Actualidad

Profoto desvela su nueva gama B1 de flashes TTL para estudio con batería integrada

4

Con un precio de unos 1.500 euros por cabezal, por ahora sólo son compatibles con el sistema TTL de Canon. En 2014 llegará la versión para Nikon

Profoto B1
Profoto B1
6
NOV 2013

Estreno por duplicado en el catálogo de Profoto de la mano de los recién anunciados B1. Y es que estos flashes no sólo se convierten en los primeros totalmente autónomos de la firma gracias a su batería integrada, sino que también presumen de ser los primeros de este tipo compatibles con el sistema de medición TTL sin cables. Por ahora, eso sí, el control inalámbrico Air Remote de la compañía es sólo compatible con el sistema TLL y la zapata de Canon, y habrá que esperar hasta 2014 para ver el modelo para Nikon en los escaparates.

Profoto B1
Profoto B1
Foto: Iker Morán (Quesabesde)
Hace unos días los Profoto B1 se dejaron ver en una presentación organizada por Innovafoto, distribuidor oficial de la marca.

Con una potencia de 500 vatios y un número guía 96, los portavoces de Innovafoto –firma distribuidora oficial de Profoto- sitúan a estos nuevos B1 como los primeros flashes de la compañía dirigidos al aficionado avanzado y al fotógrafo que busca un equipo ligero y sencillo para trabajar en localizaciones.

Profoto B1
Profoto B1
Profoto B1
Profoto B1

Según los datos desgranados durante la presentación a la prensa de estos flashes celebrada hace unos días en Barcelona, la batería integrada les confiere una autonomía de hasta 220 disparos por carga o unos 90 minutos de luz de modelado, que por primera vez en el catálogo de Profoto es de tipo LED.

El tiempo de refresco es inferior a los 2 segundos, y es posible realizar disparos en ráfaga de hasta 20 destellos por segundo. El peso de cada uno de los cabezales Profoto B1 es de unos 3 kilos, incluyendo la batería recargable.

Profoto B1
Profoto B1
El disparador AirRemote de Profoto es necesario para aprovechar el sistema TTL de los B1. Por ahora sólo es compatible con Canon.

Con un precio de unos 1.500 euros para cada unidad, se incluye un reflector integrado así como el sistema de sujeción. La nueva versión del accesorio AirRemote, necesaria para aprovechar este sistema bautizado como AirTTL, costará entre 200 y 300 euros.

Artículos relacionados (1)
4
Comentarios
Cargando comentarios