• Rumbo a la Antártida
  • No hay nuevos artículos de esta serie
Espíritu salvaje

Objetivo: el pingüino papúa

7
Foto: Andoni Canela
6
ABR 2015
Andoni Canela | La Antártida

A medida que el barco se acerca a la costa antártica se distinguen con claridad miles de pingüinos papúa, también llamados juanito o de vincha. Esta especie (Pygoscelis papua) tiene un plumaje blanco y negro con unas características manchas blancas detrás de los ojos que forman una suerte de corona por encima de la cabeza. La única nota de color se concentra en el pico, que es rojizo anaranjado. Mide unos 70 u 80 centímetros de alto y es el tercer pingüino en tamaño después del emperador y el rey.

Navegando en el MV Plancius con buena mar logro apoyarme bien y me mantengo estable para ver a los pingüinos desde la distancia, antes de desembarcar. Observo que hay ejemplares adultos y también pollos con plumajes distintos según la etapa de crecimiento en la que se encuentran.

pingüinos
Foto: Andoni Canela

Durante el verano los adultos también mudan el plumaje: un buen abrigo de plumas impermeables les asegura poder nadar y bucear por las frías aguas antárticas en busca de comida, principalmente crustáceos y krill. En ellos se acumula la contaminación de las aguas marinas, y eso va afectando a los distintos eslabones de la cadena trófica hasta depositarse en los grandes depredadores que se encuentran en la cúspide de la pirámide alimenticia.

Mientras no les hayan salido las plumas definitivas, tanto adultos como pollos deberán permanecer en tierra durante unas cuantas semanas. Se trata de un momento delicado, puesto que se vuelven muy vulnerables.

pingüinos papúa
Foto: Andoni Canela
pingüinos papúa
Foto: Andoni Canela

Aparte de comer poco tendrán que ir con cuidado mientras permanecen en tierra con aves depredadoras y oportunistas como los skúas o los págalos grandes, que no dudan en atacar a una cría desvalida o aprovecharse de un adulto debilitado. Cuando logren hacer la muda los adultos y crezcan los pollos, en el mar los pingüinos juanito pueden convertirse en víctimas de los lobos marinos y las focas leopardo.

pingüinos papúa
Foto: Andoni Canela
pingüinos papúa
Foto: Andoni Canela

Salgo en piragua con la intención de poder acercarme con tranquilidad y discreción a un grupo de pingüinos que están en una costa rocosa. El lento avance de la embarcación me permite acercarme mucho, agradecido por que el mar esté tranquilo y pueda controlar el rumbo sin hacer movimientos bruscos. La recompensa es evidente y satisfactoria cuando ya puedo observar a los pingüinos desde un punto de vista inusual.

pingüinos papúa
Foto: Andoni Canela
pingüinos papúa
Foto: Andoni Canela

En los últimos años los pingüinos papúa están ganando territorio a otras especies típicas de la zona antártica. Solían criar más al norte, dentro del mismo continente, pero ahora el cambio climático está causando desplazamientos a la hora de establecer las colonias. Ahora los papúa anidan más al sur, en lugares que antes eran propios de los pingüinos adelia. Precisamente la presión ejercida por los papúa provoca que los adelia pierdan sus zonas de cría.

pingüinos papúa
Foto: Andoni Canela

Andoni Canela es un reconocido fotógrafo de naturaleza cuyo trabajo ha aparecido publicado en cabeceras como National Geographic, Time o Geo. Su serie de artículos Espíritu salvaje para Quesabesde es fruto del proyecto Looking for the Wild, que lo llevará a viajar por todo el mundo en busca de los animales más representativos de cada continente.

7
Comentarios
Cargando comentarios