• Fujifilm XF1: de un vistazo
  • Canon PowerShot G15: de un vistazo
Prueba de producto
LA EXTRAñA PAREJA

Pentax Q10 y Pentax 560 mm f5.6: la extraña pareja

 
21
SEP 2012
Iker Morán   |  Colonia

Fue lo primero que se nos pasó por nuestra enfermiza cabeza cuando Pentax anunció el adaptador que permite usar ópticas con bayoneta K con las cámaras del singular sistema Q: ¿Por qué no combinar un teleobjetivo potente con la nueva Q10 y estirar así su focal hasta lo absurdo? Con esa idea nos hemos plantado en el estand de Pentax en Photokina.

En realidad la nueva Q10 también merece cierto protagonismo en este experimento. Se trata de la segunda generación de este singular sistema sin espejo basado en un pequeño sensor de 1/2,33 de pulgada. Con los mismos 12 megapíxeles que la Q pionera, la recién llegada registra cambios en el propio captor y en el procesador, y luce alguna que otra ligera modificación estética.

Pentax Q10
Pentax Q10
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

También es nuevo el citado adaptador, que permite utilizar ópticas Pentax K en la bayoneta de esta Q. Con él, además de ampliar la gama de objetivos disponibles, también se abre un mundo de posibilidades para los amantes de las focales extremas, pues el factor de recorte de esta pequeña cámara es de 5,5x.

Pentax Q10
Pentax Q10
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Pentax Q10
Pentax Q10
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

El tercer ingrediente de esta receta es también muy reciente: el Pentax 560 mm f5.6 DA ED AW, que vio la luz hace apenas una semana y cuya corpulenta presencia ya se ha dejado notar en la feria de Colonia.

Pentax Q10
Pentax Q10
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Salta a la vista que, en los planos ergonómico e incluso estético, la combinación es un auténtico despropósito. Si una óptica de dimensiones comedidas ya parece gigantesca junto a una diminuta Q o Q10, este descomunal teleobjetivo de 560 milímetros convierte el cuerpo de la cámara en poco más que un apéndice.

Pentax Q10
Pentax Q10
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Pentax Q10
Pentax Q10
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Tras colocar el adaptador y montar la óptica, la pantalla de la Q10 nos invita a introducir la focal equivalente. Calculadora en mano, los 560 milímetros reales multiplicados por el mencionado factor de 5,5x nos da un resultado de -atención- 3.080 milímetros. La introducción manual de este dato le sirve a la cámara para poder aplicar su sistema de estabilización mecánica.

Pentax Q10
Pentax Q10
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Pentax Q10
Pentax Q10
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Con la luminosidad manteniéndose en f5.6, el resultado es un espectacular 3.000 mm f5.6. Los amantes del "digiscoping" puede que estén interesados en esta combinación, más allá de la gracia que a nosotros nos pueda hacer.

Pentax Q10
Pentax Q10
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

En el poco probable caso de que alguien decida tomárselo en serio, hay que tener en cuenta el precio del chiste: la cámara es el menor de los problemas (unos 450 euros), y seguramente el precio del adaptador tampoco nos preocupará demasiado si tenemos en cuenta que este potente teleobjetivo costará unos 7.000 euros cuando llegue al mercado.

Nadie dijo que ser los más originales y graciosos fuera barato.

Pentax Q10
Pentax Q10
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Pentax Q10
Pentax Q10
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Productos relacionados (1)
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar