• "Hacer buenas fotos ya no basta"
  • "No tenemos intención de imponer nada en el mercado"
Entrevista
RICARDO CASES, FOTóGRAFO

"Los medios españoles tienen una dinámica muy conservadora con los fotógrafos"

4
Foto: Ricardo Cases
22
OCT 2014

British Journal of Photography dedicaba su número del pasado mes de julio a la nueva generación de fotógrafos españoles. La decana revista incluía una entrevista con Ricardo Cases, autor de varios fotolibros. Entre ellos, “Paloma al aire”, un trabajo que la misma publicación había elogiado cuando vio la luz en 2011. De hecho esa ópera prima cambió la trayectoria de este fotógrafo alicantino perteneciente al colectivo BlankPaper. Medios como Time o Le Monde se fijaron rápidamente en su trabajo, y ya no es raro ver sus inconfundibles fotos a golpe de flash ilustrando las páginas de las principales cabeceras internacionales. Esta semana presenta en Madrid su nueva obra, “El porqué de las naranjas”, editada por MACK, de la que nos da unas primeras pinceladas durante una breve charla.

¿Cuándo comenzaste a trabajar en “El porqué de las naranjas”?

Cuando estaba terminando mi anterior trabajo, “Paloma al aire”, me fui a Valencia a vivir. Murieron mi madre y un amigo, y necesitaba un cambio. Me vino muy bien mudarme, porque el gran caladero de los colombaires [aficionados a los palomos] es el Levante. Me animó Julián Barón, quien me invitó a dar clases en la escuela de BlankPaper de Castellón y Valencia.

El título “El porqué de las naranjas” trata de jugar con la idea de proyecto. Hasta ese momento cada trabajo tenía un planteamiento definido, un mundo que retratar y unos límites más claros de los motivos que fotografiaba. Necesitaba romper con esta rigidez y trabajar sin una pauta, reírme de la necesidad temática pensando en un título absurdo lo suficientemente flexible como para que no me coartara haciendo fotos.

Foto: Ricardo Cases
Cases habló recientemente con Quesabesde a propósito de su libro "El porqué de las naranjas". Este viernes lo presenta en la escuela BlankPaper de Madrid.

Así que pensé en este título en forma de pregunta, intentando provocar un recorrido, y comencé a salir a trabajar sin rumbo fijo, dejándome llevar por el azar y por un lugar, Valencia, que por el paisaje, la luz y el carácter me resultaba familiar [Cases es de la localidad alicantina de Orihuela]. Paralelamente me interesaba jugar con el momento personal que estaba atravesando, hacer fotos para un diario fotográfico. Más adelante compré un diario viejo en el rastro de Mestalla en el que iba destilando la producción de fotos.

"Con 'El porqué de las naranjas' necesitaba romper con esta rigidez y trabajar sin una pauta, reírme de la necesidad temática"

Poco a poco las fotos iban definiendo una secuencia y comenzaban a sugerirme significados que estaban relacionados con la identidad del Levante, pero también con la coyuntura que atraviesa el país. Traté de desarrollar un juego simbólico alrededor de estos dos motivos articulando la narración con la excusa de las naranjas, una fruta que puede considerarse un símbolo del Levante. Las fotos persiguen esta dualidad: por un lado se muestran optimistas, con una luz y un color vibrantes, y por otro mantienen un mensaje decadente.

el porqué de las naranjas
Foto: Ricardo Cases
el porqué de las naranjas
Foto: Ricardo Cases

El uso del flash define en gran parte la estética de tus fotos. ¿En qué momento decidiste apostar por esta técnica?

Trabajando en el diario El Mundo me encargaron un reportaje el día de la Virgen del Pilar. Se pretendía batir el récord Guinness de mujeres llamadas Pilar juntas en La Vaguada. Hacía un sol radical, era mediodía y había una luz vertical muy dura. En una lucha por compensar esta luz usé el flash. El resultado me pareció muy interesante, y hasta el día de hoy no he parado de usarlo.

¿No te parece que los temas políticos están un tanto olvidados por muchos fotógrafos documentales españoles?

Creo que esto es una cuestión muy personal. Cada fotógrafo hace lo que le parece oportuno. No creo que haya que hacer una cosa concreta, pero sí me parece difícil que trabajes en un lugar y no te afecte lo que sucede a tu alrededor. De todos modos considero que sí van apareciendo trabajos que van en esta línea, como “Karma”, de Óscar Monzón, o “Tauromaquia”, de Julian Barón.

el porqué de las naranjas
Foto: Ricardo Cases
el porqué de las naranjas
Foto: Ricardo Cases

Hay un gran auge de lo que algunos llaman fotolibro. ¿Cómo definirías ese formato?

Es muy complicado acotar estas cosas. Para mí hay un punto de inflexión con el libro de David Jiménez “Infinito”. En el siglo pasado los fotógrafos españoles trabajaban mucho la idea de libro o catálogo como apoyo a una exposición, pero no se han prodigado los libros como se entienden ahora. Hay algunas excepciones, como es el caso de la colección de “Palabra e Imagen”, pero el libro de David fue un claro ejemplo de las posibilidades que tiene este soporte, de su autonomía para poder contar un proyecto.

¿De qué forma tus libros te han ayudado a lograr encargos profesionales?

Paralelamente a mis trabajos personales yo trabajo como fotógrafo haciendo encargos, sobre todo en prensa. El año en que publiqué “Paloma al aire” comenzó la debacle de esta industria en nuestro país y dejaron de encargarme reportajes. Este libro le dio visibilidad a mi trabajo y comenzaron a llamarme algunos editores de publicaciones de fuera justo cuando pensaba que tendría que dedicarme a otra cosa. A veces un proyecto personal puede provocar un encargo profesional.

"Tras publicar mi primer libro comenzaron a llamarme editores de fuera justo cuando pensaba que tendría que dedicarme a otra cosa"

Fórmulas como Amparo pueden ser interesantes para encontrar este tipo de soluciones profesionales. Se trata de una plataforma de representación que creamos cuatro fotógrafos con la editora Amparo Escobedo.

el porqué de las naranjas
Foto: Ricardo Cases
el porqué de las naranjas
Foto: Ricardo Cases

¿No te han salido encargos en España?

Pienso que los medios españoles tienen una dinámica muy conservadora con los fotógrafos. He estado años trabajando en el mundo editorial y he visto cómo apenas había riesgo; mantenían años y años los mismos fotógrafos.

"La deriva que llevan las revistas estos años va en contra de las posibilidades de la fotografía y del periodismo"

Sería interesante que los editores y los medios tuvieran mayor independencia y pudieran apostar por la mirada de los fotógrafos. La deriva que llevan las revistas estos años va en contra de las posibilidades de la fotografía y del periodismo.

Foto: Ricardo Cases
el porqué de las naranjas
Foto: Ricardo Cases

Eres profesor de fotografía. ¿Cómo influye eso en tu trayectoria como fotógrafo?

Me mantiene más despierto, más preocupado por lo que sucede en la fotografía contemporánea y por revisar a los clásicos. Además, las clases generan debates y reflexiones sobre fotografía que acaban enriqueciendo tu trabajo.

4
Comentarios
Cargando comentarios