Actualidad

La policía imprime en 3D la huella dactilar de un difunto para desbloquear su teléfono

1

Investigadores de Míchigan, en Estados Unidos, esperan acceder al dispositivo de la víctima de un homicidio gracias a un escaneo dactilar previo a su muerte

Huawei P9
Huawei P9
Teléfonos modernos como el Huawei P9 incorporan un lector de huellas. Foto: Alberto Ballestín (Quesabesde)
22
JUL 2016

Inicialmente planteada como una tecnología dirigida a proteger a los consumidores, el cifrado de datos se ha convertido en todo un quebradero de cabeza para las autoridades. Las agencias de inteligencia ven coartados sus intentos por espiar las comunicaciones de sus objetivos, mientras que la policía se muestra incapaz de acceder a información crítica contenida en teléfonos bloqueados.

El uso de tecnologías de reconocimiento como las huellas dactilares hacía presagiar un endurecimiento en la seguridad de los teléfonos con cifrado de datos, pero al menos en un caso podría facilitar el acceso a un dispositivo por parte de las fuerzas del orden. Esto es lo que esperan lograr investigadores de la policía de Míchigan, en Estados Unidos, que quieren acceder al teléfono de la víctima de un homicidio utilizando una copia en 3D de sus dedos.

Apple iPhone 5s
Apple iPhone 5s
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
El iPhone 5s fue uno de los primeros teléfonos en incorporar un lector de huellas dactilares moderno.

Aunque solo ahora se ha hecho público -y no han trascendido muchos detalles, puesto que la investigación sigue en curso-, este novedoso método comenzó a gestarse a comienzos de año, cuando las autoridades pidieron ayuda a Anil Jain, profesor de la Universidad Estatal de Míchigan.

Jain, docente en el departamento de informática e ingeniería, no tenía por misión romper el cifrado del dispositivo, sino crear una réplica de las huellas dactilares de la víctima para sortearlo. El mal estado del cadáver impedía el uso directo del mismo para acceder al dispositivo, pero afortunadamente para los agentes y para Jain, el fallecido contaba con antecedentes policiales y sus huellas se encontraban en la base de datos de la policía.

Samsung Galaxy S7 Edge
Samsung Galaxy S7 Edge
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
El Galaxy S7 de Samsung incorpora el lector de huellas dactilares en su botón central.

Los antiguos lectores de huellas dactilares podían ser burlados con una simple fotocopia, pero ese no es el caso cuando se trata de sensores modernos. Tampoco sirve una impresión 3D convencional. Los dedos han de tener la conductividad eléctrica de la piel humana, por lo que Jain y uno de sus estudiantes de doctorado crearon una falsa mano cubierta de partículas metálicas para engañar al sensor capacitivo del teléfono. En estos momentos se encuentran refinando la tecnología con la intención de entregar a la policía unos dedos que permitan acceder al dispositivo.

El uso de contraseñas por parte de la policía sin el consentimiento de sus propietarios ha suscitado una notable polémica en Estados Unidos. Si bien en este caso el sujeto ha fallecido y carece por tanto de derechos, algunos juristas argumentan que las contraseñas no dejan de ser el "contenido de la mente" de un sujeto y que utilizarlas sin permiso equivale a infringir su derecho a no declarar contra sí mismo.

La introducción de los sensores de huellas dactilares y sus copias tridimensionales solo complicarán un confuso debate que dista de celebrarse dentro de un marco bien definido.

Fuentes y más información
1
Comentarios
Cargando comentarios