Actualidad

Pioneer achaca sus pérdidas a la depreciación del negocio del plasma

 
16
MAY 2007

Lejos de alcanzar las previsiones de unos beneficios de 30 millones de euros, Pioneer ha cosechado unas pérdidas de unos 42 millones de euros al cierre de su año fiscal. El fabricante nipón ha atribuido este resultado a la depreciación de sus operaciones en el negocio de los televisores de plasma, pero ha anunciado que aspira a abandonar los números rojos en 2007.

Una semana después de presentar su nuevo catálogo de televisores de plasma, Pioneer ha imputado a la devaluación de sus operaciones relacionadas con esta tecnología de imagen las inesperadas pérdidas que ha registrado al cierre de su año fiscal. En un segmento marcado por la feroz competencia con Panasonic o Samsung, los números rojos de la compañía han alcanzado los 6.720 millones de yenes (unos 42 millones de euros).

Foto: Iker Morán (Quesabesde)
Pioneer mantiene firme su rotunda apuesta por los televisores de plasma.

Tal y como recoge una información publicada en Reuters, las previsiones de Pioneer pasaban por unos beneficios de 5.000 millones de yenes (algo más de 30 millones de euros). Así las cosas, los resultados se han convertido en una sorpresa.

Optimismo
Sin embargo, el sexto fabricante de televisores de plasma más importante del mundo no se ha dejado llevar por el pesimismo ante las cifras y ha anunciando sus esperanzas de lograr un beneficio neto de 12.500 millones de yenes (en torno a 76 millones de euros) al cierre del presente año fiscal.

El reseñable incremento de ventas de sistemas de navegación GPS para el coche tendría que ayudar en el objetivo de Pioneer.

La firma nipona, una de las pocas que se mantienen fieles únicamente al plasma, también espera que las ventas de sus nuevos televisores reviertan esta tendencia.

Dificultades para el plasma
Aunque la tecnología de plasma sigue viva en el sector de las pantallas planas, no son pocas las dificultades que está afrontando ante otros dispositivos como los LCD.

El reciente abandono de Philips o la caída de ingresos en el segmento de las pantallas de plasma son sólo algunos de los síntomas esta tendencia a la baja.

Aunque se espera que el mercado global de los televisores de plasma crezca en ingresos un 11% en 2007, la cifra se antoja escasa ante el 30 por ciento previsto para la competidora LCD.

Fuentes y más información
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar