• Apple iPod touch, nano y shuffle: análisis
  • Fujifilm X100S y X20: preguntas y respuestas
MáS VALE TARDE...

Pentax MX-1: primeras muestras  

17
ENE 2013

Diseño austero y retro en muchos aspectos, óptica luminosa, sensor más grande de lo habitual, controles manuales y RAW. La fórmula de las compactas de gama alta hace mucho que está inventada, así que Pentax sólo tenía que aplicarla. Le ha costado unos años, pero por fin se ha animado con esta MX-1 que veía la luz la semana pasada y que ya ha pasado por nuestras manos. Contundente, con un diseño que enamora (genial eso del latón que se desgasta) y una calidad de imagen que pinta bien, no tardamos en dar con algunas carencias clásicas de cualquier modelo de primera generación.

Hace poco más de una semana se presentaba en Las Vegas y hace 48 horas aterrizaba en Barcelona. Justo ese tiempo ha sido el que hemos podido estar trasteando con una de las primeras unidades de preproducción de la Pentax MX-1 que han llegado al país, con un firmware no definitivo instalado y bastantes detalles todavía por pulir en sus menús de pantalla.

Pentax MX-1
Pentax MX-1
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Pese al funcionamiento un tanto errático de algunas funciones, no hemos querido dejar pasar la oportunidad de echarle el guante y recopilar unas decenas de imágenes de muestra. Evidentemente no son representativas al 100% de la calidad final de la cámara, pero la experiencia nos dice que son más que suficientes para hacerse una muy buena idea del potencial de esta MX-1.

Disponible el próximo mes de febrero por unos 500 euros (luego volveremos a tocar el tema del precio), los más impacientes puede ir abriendo boca con uno de nuestros paseos fotográficos por Barcelona acompañados de la nueva joya compacta de Pentax.

Latón

Le falta el pentaprisma de su abuela de película, pero la MX-1 no sólo homenajea a la Pentax MX en el nombre, sino también en sus formas. Aunque sobre gustos ya se sabe que no hay nada escrito, serán pocos los que se resistan a dejarse seducir por el aspecto de esta compacta digital. De hecho, la única duda que nos surge sobre su apariencia es si preferimos el acabado en negro o el que incluye sendas franjas metálicas en la base y la zona superior.

Pentax MX-1
Pentax MX-1
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Aunque pensábamos que el uso del latón en esta zona era un detalle menor o anecdótico, al verlo escrito ("brass") en la cámara, justo sobre el flash que incorpora, caemos en la cuenta de que para Pentax resulta un dato importante. Según nos explican desde la firma, la gracia es que con el uso y el roce de la correa el desgaste de este material en las esquinas nos recordará el aspecto de las cámaras de película. Veremos si a todos les parece gracioso este guiño retro llevado hasta las últimas consecuencias.

Pentax MX-1
Pentax MX-1
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Pentax MX-1
Pentax MX-1
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Contundente y realmente pesada entre las manos (casi 400 gramos con la batería), su generoso grosor hace que la falta de una empuñadura no sea un problema para el agarre. Un grosor que, en parte, podemos achacar a la pantalla articulada (3 pulgadas y 920.000 puntos de resolución) de la cámara. ¿Útil? Sin duda, pero nos hubiera gustado ver una integración menos brusca en el diseño de la MX-1 o que afectara en menor medida a sus formas.

Algunas carencias

Pese a las buenas sensaciones generales que transmite la cámara, hay unas cuantas carencias que saltan rápidamente a la vista. Más aún si recordamos que estamos ante un modelo que costará unos 500 euros y sin perder de vista que la competencia en este segmento lleva ya unas cuantas generaciones de ventaja para ir mejorando los detalles.

Pentax MX-1
Pentax MX-1
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

La rueda de control en el barril de la óptica es un clásico que se echa de menos aquí. Y es que una cámara con semejante filosofía pide a gritos tener en esta zona algún tipo de mando que permita ajustar el zoom, el diafragma, etcétera. Un anillo mecánico o electrónico con función configurable, o algo por el estilo.

Pentax MX-1
Pentax MX-1
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Pentax MX-1
Pentax MX-1
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

También echamos de menos una zapata para flash. Es cierto que la mayoría de los usuarios no lo usarán casi nunca, pero disponer de esta prestación nos ahorraría tener que señalar su ausencia y empezar con los agravios comparativos. Y es que, excepto la Sony Cyber-shot DSC-RX100, el resto de modelos de esta gama cuentan con zapata.

Pentax MX-1
Pentax MX-1
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Tres cuartos de lo mismo pasa con el visor: a falta de uno integrado -ojalá lo hubiera-, al menos que sea opcional. En el caso de esta MX-1, ni una cosa ni la otra. Y ya que hemos cogido carrerilla con el tirón de orejas, otro más: si bien incorpora diversos accesos directos, en una cámara de este nivel se espera que haya cierto margen para que el usuario configure algunos mandos a su gusto. Tampoco es el caso, salvo que se trate de opciones que no se han incluido en los menús de este modelo de preproducción que hemos probado.

12 megapíxeles a ritmo de CMOS

Dado el carácter no final del modelo probado, no es todavía el momento de valorar la agilidad del enfoque (correcta, por lo que hemos podido ver hasta ahora) ni de poner a prueba su velocidad. La obturación máxima es de 1/8.000 de segundo, aunque para ello hay que activar el obturador electrónico porque de otro modo el valor se queda en 1/2.000 de segundo. La cámara cuenta también con un filtro de densidad neutra (ND) integrado.

Pentax MX-1
Pentax MX-1
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Suponemos que los datos sobre la autonomía (unos 300 disparos con una carga, según nuestra experiencia) también son preliminares. Y esperemos que lo mismo ocurra con las cifras oficiales del disparo en ráfaga: se habla de sólo 1 fotograma por segundo hasta un máximo de 6 disparos consecutivos.

Muestras: 12 MP
Las fotografías se han realizado con una Pentax MX-1 dotada de un firmware no definitivo:
las fotografías se han realizado con una pentax mx-1 dotada de un firmware no definitivo:
las fotografías se han realizado con una pentax mx-1 dotada de un firmware no definitivo:
las fotografías se han realizado con una pentax mx-1 dotada de un firmware no definitivo:
las fotografías se han realizado con una pentax mx-1 dotada de un firmware no definitivo:
las fotografías se han realizado con una pentax mx-1 dotada de un firmware no definitivo:
las fotografías se han realizado con una pentax mx-1 dotada de un firmware no definitivo:

Lo que sí podemos hacer es echar un vistazo al comportamiento del sensor de la MX-1. Sus cifras no deparan sorpresas, y de hecho ese CMOS de 1/1,7 de pulgada y 12 megapíxeles bien podría ser pariente cercano del visto en otros modelos de la competencia.

Muestras: 12 MP
Las fotografías se han realizado con una Pentax MX-1 dotada de un firmware no definitivo:
las fotografías se han realizado con una pentax mx-1 dotada de un firmware no definitivo:
las fotografías se han realizado con una pentax mx-1 dotada de un firmware no definitivo:
las fotografías se han realizado con una pentax mx-1 dotada de un firmware no definitivo:
las fotografías se han realizado con una pentax mx-1 dotada de un firmware no definitivo:
las fotografías se han realizado con una pentax mx-1 dotada de un firmware no definitivo:
las fotografías se han realizado con una pentax mx-1 dotada de un firmware no definitivo:

Pero lógicamente no se trata sólo de sensor, sino también de óptica. En este sentido, el zoom de 4 aumentos (correspondientes a un rango focal de 28-112 milímetros) con una interesante luminosidad máxima de f1.8-2.5 también nos resulta familiar. ¿No utiliza la Olympus Stylus XZ-2 un objetivo con idénticos valores?

Dejando a un lado las coincidencias, lo interesante es ver qué tal se lleva el binomio sensor-objetivo y qué resultados ofrece. Pese a todas las comillas que habría que ponerle a estas muestras preliminares (el balance de blancos no va especialmente fino, la saturación en algunos casos parece un tanto desatada y la corrección de las aberraciones cromáticas todavía tiene que ajustarse), la verdad es que nos gusta bastante lo que vemos.

Muestras: sensibilidades altas
Las fotografías se han realizado con una Pentax MX-1 dotada de un firmware no definitivo:
las fotografías se han realizado con una pentax mx-1 dotada de un firmware no definitivo:
las fotografías se han realizado con una pentax mx-1 dotada de un firmware no definitivo:
las fotografías se han realizado con una pentax mx-1 dotada de un firmware no definitivo:
las fotografías se han realizado con una pentax mx-1 dotada de un firmware no definitivo:
las fotografías se han realizado con una pentax mx-1 dotada de un firmware no definitivo:
las fotografías se han realizado con una pentax mx-1 dotada de un firmware no definitivo:

Tanto el nivel de detalle de las tomas en general como el control del ruido cuando la luminosidad de la escena cae auguran unos resultados muy decentes para tratarse de una compacta.

Muestras: RAW
Las fotografías se han realizado con una Pentax MX-1 dotada de un firmware no definitivo. Haz clic bajo la imagen para descargar el archivo original en formato RAW:

A la espera de una eventual mejora en la optimización del rango dinámico -esas luces altas se resisten en el modelo probado- y si bien es cierto que los 25.600 ISO que ofrece esta Pentx están fuera de lugar, los buenos resultados a 400 y 800 ISO e incluso alguna toma nocturna a 1.600 ISO que podríamos salvar invitan al optimismo inicial.

Un sector complicado

Si bien no es todavía el momento de ponernos la toga para dictar sentencia, lo visto hasta ahora nos anima a adelantar una más que posible valoración de la Pentax MX-1: bien en cuanto a la calidad de imagen (sin perder de vista el segmento al cual pertenece), pero claramente mejorable en lo que respecta a prestaciones.

Una vez más tenemos que echar mano de lo que tantas veces hemos dicho ya: cuando se llega el último a un sector hay que traer algo nuevo bajo el brazo. El diseño de la MX-1 nos gusta mucho y su filosofía sigue al pie de la letra la consabida receta.

Pentax MX-1
Pentax MX-1
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

El problema radica en las citadas carencias (zapata, anillo de control, posibilidad de usar un visor) y en un precio elevado que obliga a compararla con cámaras más veteranas y mejor preparadas en algunos aspectos.

Una comparación que no suele dejar en muy buen lugar a los modelos de primera generación como esta MX-1 de Pentax. Eso sí, bienvenida sea una nueva opción en el que, sin duda, se ha convertido en uno de los segmentos más interesantes y activos del escaparate fotográfico.

Nota: las tarjetas de memoria que aparecen fotografiadas en este artículo han sido cedidas por SanDisk como parte de un acuerdo publicitario alcanzado entre esta compañía y QUESABESDE.COM.

Productos relacionados (1)
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar