Actualidad

El conductor de un Tesla Model S fallece en un accidente con el piloto automático activado

 

El suceso tuvo lugar cuando los sensores del vehículo fueron incapaces de detectar un camión de color blanco debido a la elevada luminosidad del día

Tesla Model S
Tesla Model S
1
JUL 2016

Rápido pero cómodo, veloz pero silencioso. Para muchos conductores el Tesla Model S es probablemente el coche de sus sueños, pero todavía no es el coche perfecto. A pesar de que este sedán eléctrico ha encendido las alarmas de los grandes fabricantes de automóviles, su revolucionaria tecnología no ha podido evitar la muerte de uno de sus propietarios en un accidente de tráfico, el primero registrado con su avanzado sistema de piloto automático en funcionamiento.

El suceso, que tuvo lugar en Florida, ya está siendo investigado por las autoridades estadounidenses. De acuerdo con la información recogida, ni el conductor del vehículo ni el sistema de piloto automático del Model S se percataron de la aparición de un gran camión de 18 ruedas, cuyo color blanco se tornó invisible a los sensores en el que resultó ser un día muy soleado.

El fallecido grabó en el pasado mes de abril una situación peligrosa resuelta satisfactoriamente por el piloto automático del coche.

El coche terminó empotrándose lateralmente a la altura del parabrisas contra el contenedor del camión. Según Tesla, las medidas de seguridad del Model S hubieran sido suficientes para salvar su vida en caso de que el impacto se hubiera producido contra la parte trasera o delantera del camión. Se da la circunstancia de que el fallecido ya grabó en el mes de abril un conato de accidente a bordo de su Model S, si bien en ese momento el piloto automático logró evitar que fuera a mayores.

El piloto automático no lo convierte en autónomo

Técnicamente el Model S no es un vehículo autónomo. Es incapaz de tomar decisiones de ruta avanzadas y requiere de la presencia constante de un conductor humano para garantizar la seguridad de los desplazamientos. El control de tráfico se realiza mediante un conjunto de sofisticados sensores que incluyen un radar, que no sirvió para detener el impacto al quedarse en blanco para evitar frenadas en falso en presencia de señales situadas sobre la vía.

Según Tesla, el sistema de piloto automático del Model S se encuentra todavía en una fase de beta pública y los conductores han de permanecer en todo momento atentos al funcionamiento de sus vehículos.

Un conjunto de sensores permiten al Model S monitorizar el estado del tráfico.
Un conjunto de sensores permiten al Model S monitorizar el estado del tráfico.
Foto: Tesla

Fabricantes como Volvo, que está trabajando en sus propios vehículos autónomos, han criticado a Tesla por dar a entender que su piloto automático es más de lo que realmente es, mientras que el fabricante estadounidense se defiende señalando la seguridad de su vehículo.

Las cifras oficiales señalan que en Estados Unidos se produce un accidente mortal por cada 150 millones de kilómetros recorridos, mientras que, según Tesla, este es el primer fallecimiento del que se tiene constancia en los cerca de 210 millones de kilómetros realizados con el piloto automático activado.

0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar