras buenas impresiones, no obstante, requieren ciertos matices no carentes de importancia. Pasando por alto la holgura que presenta el módulo más avanzado del objetivo, las aberraciones cromáticas son uno de los principales problemas del conjunto óptico.

Ricoh Caplio GX100
Ricoh Caplio GX100
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Ricoh Caplio GX100
Ricoh Caplio GX100
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Tal y como puede apreciarse en las primeras muestras obtenidas, la GX100 consigue sobrellevar las contrastadas escenas de las primeras horas de la mañana. Sin embargo, al enfrentarse a cualquier tipo de contraluz, los temidos halos púrpura se cuelan irremediablemente en la imagen.

Muestras: 10 MP
Las capturas se han realizado con una Ricoh Caplio GX100
las capturas se han realizado con una ricoh caplio gx100
las capturas se han realizado con una ricoh caplio gx100
las capturas se han realizado con una ricoh caplio gx100
las capturas se han realizado con una ricoh caplio gx100
las capturas se han realizado con una ricoh caplio gx100
las capturas se han realizado con una ricoh caplio gx100
Mejores noticias en cuanto a las aberraciones geométricas. A falta de hacer comprobaciones más detalladas, tanto los 24 milímetros como incluso la focal de 19 milímetros producen -como era previsible- un efecto de barrilete que está dentro de lo tolerable.

Ricoh Caplio GX100
Ricoh Caplio GX100
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Ricoh Caplio GX100
Ricoh Caplio GX100
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Aunque el oscurecimiento de los bordes no se presenta como un problema -ni siquiera abusando de angular y aberturas de diafragma-, sí hemos detectado una cierta pérdida de nitidez en los bordes de la imagen, sobre todo cuando se recurre a estas focales más cortas.

Resolución contra sensibilidad
Si los avances en la óptica son una buena noticia, más preocupación nos suscitó leer en el cuadro de especificaciones que la GX100 apostaba por un CCD de 10 megapíxeles embutidos en una superficie de 1/1,75 pulgadas. Más aún teniendo en cuenta los problemas con el ruido que ya presentaban los 8 megapíxeles de la GR Digital en un sensor de dimensiones muy parecidas.

Ricoh Caplio GX100
Ricoh Caplio GX100
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Con una escala de sensibilidades que va de 80 a 1600 ISO, la cámara consigue buenos resultados hasta 400 ISO. A partir de este punto, el ruido electrónico se hace visible y el sistema de reducción del mismo hace que la nitidez empiece a verse mermada.

Muestras: sensibilidad
Las capturas se han realizado con una Ricoh Caplio GX100. Haz clic en las imágenes para ver un recorte de 800 x 600 píxeles
las capturas se han realizado con una ricoh caplio gx100. haz clic en las imágenes para ver un recorte de 800 x 600 píxeles
80 ISO
las capturas se han realizado con una ricoh caplio gx100. haz clic en las imágenes para ver un recorte de 800 x 600 píxeles
100 ISO
las capturas se han realizado con una ricoh caplio gx100. haz clic en las imágenes para ver un recorte de 800 x 600 píxeles
200 ISO
las capturas se han realizado con una ricoh caplio gx100. haz clic en las imágenes para ver un recorte de 800 x 600 píxeles
400 ISO
las capturas se han realizado con una ricoh caplio gx100. haz clic en las imágenes para ver un recorte de 800 x 600 píxeles
800 ISO
las capturas se han realizado con una ricoh caplio gx100. haz clic en las imágenes para ver un recorte de 800 x 600 píxeles
1600 ISO
Sin que los resultados sean un desastre -será cada usuario quien otorgue o deniegue el calificativo de "utilizable" a esos 800 ó 1600 ISO-, la verdad es que estaríamos dispuestos a renunciar a parte de esos 10 megapíxeles a cambio de unos resultados mejores al disparar con sensibilidades altas.
Muestras: sensibilidad
Las capturas se han realizado con una Ricoh Caplio GX100. Haz clic en las imágenes para ver un recorte de 800 x 600 píxeles
las capturas se han realizado con una ricoh caplio gx100. haz clic en las imágenes para ver un recorte de 800 x 600 píxeles
400 ISO
las capturas se han realizado con una ricoh caplio gx100. haz clic en las imágenes para ver un recorte de 800 x 600 píxeles
800 ISO
las capturas se han realizado con una ricoh caplio gx100. haz clic en las imágenes para ver un recorte de 800 x 600 píxeles
1600 ISO
Por lo demás, a sensibilidades bajas la cámara presenta un buen comportamiento en cuanto a detalle, nitidez y rendimiento cromático (aunque sí es cierto que algunas fotografías parecen sufrir un procesamiento excesivo que les confiere cierta apariencia artificial).
Muestras: RAW
Las capturas se han realizado con una Ricoh Caplio GX100, disparando en RAW (DNG) y procesando las imágenes con los ajustes automáticos de Adobe Camera Raw 3.7
las capturas se han realizado con una ricoh caplio gx100, disparando en raw (dng) y procesando las imágenes con los ajustes automáticos de adobe camera raw 3.7
las capturas se han realizado con una ricoh caplio gx100, disparando en raw (dng) y procesando las imágenes con los ajustes automáticos de adobe camera raw 3.7
las capturas se han realizado con una ricoh caplio gx100, disparando en raw (dng) y procesando las imágenes con los ajustes automáticos de adobe camera raw 3.7
Muestras: RAW
Las capturas se han realizado con una Ricoh Caplio GX100, disparando en JPEG
las capturas se han realizado con una ricoh caplio gx100, disparando en jpeg
las capturas se han realizado con una ricoh caplio gx100, disparando en jpeg
las capturas se han realizado con una ricoh caplio gx100, disparando en jpeg
Curiosamente, los intentos realizados con las capturas RAW -en formato DNG, por cierto- y tratadas con los ajustes automáticos de Adobe Camera Raw han arrojado resultados más pobres que los conseguidos recurriendo al procesamiento que ofrece la propia cámara.
Entusiasmo con reservas
Tras las primeras jornadas con la Ricoh Caplio GX100 y con unos cuantos días más por delante para exprimir al máximo sus posibilidades, hemos pasado del entusiasmo inicial a colocarle unas cuantas comillas.

Ricoh Caplio GX100
Ricoh Caplio GX100
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Las mejoras respecto a la GR Digital son evidentes, sobre todo en el terreno óptico. Sin embargo, a falta de un análisis más sosegado, las aberraciones cromáticas y el ruido con sensibilidades medias obligan a matizar las buenas ideas que rezuma su cuerpo.

Ricoh Caplio GX100
Ricoh Caplio GX100
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Por lo demás, trabajar con esta cámara es un auténtico placer. En este sentido, la GX100 responde con creces a lo que su usuario tipo esperaría de ella. Y es que sus formas o el angular de 24 milímetros invitan a cierto tipo de fotografía que se sale del disparo indiscriminado y pretende algo más.

Productos relacionados (1)
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar