• Wildlife Photographer of the Year: la mejor fotografía de naturaleza llega ...
  • La caja de sorpresas de Hiroshi Sugimoto
Agenda fotográfica

El lenguaje corporal de Rafael Navarro

5
Foto: Rafael Navarro
10
FEB 2016
Eduardo Parra   |  Madrid

Si hay algo en la carrera de Rafael Navarro que pueda considerarse una constante, ese algo es el desnudo. Sin embargo, las fotografías de Navarro no son un desnudo al uso y se alejan de ese tamiz a veces erótico, a veces simplemente hermoso. El trabajo del veterano autor zaragozano es -y hacemos nuestra la explicación dada en el folleto de su última exposición- “la representación de su universo particular a través del cuerpo”.

Colgada en las paredes de la galería Espaciofoto hasta el próximo 18 de marzo, la muestra de Rafael Navarro lleva por título “Lenguaje corporal”, un título que huye de artificios y define con claridad una colección donde cada imagen es el mensaje pero al mismo tiempo es un medio de transmisión que deja la puerta abierta a la subjetividad del observador. La pureza técnica, entendida como un corsé que limita la expresividad, es para Navarro algo secundario.

Foto: Eduardo Parra (Quesabesde)
Foto: Eduardo Parra (Quesabesde)

A pesar de todo, el zaragozano no descuida los elementos esenciales de la fotografía. Así, aspectos clave del lenguaje fotográfico como son la profundidad de campo o el tiempo de exposición -un recurso en el que pocos fotógrafos se apoyan de forma creativa- le sirven para construir su propio universo a lo largo de las diez series -selección de series en realidad- que abarcan desde 1975 hasta 2012 y componen el entramado de esta exposición.

Tal vez no sea una novedad usar el cuerpo -femenino en este caso- como mensaje y al mismo tiempo como canal transmisor del mismo. El cuerpo sin ropa, el desnudo, es probablemente el vehículo más utilizado para trasmitir emociones y sentimientos, pero esa es también la forma más compleja de hacerlo.

Foto: Rafael Navarro
Foto: Rafael Navarro

Tan ligado siempre a la sexualidad, al tabú, el cuerpo humano desvestido se mueve peligrosamente sobre una cuerda fotográfica que divide lo inocente de lo lascivo con tanta sutilidad que es demasiado fácil -y no menos tentador- caerse de ella.

Con una más que extensa lista de galerías y museos a sus espaldas, Rafael Navarro puede presumir de haber esculpido su nombre en lugares como el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía o el Marugame Hirai de Japón. Además, es académico de la Real Academia de Nobles y Bellas Artes de San Luis y ha sido el primer fotógrafo en hacerse acreedor -en 2013- del Premio Aragón Goya.

Foto: Rafael Navarro
Foto: Rafael Navarro

5
Comentarios
Cargando comentarios