Actualidad

Demandan al fotógrafo del autorretrato del mono para dar los derechos de autor al animal

17

La organización animalista PETA asegura que las leyes estadounidenses no distinguen entre especies animales y que el macaco es el autor de la foto

Foto: David Slater
24
SEP 2015

David Slater creyó haber dado con una gran foto cuando recuperó su cámara de las manos de un macaco cleptómano, pero en realidad solo se encontró con un quebradero de cabeza que le sigue persiguiendo a día de hoy. Mil veces reproducido desde su captura en 2011, el famoso selfie del mono -que en realidad tomó varias fotografías, aunque solo una se haya hecho famosa- terminó por ser añadido al archivo Commons de la Wikipedia, cuyos administradores consideraron de carácter público al haber sido tomado por un animal.

Slater defendió desde el primer momento que es el legítimo autor de la foto, pero la justicia estadounidense dio la razón a la Wikipedia al determinar que él solo era el propietario de la cámara y no el fotógrafo. Ahora la organización animalista PETA quiere llegar más lejos y transferir los derechos de autor al mono.

"Los hechos son que yo fui el intelecto detrás de las fotos, yo lo preparé todo", asegura Slater

Conocida por sus polémicas campañas publicitarias, PETA ha demandado al fotógrafo de naturaleza en San Francisco con la intención de lograr que la justicia estadounidense reconozca la autoría de la foto al macaco, bautizado con el nombre Naruto.

La fotografía de Naruto fue publicada en el libro "Wildlife Personalities", editado por el propio Slater. De acuerdo con el razonamiento de PETA, el mono debería percibir un canon por reproducción, así como la propiedad de los derechos sobre la misma.

Según la organización, que la oficina encargada de los derechos de autor en Estados Unidos no reconozca la autoría de animales no es un hecho indiscutible sino una simple opinión. Más aún, PETA argumenta que las leyes "otorgan los derechos de copia a los autores de obras originales, sin límite en las especies". Según esta organización, "la ley de derechos de autor es clara: no es la persona que posee la cámara, sino el ser que toma la fotografía".

No todos los primates son iguales

Slater, como era de esperar, no acepta ni remotamente la valoración de PETA sobre los derechos de la foto ni la propia autoría de la misma. "Los hechos son que yo fui el intelecto detrás de las fotos, yo lo preparé todo. Un mono simplemente pulsó el botón de una cámara colocada en un trípode, un trípode que yo situé y sostuve durante la sesión", ha declarado a Associated Press.

El fotógrafo, que ha logrado obtener los derechos de la imagen en Reino Unido, ha declarado a Associated Press que tan solo quiere que su familia pueda vivir de su trabajo. "Deseo sinceramente que mi hija de cinco años pueda estar orgullosa de su padre y heredar mis derechos de autor para que pueda convertir mi trabajo en una herencia e ir a la universidad. Tengo muy poco más que ofrecerle."

Naruto, mientras tanto, se mantiene ajeno a la polémica en la selva indonesia.

Artículos relacionados (1)
17
Comentarios
Cargando comentarios