Crónica
PMA 2006: CRóNICA

Vuelva usted en otoño

 
1
MAR 2006
Iker Morán   |  Orlando

La PMA enfila la recta final de una edición que deja un sabor agridulce a muchos de los que han pasado estos últimos días en Orlando. No podemos decir que el listado de novedades haya sido escueto; entre otras cosas, porque antes de venir a Florida hubo días en que los catálogos crecían por decenas.

Pero seamos sinceros. Aunque sean las compactas las que mueven las grandes cifras del mercado, cuando uno se mete en un avión más de 12 horas y es fotografiado y fichado al pasar por el control de inmigración -algo me dice que este tipo de medidas no son recíprocas- y padece el terrible concepto que aquí tienen de la gastronomía... lo que espera encontrarse es alguna sorpresa con objetivos intercambiables.

En este sentido, el panorama ha sido bastante anodino, exceptuando el entusiasmo que Panasonic y el sistema Cuatro Tercios le han puesto al asunto. Y es que la L1 ha salvado una edición que, de otro modo y con el permiso de la EOS 30D, hubiera sido totalmente prescindible.

Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Es ésta, sin duda, la feria del "estamos trabajando en ello", que decía el amigo de la muy apreciada por estas tierras familia Bush. Panasonic y Pentax han apostado por esta política de promesas que no se convertirán en realidad -posiblemente- hasta que Photokina se asome por tierras germanas, allá por el otoño.

Los unos han mostrado un prototipo operativo de lo que será su primera SLR digital. Sólo con eso, la Panasonic Lumix DMC-L1 ya ha comenzado a despertar pasiones, antes incluso de tener un listado de prestaciones definitivas. Pentax ha preferido jugar a la insinuación, y tras un cristal ha enseñado lo que será -aseguran- su futura réflex de 10 megapíxeles.

Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Una estrategia que contrasta con la de otros fabricantes que sólo desvelan su producto -a veces incluso a la prensa especializada- cuando la producción ya está lista.

Información con meses de adelanto, que parece dejar claro que las firmas continúan desarrollando nuevos proyectos. Y es que ya se sabe que, tal y como está el panorama, un silencio prolongado puede ser suficiente para que unos te organicen el entierro y otros empiecen a hablar de absorciones.

Con novedades o sin ellas, esto es lo que ha dado de sí el espectáculo de una feria en la que esos productos finales que llenan nuestras noticias han tenido que compartir protagonismo con el empeño de muchos sectores del mercado en el tema de la impresión de copias y las estrategias de ventas dirigidas a los canales de distribución.

Pero, más allá de las marcas más conocidas, también hay vida. De hecho, en este tipo de eventos siempre son los pasillos alejados los que esconden las imágenes y paradas más curiosas.

Marcos digitales, joyas personalizadas, compactas de 10 megapíxeles, impresión de chapas, rótulos luminosos... Tampoco han faltado numerosas propuestas para la limpieza de los sensores digitales, pero visto que no miraban con mucho cariño a la E-500 que Olympus España nos ha prestado para estos días, he preferido alejarme de su zona de actuación.

Puestos a hacer entrega del premio al stand más peculiar de este año, el jurado ha decidido por unanimidad que la impresión de fotografías en todo tipo de pelotas y balones merece ser aclamada ganadora. Por fin, la foto del niño o la niña en una pelota de béisbol.

Foto: Iker Morán (Quesabesde)

En fin. Momento de recoger los bártulos, hacer hueco para un par de botellas de vino de California -para que luego no digan de la prepotencia europea- y empezar a pensar en todas esas cámaras que irán llegando al mercado durante esta próxima primavera.

Y respecto al fracaso con lo de Elvis, que no cunda el pánico: el año que viene la PMA será en Las Vegas.

Artículos relacionados (1)
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar