Actualidad

Playboy abandona los desnudos

2

La histórica publicación estadounidense claudica ante el porno en Internet y propone un giro hacia imágenes sugerentes con una menor producción

Playboy se atrevió a desvestir a Marilyn Monroe en su primer número, en una foto que hizo historia. Foto: Tom Kelley (Playboy)
13
OCT 2015

La antigua broma del lector que compra la revista Playboy "por sus artículos" está a punto de convertirse en realidad. La revista erótica estadounidense, impulsora de la revolución sexual y uno de los últimos baluartes del desnudo en papel, ha anunciado que dejará de publicar fotografías con modelos desvestidas como consecuencia de la amplia disponibilidad de todo tipo de contenidos eróticos y pornográficos en Internet.

"Ahora estás a un clic de distancia de cualquier acto sexual imaginable y gratuitamente. Playboy está pasada de moda"

Fundada por Hugh Hefner en 1953, Playboy entró como un vendaval en el imaginario colectivo de América con un explosivo primer número que se atrevió a desnudar a Marilyn Monroe. Su momento de mayor auge tardaría sin embargo en llegar. El número de noviembre de 1972 terminó por romper todos sus récords con unas ventas de más de siete millones de ejemplares.

Para entonces Playboy no solo había desplazado a otras revistas eróticas, sino que las había matado y enterrado. Solo unos pocos competidores pudieron sobrevivir a la creación de Hefner, optando como Esquire por eliminar sus pin-ups para adoptar una semblanza más respetable. La popularidad de Playboy llegó a tal punto que se estimó que una cuarta parte de los estudiantes universitarios estadounidenses estaban suscritos a la revista.

Pero igual que Playboy acabó con incontables publicaciones para definir la industria del erotismo, Internet ha terminado por echar tierra sobre el antiguo negocio de la revista estadounidense.

Foto: Playboy

El consejero delegado de Playboy ha aceptado la derrota. "Se ha luchado esa batalla y se ha perdido. Ahora estás a un clic de distancia de cualquier acto sexual imaginable y gratuitamente. Llegados a este punto, [Playboy] está pasada de moda", ha declarado Scott Flanders.

La claudicación de Flanders llega después de que Corey Jones, uno de los principales editores de Playboy, se reuniera con Hugh Hefner (que ya casi retirado a los 89 años en la icónica mansión Playboy retiene el título de editor en jefe de la publicación) para hacer una propuesta radical: acabar con los desnudos para centrarse en contenidos de mayor valor para la revista. Con unas suscripciones en picado, Hefner aceptó.

Fotografía sugerente y periodismo de calidad

La visión de Jones será puesta ahora en marcha. Responsable de contenidos de Playboy y de su versión on-line, Jones asegura que la cabecera seguirá publicando su característica playmate del mes, pero dándole un nuevo giro.

Ahora las fotografías serán "aptas para mayores de 13 años" y con un menor nivel de producción, buscando asemejarse a lo que The New York Times define como "los rincones más picantes de Instagram". Serán fotografías "un poquito más accesibles, un poquito más íntimas", según las palabras del propio Jones.

Foto: Playboy
A pesar de su imagen, Playboy ha publicado literatura de calidad desde sus inicios.

Playboy ha publicado en el pasado historias cortas firmadas por literatos de la talla de Vladimir Nabokov, Chuck Palahniuk y Haruki Murakami, así como notables artículos de investigación tal vez ensombrecidos por sus modelos desnudas. La nueva Playboy aspira a recuperar y reforzar estos contenidos, al tiempo que los complementa con una columna sobre sexo de marcada orientación femenina.

No es una fórmula nueva, pero Jones cree que puede tener éxito. Y así lo hace ver con un gancho de derecha al que es el mayor rival de Playboy en esta nueva etapa: "La diferencia entre nosotros y Vice es que nosotros vamos detrás del tío que tiene un trabajo."

Etiquetas
Fuentes y más información
2
Comentarios
Cargando comentarios