COMPARTIR

Reuters retira la foto de un rebelde libio con un lanzagranadas ante las sospechas de manipulación  

28
SEP 2011

Cuando todavía colea el archiconocido asunto de las piernas de la ministra de Defensa española, una nueva fotografía se suma a la interminable lista de imágenes puestas en cuarentena por la comunidad de lectores. En este caso, y ante las dudas que ha despertado, la agencia Reuters ha decidido curarse en salud y ha retirado la instantánea del tunecino Anis Mili en la que se ve un rebelde libio disparando un lanzagranadas.

El curioso aspecto que presenta la estela del arma vista desde atrás no tardó en despertar las sospechas de los internautas una vez que la imagen apareció publicada en Full Focus, el blog donde la agencia reúne las mejores fotografías del día.

Foto: Anis Mili / Reuters

Aunque la imagen sí ha desaparecido de esta selección, todavía puede encontrarse en otro reportaje fotográfico de Reuters sobre el conflicto en Libia. Es aquí donde aparecen los datos de la toma, realizada en la ciudad de Sirte y publicada originalmente el pasado 24 de septiembre.

Como suele ocurrir en estos casos, los comentarios en torno a la instantánea se reparten entre quienes están convencidos de que se trata de un montaje realizado con Photoshop (las sombras no coinciden, la estela de fuego creada por el disparo es irreal...) y los que defienden su veracidad.

Las piernas de la ministra
Si bien se trata de dos situaciones muy diferentes (fotoperiodismo frente a una fotografía de moda), este nuevo caso llega poco después del revuelo suscitado por la fotografía de Carme Chacón que vio la luz el pasado fin de semana en el primer número de la revista S Moda, que editan conjuntamente El País y Condé Nast.

Tras las sospechas iniciales sobre la manipulación de las piernas de la ministra, los fotógrafos y los editores de la publicación salieron al paso explicando que todo era consecuencia de un efecto óptico. Incluso el mismo suplemento publicó pocas horas después un artículo en el que se explicaba con un ejemplo gráfico cómo adoptar la singular postura con la que aparecía la política socialista en la polémica foto.

Pese a las explicaciones dadas, la opinión más generalizada -y con pocos visos de cambiar- sigue dando por buena la teoría de la manipulación: las piernas fueron intercambiadas, sostiene la mayoría en redes sociales y foros, o cuando menos se ha realizado un retoque extraño en el muslo izquierdo que hace que la postura de la ministra parezca antinatural.

¿Deberían aportar los fotógrafos o editores de S Moda alguna prueba más para aclarar definitivamente la cuestión o esa presunción de culpabilidad que se le cuelga a cualquier fotografía sospechosa resulta torticera?

Este medio se ha intentado poner en contacto con los fotógrafos y editores del suplemento de El País para que expliquen detalladamente lo que ocurrió con la ya famosa imagen y, si lo creían conveniente, mostrar los originales y los archivos RAW. Una oferta que, por ahora, no ha obtenido respuesta.

0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar