Actualidad

La RAE adapta su diccionario para incluir términos como selfi y pícsel

10

La última revisión de la academia pone especial énfasis en asimilar muchos neologismos y anglicismos técnicos del ámbito informático y fotográfico

Foto: RAE
28
DIC 2014

Perdida la batalla por defender el uso de términos propios como autorretrato, la Real Academia Española de la Lengua ha decidido adaptar la que fue elegida como palabra del año de 2013: selfie. Y es que, tal y como recoge el avance de la vigésima tercera edición del diccionario de referencia del castellano, a partir de ahora el término correcto será selfi.

Pese a que los académicos aseguraron haber barajado otras opciones (“autorretrato a mano alzada” fue descartado por demasiado barroco, apuntaron), finalmente se ha aceptado la adaptación fonética del término original inglés. Algo parecido se hará con drone, que actualmente la RAE recomienda escribir dron a través de la entidad Fundéu BBVA, a la que asesora.

Vocablos técnicos como archivo jotapegé o jáquer pasan por el mismo proceso de adaptación que zum o güisqui

Aunque pueda parecer que no tiene demasiado sentido, desde la RAE se ha recordado que también el vocablo zum –en referencia al zoom de los objetivos- fue introducido hace tiempo en el diccionario pese a que sonaba extraño y ahora “es muy popular y de uso común”.

En esta misma línea está el caso de píxel, una palabra aceptada en la anterior versión del diccionario tanto con tilde como sin ella, pero que sorprendentemente ahora ha sido sustituida por pícsel para –según han explicado los académicos- favorecer su correcta pronunciación. Lo mismo ocurre con jotapegé, en referencia al popular archivo de imagen, que abandona sus siglas para convertirse en acrónimo como sucedió en su día con oenegé.

Similar adaptación se estudia ya para muchos otros términos, incluidos algunos tan extendidos en el mundo de la fotografía como archivo rau, en lugar de RAW, o de carácter informático como jáquer por hacker o járguar y sófguar por hardware y software, casos que recuerdan al polémico güisqui. De todos modos habrá que esperar a próximas revisiones para ver si definitivamente se incluyen o se opta por mantener el anglicismo entrecomillado.

“Éste es un país muy de apuñalar al vecino y hablar de pena, así que todo esto lo hacemos para intentar facilitar un poco las cosas”, ha apuntado con tono malhumorado Arturo Pérez-Reverte, catedrático de la RAE, gran aficionado a la fotografía y uno de los encargados de presentar esta revisión.

10
Comentarios
Cargando comentarios