Crónica
PHOTOKINA 2006: CRóNICA

Cocktail con diamantes

 
26
SEP 2006
Iker Morán   |  Colonia

Aunque no ha sido hasta hoy -hace apenas unos minutos- cuando Photokina ha abierto sus puertas oficialmente a esta edición de 2006, en realidad ya hace tiempo que la feria ha comenzado. De hecho, el año que toca reunirse en Colonia todos los fabricantes otean el horizonte ya desde enero para colocar sus productos a orillas del Rin.

Pero no hace falta remontarse tanto, ni siquiera a las trepidantes y surrealistas semanas de embargos sobre información confidencial y filtraciones que han precedido este viaje a tierras germanas. Basta con acercarse por aquí un día antes de la inauguración para descubrir los divertidos entresijos de la jornada dedicada a la prensa.

Foto: Iker Morán (Quesabesde)
Las compañías presentes en Photokina 2006 ultimaban ayer todos los detalles para sus presentaciones.

Una oportunidad única para -además de quedarse uno sin fin de semana por aquello de los desplazamientos- dar un paseo por una Köln Messe desierta de público y repleta de preparativos de última hora y ensayos de bailes, o correr de una rueda de prensa a otra. De camino, con un poco de suerte, puede que incluso te topes con -oh, sorpresa- una FinePix S5 Pro de la que, por lo visto, nadie sabía nada al otro lado de los Pirineos. Pero ésa es otra historia.

Otra actividad interesante es verse sumergido de forma totalmente involuntaria en un encantador ritual en forma de visita guiada a Photokina. Los compañeros de la prensa generalista, evidentemente, tienen cosas más interesantes que hacer que debatir durante siete días sobre la trascendencia de los fotodiodos en el devenir de la humanidad.

Foto: Iker Morán (Quesabesde)
La presentación, ayer, de la FinePix S5 Pro cogió por sorpresa a los enviados especiales de QUESABESDE.COM. Fujifilm España ni siquiera les informó de que se celebraba una rueda de prensa en Colonia.

Como tienen que rellenar el cuadernillo especial para justificar la publicidad, nada mejor que ser llevado de una a otra marca, para que una sonriente modelo vaya cogiendo las cámaras más interesantes -si hay una cámara de televisión, los responsables de comunicación hacen la ola si es menester- y pose paciente.

Un portavoz, mientras, les comenta a los muchachos que, atención, esa cámara que están viendo ahora mismo es de "su" marca y no de la "otra" marca, tal y como aparece por error en el dossier de prensa.

Foto: Iker Morán (Quesabesde)
Un tour organizado por la feria de Colonia permite a los fotoperiodistas de medios generalistas tomar fotografías de las principales novedades, como la K10D de Pentax que sostienen estas modelos.

Continúa el recorrido, con espacios a medio montar y otros que ya lucen relucientes. Hay grupos que ensayan piezas de baile con las que nos deleitarán hoy mismo, mientras la K10D de Pentax posa coqueta y exitosa, antes de que la avalancha de curiosos rompa con su misterio.

Según se acerca el mediodía, surgen unos de los habitantes más comunes en este tipo de eventos: los canapés. Y es que, con el estómago lleno y una cerveza alemana en la mano, todas las cámaras parecen un poco más interesantes.

Foto: Iker Morán (Quesabesde)
Las modelos posan para los medios el día previo a la apertura de la feria.

Aunque aún no está demostrado científicamente, si fuera posible pesar a cada uno de los periodistas a la entrada y salida de Photokina en jornadas como la de ayer, la báscula delataría divertidos detalles sobre las rutinas de trabajo de algunos aguerridos reporteros internacionales. ¿Acaso una intensa cobertura mediática y de relaciones públicas y publicitarias -no son las marcas las únicas que vienen a vender algo a las ferias- no merece un descanso?

Y puestos a descansar de una jornada que desde primera hora de la mañana ya amenazaba con prologarse hasta altas horas de la madrugada -tal y como, efectivamente ocurrió-, nada mejor que hacerlo con vistas a la impresionante catedral de Colonia.

Allí nos convoca Canon, que sabe que con música de fondo y unos cuantos ágapes de inspiración oriental se hace más ameno el repertorio de compactas, réflex, impresoras y -ahora también- discos duros.

Foto: Iker Morán (Quesabesde)
Foto: Iker Morán (Quesabesde)
La versión con diamantes de la Digital IXUS 65 se dejó ver en el evento organizado ayer por Canon.

Remata la estampa una modelo que se pasea con una de esas IXUS de diamantes que lucen unos cuantos miles de euros en su apellido. Posa vestida a lo Audrey Hepburn -nótese la sutil referencia cinematográfica- mientras alguno de los periodistas se plantea salir de Colonia con un plus en el bolsillo.

Para evitar tentaciones, dos guardias de seguridad (por sus dimensiones no parecían atrezzo) vigilan atentos.

0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar