Actualidad

Philips renunciará a los televisores de plasma para centrarse en los LCD

 
14
MAR 2007

Dos meses después de presentar un televisor de plasma en el salón CES de Las Vegas, Philips ha anunciado que abandonará el mercado de las pantallas de plasma para dedicarse en exclusiva al sector de los LCD. En este sentido se ha expresado el director general de la firma holandesa durante una rueda de prensa celebrada en Hong Kong.

El sector de los televisores de plasma perderá próximamente uno de sus nombres más representativos. Philips, la firma que en 2006 ocupó el cuarto puesto en el mercado de las pantallas de plasma, ha sorprendido desvelando sus intenciones de abandonar el sector para enfocar su estrategia en los televisores LCD.

Rudy Provoost, director general de Philips, ha sido el encargado de hacer público el anuncio en el marco de una rueda de prensa celebrada en Hong Kong de la que ha dado cuenta el diario electrónico taiwanés DigiTimes.

Rudy Provoost, director general de Philips, ha sido quien ha informado que la compañía dejará de comercializar pantallas de plasma.

La compañía holandesa reducirá progresivamente las ventas de sus televisores de plasma en todos los mercados -salvo en Norteamérica y Australia, que de momento seguirán igual- hasta lograr el cese definitivo de su actividad en este segmento. El objetivo en China es detener su comercialización antes de que finalice 2007.

Por sorpresa
La noticia ha llegado inesperadamente, ya que se produce apenas dos meses después de que Philips exhibiera en la pasada edición del salón CES de Las Vegas el flamante 63PFP7422D, un televisor de plasma de 63 pulgadas que comenzará a comercializarse en Estados Unidos este verano por unos 5.500 dólares.

Además, de acuerdo con los datos ofrecidos por los analistas de DisplaySearch, Philips ocupó en 2006 el cuarto puesto en el ranking de ventas de televisores de plasma, sólo por detrás de Panasonic, Samsung y LG.

Philips presentaba este enero en Las Vegas su 63PFP7422D, un plasma de 63 pulgadas.

Según las declaraciones de Provoost, el objetivo de Philips es centrarse en el mercado de los televisores LCD, segmento en el que la firma holandesa ocupa el segundo lugar del ranking por detrás de Samsung, acaparando el 13 por ciento de las ventas (siempre según los datos de la misma empresa de investigación de mercado).

Sin fabricación propia
Al contrario de lo que ocurre con los LCD, ramo en el que la firma holandesa es propietaria de casi un tercio de las acciones de LG.Philips LCD -uno de los mayores productores de paneles de cristal líquido del mundo-, Philips no fabrica sus propios televisores de plasma.

La subcontratación de terceros para la creación de las pantallas y los buenos augurios que acompañan al segmento de los LCD -de los que se espera vender 63 millones de unidades este año- se pueden contar entre las motivaciones de este cambio de estrategia.

La noticia se produce apenas diez días después de que Philips anunciara que también abandonará su tecnología de retroiluminación por escaneado Clear LCD.

Al igual que entonces, el futuro de varios de los modelos de la firma holandesa queda sumido en la incertidumbre. En el caso de España, se sitúan en el punto de mira los televisores de plasma Cineos 50PF9631D/10, Cineos 42PF9631D/10, 50PF7321/10, 42PF5521D/12, 50PF7521D/12, 42PF5331/10, 42PF7521D/12 y 42PF3321/10, que siguen comercializándose.

0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar