Actualidad

Philips suma otros 6.000 despidos al nefasto panorama laboral del sector tecnológico

 
27
ENE 2009

Los primeros resultados económicos negativos en los últimos seis años han provocado otra ola de despidos en el mayor productor de tecnología de consumo de Europa. Así lo ha anunciado Philips, que recortará su plantilla mundial en un 5% -unos 6.000 puestos de trabajo- tras experimentar unas pérdidas de 1.500 millones de euros durante los últimos meses de 2008. Pese a que sólo la división médica de la compañía se libra de los números rojos, la firma holandesa eliminaba recientemente más de 1.500 puestos en este área.

Los números rojos vuelven a cebarse con los principales nombres del segmento de la electrónica de consumo. Tras los sonados casos de Sony y Microsoft, entre muchos otros, ahora le llega el turno a Philips, que no ha dudado en presentar un drástico plan de reestructuración nada más conocerse sus malos datos económicos del último cuatrimestre de 2008.

Pese a la contundencia de esos 1.500 millones de euros de "pérdidas" de las que habla Philips, en realidad se trata de un descenso de los beneficios, que ahora se sitúan en poco más de 900 millones, frente a los más de 2.000 millones de euros obtenidos en ejercicios anteriores.

La sede internacional de Philips, en Ámsterdam. | Foto: Philips

Según los portavoces de la multinacional holandesa, el objetivo es ahorrar unos 400 millones de euros anuales mediante la reducción de la plantilla. Una medida que implicará la destrucción de unos 6.000 puestos de trabajo en todo el mundo, aunque Philips no ha aportado datos más concretos sobre las fábricas o países que se verán afectados.

La división médica, en positivo
Además de la caída en la demanda de productos electrónicos -un argumento esgrimido por todas y cada una de las multinacionales que en las últimas semanas han anunciado planes similares-, en el caso de Philips la división eléctrica y de iluminación es la más afectada por la crisis económica mundial.

Según los datos oficiales, los problemas del sector de la construcción y del automóvil han hecho que las ventas de material eléctrico cayeran en picado durante los últimos meses.

Más suerte ha habido en el área médica de la compañía, la única que se libra de los malos resultados y que puede seguir presumiendo de un aumento de los beneficios del 9%. Curiosamente, hace pocos días Philips anunciaba el despido de 1.600 personas de esta división para garantizar el margen de beneficio si la crisis empeoraba.

0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar