Actualidad

Polaroid despierta las suspicacias de Oppo con su nuevo teléfono para selfies

2

El dispositivo cuenta con una cámara pivotante extremadamente similar a la del Oppo N1. El fabricante chino se reserva el derecho a tomar acciones legales

Polaroid Selfie
Polaroid Selfie
Los parecidos con el Oppo N1 son más que simplemente superficiales.
12
ENE 2015

Hace años que Polaroid dejó de existir como fabricante de cámaras independiente. Los propietarios de la histórica marca estadounidense -recientemente adquirida por una potentada familia de Minnesota- basan su negocio en licenciar su nombre a empresas anónimas que con mayor o menor éxito adaptan la identidad de la firma a sus productos. Esto significa que por cada Polaroid Cube hay incontables dispositivos de calidad y orígenes cuestionables, y así es como llegó a Las Vegas el Polaroid Selfie.

Presentado en el CES 2015, el Polaroid Selfie es un teléfono móvil basado en Android cuyo único rasgo relevante es la presencia de una cámara de fotos pivotante de 13 megapíxeles que recuerda no vagamente al otrora rompedor Oppo N1. El dispositivo ni siquiera aparece en la lista oficial de productos que Polaroid expuso en Las Vegas, lo que ilustra el escaso énfasis que la marca ha puesto en su promoción. Sin embargo, el fabricante chino no se ha tomado a la ligera los parecidos con su teléfono, y valora llevar a Polaroid a los tribunales.

De acuerdo con un breve comunicado emitido por Oppo, la firma "no ha licenciado el diseño de la cámara rotatoria a terceras compañías", por lo que seguirá de cerca los próximos pasos de Polaroid y "se reserva el derecho a tomar acciones legales". "Oppo tiene un gran respeto por la propiedad intelectual y las innovaciones en tecnología y diseño. La capacidad para seguir innovando es el núcleo de nuestro negocio", señala la compañía en el texto.

Oppo N1
Oppo N1
Foto: Oppo
Desvelado hace más de un año, el N1 sigue siendo la enseña de Oppo.

Más allá de la polémica cámara pivotante, el Polaroid Selfie es un teléfono bastante simple. Está dotado con una pantalla de 5,5 pulgadas con 720 x 1280 píxeles de resolución, posee un procesador de ocho núcleos, 2 GB de RAM y 16 GB de almacenamiento. Estas especificaciones lo sitúan sensiblemente por debajo del Oppo N1, que cuenta con una pantalla Full HD de 5,9 pulgadas, un procesador Snapdragon 600 y la misma cantidad de memoria en su versión más sencilla.

Queda por ver si Polaroid decide dar luz verde a su lanzamiento tras conocerse la reacción de Oppo, que gracias a sus envidiables ventas en China ya es uno de los mayores fabricantes del mundo. Aunque el N1 es su teléfono estrella, la firma presentó recientemente un derivado con cámara motorizada bajo el nombre N3, y no hace mucho descubrió el R5, un finísimo smartphone de 4,85 milímetros de grueso.

Productos relacionados (3)
2
Comentarios
Cargando comentarios