• Panasonic Viera TX-P42G10E y DMP-BD60: toma de contacto
  • Ricoh CX1: toma de contacto y muestras
Prueba de producto
FLASH ANULAR PARA TODOS LOS BOLSILLOS

Metz 15 MS-1 Digital: prueba de campo

 
13
ABR 2009

Siempre se ha dicho que la fotografía es un vicio caro, y los aficionados al macro bien lo saben. A las ópticas específicas hay que añadirles un flash anular que, en la mayoría de los casos, eleva considerablemente el presupuesto. Pero no siempre es así. Dejando a un lado las propuestas más artesanales, el 15 MS-1 de Metz es una alternativa bastante económica (y cómoda).

Una modesta Pentax K-m, dos ópticas para macrofotografía (Sigma 50 mm f2.8 DG EX Macro y Sigma 105 mm f2.8 DG EX Macro) y el Metz 15 MS-1 Digital. Éste es el equipo de presupuesto bastante moderado con el que nos hemos propuesto inaugurar la mejor temporada para la fotografía macro: la primavera.

Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
De izquierda a derecha: los objetivos macro de 50 y 105 milímetros de Sigma, el flash anular de Metz y la Pentax K-m.

A diferencia de otros modelos mucho más aparatosos y -sobre todo- más caros, este Metz destaca precisamente por su reducido tamaño y su extrema sencillez de manejo y conexión.

Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
El conjunto formado por la SLR de Pentax, el objetivo de 50 mm de Sigma y el flash de Metz (que se suministra con una bolsa de transporte) es sencillo y relativamente asequible.

Con un precio que ronda los 300 euros y dotado de un sistema inalámbrico TTL compatible con todas las marcas -luego repasaremos su ingenioso funcionamiento-, sobre el papel todo parecen ventajas. Veamos qué tal se comporta esta unidad de Metz a la hora de la verdad.

Sencillo pero completo
Al funcionar de modo inalámbrico, el 15 MS-1 Digital no dispone de ningún tipo de cabezal ni unión física con la zapata. Basta con enroscar la unidad principal en el frontal del objetivo y colocar la pinza sobre el flash integrado de la cámara para forzar el disparo remoto.

Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Por tanto, todos los elementos están concentrados en esa unidad frontal: reflectores, pilas (dos de tamaño AAA), pantalla de información, botonera...

Metz 15 MS-1 Digital
Metz 15 MS-1 Digital
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Metz 15 MS-1 Digital
Metz 15 MS-1 Digital
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Para la iluminación, este Metz utiliza dos reflectores situados a ambos lados, con la particularidad de que pueden girarse hacia el interior. De esta forma, es posible garantizar la iluminación de objetos muy próximos.

Metz 15 MS-1 Digital
Metz 15 MS-1 Digital
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Metz 15 MS-1 Digital
Metz 15 MS-1 Digital
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

El flash llega acompañado de un aro difusor, la citada pinza para el cuerpo de la cámara, tres aros adaptadores para objetivos de 52, 55 y 58 milímetros de diámetro, el manual de instrucciones y una práctica funda para llevarlo todo debidamente protegido.

Compatibilidad asegurada
Una de las peculiaridades de este flash es que su sistema de control inalámbrico lo hace compatible con casi cualquier réflex digital del mercado. No es necesaria una zapata específica para cada sistema, sino que el flash anular se dispara a partir del destello de la unidad integrada en el cuerpo de la cámara, que ejerce de maestro.

Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Para evitar que el flash de la cámara altere la iluminación de la toma, disponemos de una pinza que es opaca para la luz, pero que deja pasar la señal infrarroja que activará el flash anular.

Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Un sistema ingenioso -siempre que nuestra SLR tenga flash, claro- que no sólo es compatible con los modelos que dispongan de control de unidades inalámbricas. Y es que el 15 MS-1 Digital dispone de un modo especial de aprendizaje capaz de detectar cualquier destello.

Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

En este caso, hemos optado por una de las SLR más sencillas y asequibles del momento, la K-m de Pentax. Aunque su funcionamiento con este Metz es bastante bueno, los usuarios de la marca tienen que tener en cuenta que -como se indica en las instrucciones- al levantar el flash el estabilizador integrado en el cuerpo se desactiva.

Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Teniendo en cuenta que la velocidad de sincronización máxima de esta SLR es de 1/180 de segundo y que las tomas macro -sobre todo si hay animales de por medio- requieren velocidades altas, lo mejor será elegir un objetivo de focal bastante corta.

Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
El equipo al completo, con el Sigma de 50 milímetros (imagen superior) y el de 105.

Aunque nosotros hemos recurrido al Sigma 105 mm f2.8 Macro en algunas tomas, precisamente los problemas de trepidación nos han llevado a quedarnos con el Sigma 50 mm f2.8 Macro.

Potencia y variaciones
La primera duda que nos asalta al sacar el equipo de la bolsa es si esas dos pequeñas pilas tendrán suficiente potencia. Y lo cierto es que sí, aunque el tiempo de recarga (unos 4 segundos con la máxima potencia) se resiente. Su autonomía, por cierto, alcanza para unos 150 disparos.

Metz 15 MS-1 Digital
Metz 15 MS-1 Digital
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Pero, como decíamos, la potencia no es ningún problema, tal y como se puede ver en estas imágenes disparadas a unos 30 centímetros, con una sensibilidad de 100 ISO y un diafragma de f32:

Foto: Martín Gallego (Quesabesde)
Foto: Martín Gallego (Quesabesde)
Arriba, una fotografía tomada con un diafragma de f32; abajo, la misma imagen con una abertura de f5.6.

Para escenas en las que la luz ambiente es escasa, el flash dispone de un iluminador secundario que lanza un destello de unos 10 segundos para ayudar al sistema de enfoque automático.

Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Menos práctica es la función de luz de modelado, que se activa con el botón ML y que dispara los flashes durante 2 segundos. Un destello demasiado corto y potente como para que resulte útil y que -además- descarga completamente el flash.

Metz 15 MS-1 Digital
Metz 15 MS-1 Digital
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Metz 15 MS-1 Digital
Metz 15 MS-1 Digital
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Los dos reflectores pueden girar hacia el eje óptico para iluminar objetos muy cercanos. Tienen tres posiciones: luz frontal, y sendos giros de 10 y 20 grados hacia dentro para crear una iluminación cruzada que, combinada con el aro difusor -imprescindible para realizar tomas desde menos de 10 centímetros- crean una luz ideal para macrofotografía.

Muestras: Metz 15 MS-1 Digital
Fotografías tomadas con una Pentax K-m, objetivos Sigma 50 mm f2.8 Macro y 105 mm f2.8 Macro y el flash anular Metz 15 MS-1 Digital
fotografías tomadas con una pentax k-m, objetivos sigma 50 mm f2.8 macro y 105 mm f2.8 macro y el flash anular metz 15 ms-1 digital
fotografías tomadas con una pentax k-m, objetivos sigma 50 mm f2.8 macro y 105 mm f2.8 macro y el flash anular metz 15 ms-1 digital
fotografías tomadas con una pentax k-m, objetivos sigma 50 mm f2.8 macro y 105 mm f2.8 macro y el flash anular metz 15 ms-1 digital
fotografías tomadas con una pentax k-m, objetivos sigma 50 mm f2.8 macro y 105 mm f2.8 macro y el flash anular metz 15 ms-1 digital
fotografías tomadas con una pentax k-m, objetivos sigma 50 mm f2.8 macro y 105 mm f2.8 macro y el flash anular metz 15 ms-1 digital
fotografías tomadas con una pentax k-m, objetivos sigma 50 mm f2.8 macro y 105 mm f2.8 macro y el flash anular metz 15 ms-1 digital
Hay que tener en cuenta el efecto que sobre el fondo puede ejercer la iluminación frontal o cruzada:

Foto: Martín Gallego (Quesabesde)
Foto: Martín Gallego (Quesabesde)
El uso de los reflectores en posición frontal (como en la imagen superior) o cruzada permite obtener resultados muy diferentes.

También es posible regular por separado la potencia de cada uno de estos dos reflectores para dar así volumen a un objeto. En total, disponemos de nueve combinaciones jugando con estos ajustes de potencia. Una clara ventaja respecto a los flashes anulares convencionales.

Foto: Martín Gallego (Quesabesde)
Foto: Martín Gallego (Quesabesde)
Foto: Martín Gallego (Quesabesde)
El control de potencia independiente de cada uno de los dos reflectores brinda al fotógrafo un gran control sobre la iluminación.

Aunque este tipo de flashes no son muy adecuados para fotografiar objetos brillantes -la iluminación frontal crea reflejos irremediablemente-, no hay que olvidar que se trata de una unidad inalámbrica. Basta con liberarla del objetivo y elevarla unos 20 centímetros por encima de éste para que la reproducción de un cuadro al óleo -por ejemplo- gane muchos enteros.

Foto: Martín Gallego (Quesabesde)
Foto: Martín Gallego (Quesabesde)
Basta con separar el flash anular del frontal de la cámara para minimizar los reflejos de la imagen.

Y es que, pese a que al hablar de flashes anulares y macrofotografía tendemos a pensar sólo en imágenes de naturaleza, no hay que olvidar que sus aplicaciones son más numerosas: fotografía médica e industrial, reproducciones, bodegones...

Muestras: Metz 15 MS-1 Digital
Fotografías tomadas con una Pentax K-m, objetivos Sigma 50 mm f2.8 Macro y 105 mm f2.8 Macro y el flash anular Metz 15 MS-1 Digital
fotografías tomadas con una pentax k-m, objetivos sigma 50 mm f2.8 macro y 105 mm f2.8 macro y el flash anular metz 15 ms-1 digital
fotografías tomadas con una pentax k-m, objetivos sigma 50 mm f2.8 macro y 105 mm f2.8 macro y el flash anular metz 15 ms-1 digital
fotografías tomadas con una pentax k-m, objetivos sigma 50 mm f2.8 macro y 105 mm f2.8 macro y el flash anular metz 15 ms-1 digital
fotografías tomadas con una pentax k-m, objetivos sigma 50 mm f2.8 macro y 105 mm f2.8 macro y el flash anular metz 15 ms-1 digital
fotografías tomadas con una pentax k-m, objetivos sigma 50 mm f2.8 macro y 105 mm f2.8 macro y el flash anular metz 15 ms-1 digital
fotografías tomadas con una pentax k-m, objetivos sigma 50 mm f2.8 macro y 105 mm f2.8 macro y el flash anular metz 15 ms-1 digital
Así mismo, también en retratos podemos utilizarlo, aunque en interiores con poca luz tiene tendencia a producir el efecto de los ojos rojos en los sujetos fotografiados debido a la proximidad de los reflectores al eje óptico del sensor. Como flash de relleno, eso sí, cumple a la perfección.
Al campo
Durante varios días hemos podido poner a prueba el conjunto para comprobar qué tal se enfrenta este Metz a diferentes situaciones.
Muestras: Metz 15 MS-1 Digital
Fotografías tomadas con una Pentax K-m, objetivos Sigma 50 mm f2.8 Macro y 105 mm f2.8 Macro y el flash anular Metz 15 MS-1 Digital
fotografías tomadas con una pentax k-m, objetivos sigma 50 mm f2.8 macro y 105 mm f2.8 macro y el flash anular metz 15 ms-1 digital
fotografías tomadas con una pentax k-m, objetivos sigma 50 mm f2.8 macro y 105 mm f2.8 macro y el flash anular metz 15 ms-1 digital
fotografías tomadas con una pentax k-m, objetivos sigma 50 mm f2.8 macro y 105 mm f2.8 macro y el flash anular metz 15 ms-1 digital
La propia escena es la que marca la forma de trabajo. Así, en tomas de pequeños insectos realizadas sin trípode hay que forzar una velocidad de disparo lo más rápida posible, teniendo en cuenta ese límite de sincronización de 1/180 de segundo de la cámara para lidiar con la trepidación de las imágenes.

Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Si podemos trabajar con un trípode y disparar con velocidades más lentas, las opciones también aumentan.

Muestras: Metz 15 MS-1 Digital
Fotografías tomadas con una Pentax K-m, objetivos Sigma 50 mm f2.8 Macro y 105 mm f2.8 Macro y el flash anular Metz 15 MS-1 Digital
fotografías tomadas con una pentax k-m, objetivos sigma 50 mm f2.8 macro y 105 mm f2.8 macro y el flash anular metz 15 ms-1 digital
fotografías tomadas con una pentax k-m, objetivos sigma 50 mm f2.8 macro y 105 mm f2.8 macro y el flash anular metz 15 ms-1 digital
fotografías tomadas con una pentax k-m, objetivos sigma 50 mm f2.8 macro y 105 mm f2.8 macro y el flash anular metz 15 ms-1 digital
fotografías tomadas con una pentax k-m, objetivos sigma 50 mm f2.8 macro y 105 mm f2.8 macro y el flash anular metz 15 ms-1 digital
fotografías tomadas con una pentax k-m, objetivos sigma 50 mm f2.8 macro y 105 mm f2.8 macro y el flash anular metz 15 ms-1 digital
fotografías tomadas con una pentax k-m, objetivos sigma 50 mm f2.8 macro y 105 mm f2.8 macro y el flash anular metz 15 ms-1 digital
En esta imagen, por ejemplo, un diafragma medio bastó para sacar toda la hoja enfocada y a la vez mantener el fondo con una luminosidad bien compensada y fuera de foco:

Foto: Martín Gallego (Quesabesde)

No sólo es conveniente utilizar el flash cuando hay poca luz, sino también cuando la incidencia directa del sol hace que aparezcan sombras indeseadas. En esos momentos, el flash de relleno nos será de gran ayuda:

Foto: Martín Gallego (Quesabesde)
Foto: Martín Gallego (Quesabesde)
El Metz 15 MS-1 Digital puede actuar como flash de relleno para reducir las sombras.

Gracias al alto grado de comunicación entre el cuerpo de la cámara y este Metz, es posible exprimir algunas de sus opciones avanzadas. Así, si la potencia del flash nos parece incorrecta para una toma en concreto, es posible compensar desde los controles específicos de la cámara sin que ello afecte a la exposición de la imagen.

Foto: Martín Gallego (Quesabesde)
Foto: Martín Gallego (Quesabesde)
La compensación del flash puede regularse desde la propia cámara.

Igualmente, también podemos intervenir sobre la luminosidad general de la imagen a través de la compensación de exposición de la cámara.

Asequible y versátil
Poco más de 1.000 euros en total y un peso que ronda el kilo. No es un equipo de altos vuelos, pero el conjunto formado por la Pentax K-m, el Sigma 50 mm f2.8 Macro y el Metz 15 MS-1 Digital es manejable y sencillo, y plantea una asequible alternativa para lanzarse al mundo de la fotografía macro.

Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Alrededor de 1.000 euros deben de desembolsarse para hacerse con la K-m, el 15 MS-1 Digital y el más adecuado de los dos objetivos de Sigma para este conjunto: el 50 mm f2.8 Macro.

Sólo los problemas de estabilización del cuerpo y su limitada velocidad de sincronización obligan a poner alguna que otra comilla al conjunto utilizado para esta prueba. También hemos detectado que la homogeneidad de los disparos consecutivos es cuestionable, con variaciones de aproximadamente medio paso de diafragma arriba o abajo de forma bastante aleatoria.

Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Pero si nos centramos en el flash -ésa era la idea-, la verdad es que se ha mostrado potente y muy flexible en cuanto a sus posible usos.

Quitando el tiempo de reciclaje -un poco lento- y la falta de una función de sincronización con velocidades altas, la verdad es que el Metz 15 MS-1 Digital tiene todo lo que cabe esperar de un anular. Más aún si tenemos en cuenta su ajustado precio.

Etiquetas
Artículos relacionados (2)
Con texto fotográfico
Juan Antonio Guerrero
09 / ABR 2009
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar