Actualidad

Mitsubishi exhibirá retroproyectores láser en enero de 2008

 
25
JUN 2007

Aunque aún habrá que esperar medio año para verlos en acción, Mitsubishi mostrará el próximo enero en el salón CES 2008 retroproyectores de gran pantalla basados en la tecnología de iluminación láser. Longevidad, estilización y un rango de colores que casi triplica el de otras tecnologías son las armas con las que estos dispositivos intentarán conquistar un hueco en el mercado.

La tecnología láser, una de las candidatas a competir contra las poderosas LCD o plasma, podría alcanzar su concreción comercial el año que viene de la mano de Mitsubishi. La firma nipona ha confirmado su apuesta por este sistema, anunciando que en el salón estadounidense CES 2008 exhibirá varios retroproyectores láser de gran pantalla que tendrán su más poderoso argumento en la reproducción del color.

Así lo ha asegurado un directivo de Mitsubishi en un artículo publicado en la edición on-line del rotativo estadounidense The New York Times, en el que se analiza el futuro de las tecnologías LED y láser en los dispositivos de visionado.

Ausencia destacada en la pasada edición del CES, aún no está confirmado si los televisores que se exhibirán en enero serán modelos comerciales o prototipos, pero la misma fuente se muestra convencida de que los retroproyectores láser "crearán una nueva categoría en el mercado de los televisores de grandes acabados".

Más del 90% de la percepción
El sistema láser propone sustituir la retroiluminación blanca constante por tres rayos láser, uno por cada color primario: rojo, verde y azul. La principal ventaja reside en la reproducción cromática, ya que cada uno de estos tres colores se muestra preciso y muy saturado independientemente.

Según Jean-Michel Pelaprat, directivo de Novalux -una las empresas dedicadas a la fabricación de los láseres-, esta tecnología "será capaz de ofrecer más del 90% del rango de colores que nuestros ojos pueden ver".

En palabras de Pelaprat, "la gama de colores del plasma y del LCD sólo alcanza el 40 y el 35%, respectivamente".

Otra de las ventajas es la prolongada esperanza de vida prometida. Los dispositivos de proyección actuales exigen un cambio de lámpara cada uno o dos años de uso (de 1.000 a 3.000 horas), suponiendo un desembolso adicional de varios cientos de euros con el paso de los años.

El láser también favorece la estilización de los retroproyectores que podrían reducir su profundidad hasta los 15 ó 20 centímetros, potencialmente.

0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar