Actualidad

RED tienta al fotógrafo profesional con un sistema modular con bayoneta Nikon y Canon

 
13
NOV 2008

Tal y como había prometido, RED ha desvelado hoy su nuevo sistema DSMC. Tras estas siglas (Digital Still and Motion Camera System) se esconde una propuesta modular con infinidad de combinaciones que no sólo se dirige al sector del cine digital, el mercado habitual de la firma, sino que tienta también a los fotógrafos con sensores intercambiables de formato completo -o mayores- y bayonetas compatibles con ópticas Nikon, Canon y Mamiya. Los precios parten de los 12.000 dólares.

Pese a tener un nombre relativamente desconocido en el ámbito fotográfico, las cámaras RED son una referencia dentro del mundo del cine independiente. La firma estadounidense ha decidido ahora cumplir su palabra, y ha aprovechado la resolución y el tamaño elevados de sus nuevos sensores para adentrarse también en el mercado profesional de la fotografía digital.

La clave del nuevo sistema DSMC son las múltiples combinaciones que permiten sus diferentes componentes intercambiables, que van desde la empuñadura o el visor hasta el propio sensor o el procesador de la cámara.

Así, no es sólo que se han presentado englobadas en este sistema las esperadas RED Scarlet y RED Epic, en diferentes versiones de vídeo de alta definición 3K y hasta un espectacular 28K panorámico, sino que también se apuesta por la imagen fija, ofreciendo módulos con bayoneta para ópticas Nikon, Canon y Mamiya.

Una respuesta, tal vez, a la incipiente llegada del vídeo en alta definición a las réflex digitales, inaugurado por la Nikon D90 y secundado poco después por la esperada EOS 5D Mark II de Canon.

Formato completo
Con tamaños de sensor que van desde los 2/3 de pulgada del Mysterium-X o los 24,4 x 13,7 milímetros del captor de la popular RED One hasta los increíbles 185 x 56 milímetros del Mysterium-Monstro, es el formato completo del modelo FF35 el que puede resultar más interesante para aplicaciones fotográficas con los citados objetivos de Nikon y Canon.

Con una resolución de 24 millones de puntos -equivalente a 6K en vídeo de alta definición-, este sensor cuenta con un tamaño de fotodiodo de 6 micrones, equivalente al visto en algunas de las réflex digitales de gama profesional.

De todos modos, las cifras de resolución que maneja RED también alcanzan los 65 megapíxeles (Epic 645) o los 261 megapíxeles de la Epic 617.

En estos casos, no obstante, dadas las dimensiones del sensor habría que recurrir a los objetivos de formato medio de Mamiya o a los que la propia compañía está desarrollando para cubrir semejante área de imagen.

Además de las versiones con montura Nikon o Canon, RED también dispone de su propio catálogo de ópticas para formato completo. Una lista que incluye sendos multiplicadores de 1,4 y 2x, tres zooms (15-25, 25-100 y 70-200 milímetros) y un tele fijo de 300 milímetros. Todos ellos con una luminosidad máxima de f2.8, enfoque automático y estabilizador de imagen.

RED 15-25 mm f2.8
RED 15-25 mm f2.8

Evidentemente -ahí reside, de hecho, la esencia del sistema-, todos los sensores son capaces de capturar tanto imágenes fijas en las resoluciones mencionadas como secuencias de vídeo de 30 fotogramas por segundo en la mayoría de los casos.

Aunque dada la variedad de configuraciones resulta complicado concretar los precios del sistema, sólo el módulo central de formato completo para Nikon o Canon tiene un precio que parte de los 12,000 dólares, mientras que el sistema de formato medio para Mamiya asciende a los 45.000 dólares. Su llegada al mercado se producirá a finales de 2009 o incluso 2010.

0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar