Actualidad

Un sistema de enfoque sin partes móviles, última innovación de Philips

 
4
MAR 2004

El ingenio de Philips, la compañía que recientemente presentó la primera pantalla de cristal líquido enrollable, vuelve a copar los titulares de los medios especializados. En esta ocasión, la novedad es un sistema de enfoque de una sola lente y sin partes móviles, inspirado en el funcionamiento del ojo humano.

La solución a las limitaciones de las lentes de foco fijo podría estar en manos de Philips. La compañía holandesa ha desvelado un nuevo hito óptico: un sistema de enfoque carente de partes móviles y mecanizaciones. La innovación, de hecho, consiste en una única lente que cambia internamente de forma en función de las cargas eléctricas que recibe.

La lente está constituida por dos fluidos inmiscibles, esto es, que no pueden mezclarse: una solución acuosa, que conduce la electricidad, y otra suerte de líquido no conductor. Es a raíz de la posición recíproca entre estos dos flujos, condicionada por las variaciones de tensión, que la lente altera su distancia focal.

La primera lente que ha desarrollado Philips basándose en este sistema, al que llama FluidFocus, tiene unas dimensiones de 3 milímetros de diámetro por 2,2 de longitud. El rango focal de la misma abarca desde los 5 centímetros al infinito, y su velocidad de enfoque es "extremadamente rápida", según la compañía.

Philips asegura que ha sometido su nueva lente a más de un millón de operaciones de enfoque, sin que ello haya diezmado su rendimiento. Otras de sus características son su resistencia a los golpes y a las temperaturas poco favorables.

La compañía neerlandesa exhibirá la nueva niña de sus ojos en el próximo salón CeBIT de Hannover, cuya inauguración tendrá lugar el próximo día 18 de marzo.

0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar