COMPARTIR
PUBLIRREPORTAJE

La Serie X de Fujifilm se expande para llegar a todo tipo de fotógrafos

 
9
NOV 2012

Sin perder un ápice de las señas que han acompañado a la Serie X desde la presentación de la mítica Fujifilm X100 (tecnología de vanguardia, refinado diseño clásico y calidad de imagen sin concesiones) llegan las últimas dos incorporaciones a esta línea: la cámara "premium" de ópticas intercambiables Fujifilm X-E1 y la estilizada compacta Fujifilm XF1. De esta manera, la Serie X crece en calidad y cantidad ampliando las opciones para los seguidores de esta popular gama.

Fujifilm X-E1
Fujifilm X-E1

Con un peso de sólo 350 gramos, el ligero y compacto cuerpo de la Fujifilm X-E1 hace que sea la compañera de viaje perfecta. El diseño del sensor X-Trans CMOS de 16 megapíxeles explota todo el potencial de su tamaño APS-C y capta imágenes de resolución excepcional, tonalidad suave y ruido mínimo, ofreciendo un rendimiento magnífico en situaciones de poca luz, incluso a niveles de 6.400 ISO.

Gracias a la matriz de filtro de color con disposición aleatoria de los píxeles desarrollada por Fujifilm, el sensor X-Trans CMOS elimina la necesidad del filtro óptico de paso bajo que se utiliza en los sistemas convencionales para inhibir el muaré, aunque sea a expensas de la resolución. Esta matriz innovadora permite al sensor X-Trans CMOS obtener una resolución sin precedentes. La exclusiva disposición aleatoria de la matriz de filtro de color resulta asimismo muy eficaz para mejorar el nivel de ruido en las fotografías tomadas con alta sensibilidad. Otra interesante aportación del sensor APS-C es la capacidad de crear un hermoso "bokeh", el estético efecto desenfocado que se genera al disparar con poca profundidad de campo.

Fujifilm X-E1
Fujifilm X-E1

Utilizando el visor OLED de 0,5 pulgadas y 2,36 millones de puntos que alcanza una cobertura del 100%, la composición de las imágenes resulta muy fácil. La mano izquierda localiza instintivamente el anillo de abertura, mientras que la derecha se encarga de ajustar inmediatamente los diales de compensación de exposición y velocidad del obturador. Todos los aspectos de este intuitivo sistema están pensados para que el fotógrafo se pueda concentrar en hacer la foto con la confianza que supone disponer de controles directos.

El complemento ideal de la X-E1 es el zoom Fujinon XF 18-55 mm, que ofrece un rendimiento óptico y una resolución a la altura de la calidad de imagen del sensor X-Trans CMOS. Entre sus características destaca una abertura luminosa de f2.8, hasta 4 pasos de estabilización de imagen y un enfoque automático (AF) de alta velocidad integrado que enfoca el sujeto con la máxima nitidez en sólo 0,1 segundos. La velocidad y el enfoque son fundamentales para captar el momento perfecto, y este objetivo ofrece ambas prestaciones.

Fujifilm X-E1
Fujifilm X-E1

La X-E1 es compatible con una completa gama de accesorios. Entre ellos, un adaptador que permite combinar la amplia selección de objetivos de montura M existentes en el mercado con el cuerpo de la X-E1, un flash (EF-X20) compacto y ligero con una gran potencia, una empuñadura ergonómica que permite una mejor sujeción y una elegante funda de cuero dedicada.

Estilo y tecnología se dan la mano en la Fujifilm XF1. Este nuevo modelo está equipado con un zoom óptico manual Fujinon de 4x con una destacada luminosidad de f1.8 en la posición de gran angular, que permite captar imágenes de una calidad poco común en una cámara compacta. Este objetivo incorpora la tecnología más avanzada, con elementos asféricos y cristales con un elevado índice de refracción.

Fujifilm X-E1
Fujifilm X-E1

El sensor EXR CMOS de 2/3 de pulgada y 12 megapíxeles garantiza imágenes de gran calidad, independientemente de las condiciones de luz. Por su parte, el procesador EXR proporciona una resolución óptima, amplio rango dinámico, alta sensibilidad y bajo ruido. El trabajo conjunto de ambos componentes resulta clave pata obtener el nivel de calidad característico de la Serie X.

La XF1 facilita la grabación de vídeos con calidad Full HD con una nueva función de reconocimiento de escenas de vídeo, que optimiza automáticamente los ajustes para diversas condiciones de disparo y se combina con el AF de seguimiento de rostros para producir vídeos en alta definición nítidos y llenos de color con un impresionante sonido estéreo.

Otras novedades destacadas incorporadas en la XF1 son una selección de seis efectos de filtros especiales (color pop, cámara de juguete, miniatura, clave alta, color parcial y tono dinámico) que nos permiten crear fotografías con sello propio, y el botón E-Fn, que facilita tener un control personalizado de la cámara para poder acceder inmediatamente a los controles que más utilizamos.

La XF1 se presenta en tres elegantes colores (negro, rojo y marrón) con sus correspondientes estuches a juego.

Más información sobre la Fujifilm XF1

Este artículo forma parte de una campaña publicitaria de Fujifilm