• Cosas del marketing
  • Panfletos de humor
OpiniónContando píxeles

Megapíxeles empíricos

 
4
DIC 2006

Estas últimas semanas se han publicado varias referencias a un artículo de un periodista del New York Times sobre la resolución de las cámaras digitales. Aunque la guerra de los megapíxeles no sea -ni mucho menos- un tema original, el enfoque dado se antojaba bastante original y divertido.

La mayoría de los encuestados no supo distinguir a qué resolución correspondía cada una de las imágenes

En realidad, se trataba de un experimento para derribar de una vez por todas el mito de los megapíxeles -y aguarles las fiestas navideñas a unos cuantos publicistas. Dicho periodista imprimió tres copias en papel de 40 x 60 centímetros a partir de fotografías digitales de 13, 8 y 5 millones de píxeles, e improvisó una encuesta en Times Square.

Aunque comenta que en el laboratorio donde realizó las copias le decían que estaba loco y que la diferencia entre una y otra imagen sería enorme, después de 45 minutos de experimento -oh, sorpresa- la inmensa mayoría de los transeúntes no supo distinguir a qué resolución correspondía cada una de las imágenes.

Antes de que empiecen a aplaudir, de asentir con la cabeza y de -como un servidor- barajar la posibilidad de tatuarse el nombre de tan intrépido investigador, les recomiendo releerse el artículo original. Justo entonces descubrirán que, pese a las acertadas y obvias conclusiones, la formulación del experimento carecía de mucho fundamento.

Pese a las acertadas y obvias conclusiones, la formulación del experimento carece de fundamento

Y es que no se había tomado una misma imagen fotografiada con tres cámaras diferentes de 5, 8 y 13 megapíxeles, sino que se habían obtenido tres tamaños diferentes escalando la fotografía original de 13 millones de puntos para obtener dos versiones más pequeñas.

Claro que nadie fue capaz de notar la diferencia. De hecho, supongo que ya está siendo estudiada por especialistas la increíble agudeza visual de ese 5% que sí notó alguna diferencia. Porque si partimos de una imagen de 13 megapíxeles -capturada probablemente con una SLR, dada la resolución- cualquier versión obtenida a partir de un reescalado a la baja gozará de una calidad más que suficiente para llegar a una copia de 40 x 60 sin ningún problema.

Partiendo de una imagen de 13 MP, una versión reescalada goza de calidad suficiente para copias de 40 x 60

Todos estamos de acuerdo con esa conclusión, repetida aquí y allí cientos de veces. Por si acaso, ahí va una más: resolución no equivale a calidad. Sin embargo, tal vez lo realmente interesante hubiera sido coger tres compactas de 6, 8 y 10 megapíxeles, repetir la jugada y comprobar que sobre el papel las diferencias, si existen, son mínimas.

De hecho, ya que hemos viajado hasta Manhattan para repetir el experimento en el mismo entorno, podemos aprovechar el viaje y, si nuestros encuestados tienen paciencia suficiente, les podemos explicar qué es el ruido y animarles a comprobar cuál de las tres imágenes tiene más puntitos de colores; convencerles de que, si quieren ponerse sibaritas a la hora de comprar una cámara, más vale preocuparse por la óptica, el estabilizador o la sensibilidad y hacer oídos sordos a los cantos de sirena de la resolución.

El experimento no hará que las masas se manifiesten reclamando 6 MP con un 800 ISO impecable

No obstante, mucho me temo que el experimento de los megapíxeles no servirá demasiado. Ni las masas enfurecidas por el engaño -"la verdad sobre las cámaras digitales", se titulaba el iluminado artículo- se manifestarán reclamando 6 megapíxeles con un 800 ISO impecable, ni los departamentos de marketing se echarán a temblar y dejarán de repetir que ahora ofrecen más resolución por el mismo precio. A tanto el kilo de megapíxeles, oiga.

Decepcionado por el experimento neoyorquino y con la oscura intención de convertirme yo también en un gurú digital -dado lo copado que está el ranking internacional y nacional, me conformaré con una categoría local o incluso vecinal- se me ha ocurrido improvisar otra interesante experiencia empírica.

También en este caso es posible trazar las conclusiones por adelantado y esperar a que los datos confirmen lo que ya todos sabemos y parece que nos cuesta entender: a las marcas les da absolutamente igual nuestras continuas monsergas sobre la inutilidad de tanto megapíxel y están dispuestas a seguir por esta línea.

A las marcas les da igual nuestras monsergas sobre la inutilidad de tanto megapíxel

Y para demostrarlo, sólo hace falta un listado con las cámaras presentadas a lo largo de 2006 -la inestimable colaboración del departamento informático de QUESABESDE.COM es vital en este punto- y una sencilla calculadora.

Dando por bueno que a lo largo de estos doce meses han salido a la luz 154 modelos compactos -contando sólo las marcas más conocidas del sector-, ¿a qué no adivinan cuántas de ellas han sido de 4 megapíxeles? Según mis cuentas, cinco cámaras. Todas ellas de gama baja y con precios en torno a los 100 euros.

Más interesante resulta cruzar este dato con la docena de compactas que ya lucen 10 megapíxeles en su sensor. Es decir, casi un 8% frente a un exiguo 3,6% de las de 4 megapíxeles.

De los 154 modelos compactos que han visto la luz este año, sólo cinco son de 4 MP y una docena son de 10

Si saltamos a la siguiente categoría, sólo hay 14 modelos de 5 megapíxeles. Un 10% que poco parece frente al 43% que representan las cámaras de 6 millones de píxeles (60 modelos) o el 25% de las de 7 megapíxeles (35 cámaras).

Tampoco hay que sacar la bola de cristal para adivinar qué se avecina el próximo año: cámaras de 4 megapíxeles extinguidas; las de 5 serán una rareza del pasado; 6 y 7 serán los mínimos -ya casi lo son- para poder salir a la calle con la cabeza alta, y los 12 megapíxeles ya habrán instalado su tiranía.

Si pese a la evidencia sigue siendo escéptico, aproveche estos días festivos que se avecinan para acercarse a cualquier escaparate y haga sus propias cuentas. O póngase en la puerta de un centro comercial y, si no muere aplastado, pregunte a los inocentes transeúntes si prefieren una cámara de 6 ó 10 megapíxeles. Seguro que el 96,78% de los encuestados le ayudará a comprender la cruel realidad.

La columna de opinión "Contando píxeles" se publica, normalmente, el primer y tercer lunes de cada mes.

0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar