• Las dos escuelas
  • Programas, no aplicaciones
OpiniónModo dual

Hablar por hablar

 
9
FEB 2011

Aun siendo consciente de que en Internet todo queda registrado con nombres y fechas (por muchos cambios que se hagan a posteriori), me voy a lanzar a la piscina. El caso es que llevo unos días leyendo en muchos sitios que Sony "podría" llevar su recientemente anunciada PlayStation Suite al iPhone y los teléfonos equipados con Windows Phone 7. Y yo digo que eso no se lo cree ni el propio Kaz Hirai, que es precisamente quien ha dado pie a la noticia.

Que Sony vaya a llevar su PlayStation Suite al iPhone y Windows Phone 7 no se lo cree ni el propio Kaz Hirai

El presidente de Sony Computer Entertainment (cuyas declaraciones completas se pueden leer en Impress, aunque en perfecto japonés) comenta que, si bien las puertas no están cerradas a otros sistemas operativos, han preferido centrarse primero en Android, ya que no disponen de los recursos necesarios para llevar su tienda de videojuegos a las plataformas de Apple y Microsoft. Lo que me pregunto es si cuando dijo "recursos" no quiso decir más bien "posibilidades".

Olvidémonos de la habitual verborrea de "ni descarto ni desmiento" que suelen emplear portavoces y altos directivos y seamos realistas: por mucha presión que puedan ejercer los fabricantes de teléfonos, quien decide qué entra o no en Windows Phone 7 es Microsoft. Y teniendo en cuenta que los smartphones abonados a su plataforma ya cuentan con Xbox Live (aunque la implementación esté todavía algo verde), dar entrada a la alternativa de Sony sería como meter la zorra en el gallinero.

Vale que con el tiempo hayan acabado por producirse fenómenos impensables hace unos años (la propia Microsoft, por mucha rivalidad que tenga con Google, no le impide a ésta adaptar sus aplicaciones propias a Windows Phone), pero de ahí a que la compañía de Redmond dé el visto bueno para que sus teléfonos puedan acceder indistintamente a los portales de Xbox y PlayStation media un abismo.

Para Microsoft sería como meter la zorra en el gallinero, y al iPhone le ha ido muy bien sin la ayuda de Sony

El caso del iPhone no parece a priori tan tajante, pues a pesar de que Apple ya tenga un sistema con algunas de las funciones previstas en PlayStation Suite (Game Center, que permite compartir partidas, comentarios y puntuaciones de algunos juegos), la firma de Cupertino no compite con Sony en el segmento de las videoconsolas de salón.

El problema es que a Apple le ha ido hasta ahora muy bien sin la ayuda de Sony. El iPhone es hoy día el smartphone de referencia en lo que a videojuegos se refiere y con una diferencia abismal respecto a sus competidores (y eso por no hablar de lo que aportan el iPad y el iPod touch). Vamos, que no le hace falta el sello PlayStation para que las productoras de juegos trabajen cada vez más y mejor con iOS.

Y tampoco conviene olvidarse del reciente rechazo de la versión de Sony Reader para el iPhone, justificado porque Apple no quiere renunciar a sacar su tajada de los e-books que se puedan vender a través de dicha aplicación. ¿Aceptaría Sony que Apple se llevase el 30% de cada juego vendido vía PlayStation Suite? Lo dudo mucho.

Que el proyecto de Sony sólo esté de momento vinculado a Android, en definitiva, no es sólo por optimizar recursos, sino porque la firma japonesa sabe de sobra que es precisamente el sistema operativo que más necesita este tipo de iniciativas. El resto, incluido este artículo, es hablar por hablar. Y ya me caerán los palos si me equivoco.

La columna de opinión "Modo dual" se publica sin periodicidad fija.

0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar