Actualidad

Las grandes operadoras europeas ultiman su alternativa a WhatsApp

 
14
SEP 2011

La proliferación de aplicaciones de mensajería instantánea como WhatsApp o BlackBerry Messenger no ha pasado desapercibida para las operadoras. Y según recuerdan en El Economista, Telefónica, Vodafone y Orange (junto con Deutsche Telecom y Telecom Italia) están preparando su propia alternativa para lanzarla en Europa a finales de 2011 o principios de 2012.

El servicio, que a falta de un nombre comercial responde a las siglas RCS-e (Rich Communication Suite enhanced), es fruto de un proyecto que lleva varios años siendo supervisado por la propia GSMA, que de hecho ya estuvo promocionando la idea durante la última edición del Mobile World Congress de Barcelona, donde se dijo que las operadoras deberían mostrar los primeros sistemas RCS funcionales este mismo mes de septiembre.

Se trata de la respuesta de las operadoras al arma de doble filo que suponen este tipo de aplicaciones, que aprovechan la conexión a Internet de los dispositivos móviles para entablar "chats" de texto y otro tipo de comunicaciones sin coste adicional. En este sentido, desde El Economista recuerdan que, si bien son programas que animan al usuario a contratar tarifas de datos, también son los causantes de que la facturación por SMS haya caído un 19% en España sólo durante 2010.

A diferencia de las plataformas "cerradas" que sólo permiten comunicarse entre sí a dispositivos de la misma marca (como BlackBerry Messenger), la que están gestando las citadas operadoras sería a priori compatible con teléfonos de distintos fabricantes. Y frente a soluciones más "abiertas" como WhatsApp, su principal ventaja consistiría en que no sería necesario instalar ninguna aplicación optimizada para el software de cada dispositivo.

La información publicada hasta la fecha sostiene que esta nueva plataforma integraría funciones para intercambiar archivos, realizar videoconferencias e incluso interactuar con otras aplicaciones. No está claro aún, eso sí, si las operadoras pretenden cobrar o no por el servicio (obviando la necesaria tarifa de datos), así como cuánto y bajo qué condiciones.

La iniciativa, a pesar de generar aún ciertas dudas, no deja de reflejar el apogeo que están viviendo este tipo de programas. Sin ir más lejos, Skype recientemente adquirió GroupMe para reforzar su propio servicio, Samsung acaba de estrenar su propia plataforma (ChatON) y Apple también lo hará antes de que acabe el año con iMessage.

0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar