Actualidad

La Guardia Civil multa a dos fotógrafos que cubrían los sucesos en la valla de Melilla

10

José Colón y Sergi Cámara denuncian que la sanción se produjo cuando ya habían recogido el material. Según la policía, cometieron una infracción grave

21
AGO 2014

Los fotógrafos José Colón y Sergi Cámara cometieron una "infracción grave" el pasado 18 de junio al capturar las escenas que tuvieron lugar -y siguen teniendo lugar- en la valla que separa España con Marruecos en la ciudad autónoma de Melilla. Esto es por lo menos lo que consta en el parte tramitado por la Guardia Civil, en el que se les comunica a los dos fotógrafos españoles una sanción de 150 euros, según informa El Diario.

El instituto armado señala que los multados entorpecieron la labor de los guardias fronterizos y pusieron en peligro su propia integridad al operar dentro del perímetro de seguridad. Sea como fuere, el trabajo realizado por Colón y Cámara esa noche dio la vuelta al mundo.

En las imágenes en vídeo que capturaron aparecen miembros de las fuerzas auxiliares marroquíes golpeando a los inmigrantes que trataban de saltar la valla, llegando a propinar una paliza a uno de ellos en territorio español ante la aparente indiferencia de la Guardia Civil. Cerca de 400 personas intentaron cruzar la frontera ilegalmente ese día, en la que fue una de las avalanchas humanas más polémicas y mediáticas registradas hasta la fecha.

Vídeo grabado por los fotoperiodistas.

De acuerdo con las declaraciones de los fotógrafos a El Diario, miembros de la Guardia Civil les identificaron y conminaron a abandonar la denominada "zona de seguridad", un perímetro designado por los propios agentes y con una flexibilidad formulada para evitar el acceso de los medios a determinadas áreas. Tanto es así que los profesionales gráficos señalan un uso manipulador del mismo, no ajustado a las necesidades propias del control de fronteras sino a evitar la captura de fotografías o vídeos potencialmente comprometedores.

Según Colón, "parece como si la multa fuera un castigo por la repercusión de aquel vídeo". Durante los últimos meses la Guardia Civil había reducido su presión sobre los periodistas, que pudieron documentar el creciente fenómeno de las avalanchas de inmigrantes justo en el momento en el que el ejecutivo español solicitaba fondos a la Unión Europea para combatir esta situación.

Las polémicas imágenes capturadas por Colón y Cámara, sin embargo, parecen haber tenido el efecto de endurecer las zonas de seguridad y la forma en la que la Guardia Civil interactúa con los medios. Colón ironiza sobre la situación en El Diario: "Decimos de broma que, dentro de poco, la 'zona de seguridad' empezará en nuestra casa."

Fuentes y más información
10
Comentarios
Cargando comentarios