Actualidad

Los 8 MP de la Caplio 500G wide toman el relevo de la veterana todoterreno 400G

 
8
MAY 2006

Aunque la saga G de Ricoh -compuesta por cámaras resistentes al agua y al polvo- parecía sumida en el olvido, la firma ha decidido recuperarla. Con un renovado sensor de 8 megapíxeles y el mismo angular de 28 milímetros, la nueva Caplio 500G wide sustituye a la inveterada 400G y sigue orientada al sector de la construcción.

Dos años y medio ha tardado Ricoh en decidirse a actualizar su línea de cámaras todoterreno, capitaneada hasta ahora por la Caplio 400G wide. Como cabía esperar, el relevo asume la denominación 500G wide y tiene en el aumento de la resolución, que pasa de 3 a 8 megapíxeles, la novedad más considerable.

Pese al tiempo transcurrido, la 500G wide mantiene intacta la esencia de la saga y hace de la resistencia su rasgo distintivo. Gracias a la contundente carcasa que recubre el cuerpo, es resistente -asegura Ricoh- al agua, al polvo y a las caídas.

Ricoh Caplio 500G wide
Ricoh Caplio 500G wide

Pensada especialmente para los trabajos relacionados con la construcción, los datos oficiales aseguran que la cámara es capaz de operar bajo la lluvia, funcionar a 1 metro de profundidad bajo el agua, soportar caídas de hasta 1 metro de altura y desenvolverse en entornos con una gran concentración de polvo.

Del mismo modo, el gran tamaño de los mandos -apunta Ricoh- permite manejar la cámara con guantes. Completan el listado de prestaciones especialmente encaminadas en este sentido un modo denominado CALS, capaz de optimizar las imágenes para su uso electrónico en aplicaciones vinculadas a la construcción.

Sensibilidad elevada
Aunque en las focales de la óptica no se han registrado cambios -se mantiene el zoom óptico de 3 aumentos, que se desplaza desde los 28 a los 85 milímetros, y un conversor opcional para 22 milímetros- la 500G sí llega provista de otras novedades.

Entre ellas cabe destacar la sensibilidad, que se mueve entre 64 hasta 1600 ISO. Ricoh se refiere a esta prestación como un sistema antivibraciones, destinado a mejorar los resultados en escenas de interiores y de escasa luminosidad.

En este misma senda, la remodelada cámara apuesta por un nuevo flash con una cobertura de hasta 10 metros (empleando una focal angular) o de 6,5 metros (cuando se utilizan las focales más largas).

La pantalla, cómo no, también ha aprovechado estos 30 meses para evolucionar. Así pues, sin renunciar al visor óptico, la Caplio 500G wide llega dotada de un monitor LCD trasero de 2,5 pulgadas de diagonal y 153.000 píxeles.

Compatible con el estándar de impresión directa PictBridge, las tarjetas SD Card son el soporte seleccionado para guardar las fotografías capturadas.

Productos relacionados (2)
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar