• Nikon D80: toma de contacto y muestras
  • Olympus E-400: toma de contacto
Prueba de producto
GOLPE DE EFECTO

Pentax K10D: toma de contacto

 
27
SEP 2006
Iker Morán   |  Colonia / Barcelona

Ni el hecho de estar anunciada con más de medio año de antelación, ni siquiera las filtraciones que precedieron su presentación han restado fuerza a la Pentax K10D, que llega a Photokina convertida en una de las piezas más relevantes de esta edición. Sobre el papel, pocas dudas caben de que nos encontramos ante una de las SLR de 10 megapíxeles más apetecibles -precio incluido- del mercado. QUESABEDE.COM ya ha podido constatar, primero en Barcelona y ahora en Colonia, las expectativas despertadas.

Tras una fértil saga de cámaras réflex digitales -las *ist D en sus innumerables versiones- cuya acogida en el mercado no ha sido muy multitudinaria, la K100D supuso para Pentax un revulsivo. El cambio de nomenclatura y el estabilizador en el cuerpo fueron el aperitivo de lo que la recién llegada K10D deparaba.

Convertida en auténtico punto de inflexión para la compañía, la K10D vuelve a acercar Pentax a los fotógrafos profesionales -o a los más exigentes, por lo menos- y la marca a los grandes titulares. Y es que su larga lista de prestaciones, con el procesador de 22 bits, el renovado estabilizador, el sistema de limpieza y el prometido precio, han elevado a la nueva réflex a los altares de Photokina 2006.

Foto: Iker Morán (Quesabesde)
Foto: Iker Morán (Quesabesde)
La K10D es la gran atracción del stand de Pentax en Photokina 2006.

Tan sólo hay que acercarse al stand de Pentax en la feria de Colonia para percatarse del revuelo levantado en torno a esta nueva réflex. Además de los modelos que permanecerán expuestos durante estos días -y que ayer pudo ver la prensa acreditada-, QUESABESDE.COM ya tuvo ocasión de tener un rápido contacto con un temprano modelo de preproducción de la Pentax K10D antes de venir a Colonia.

Foto: Iker Morán (Quesabesde)
Tres modelos posan para la prensa con varias K10D en la feria alemana.

Aunque breve, la experiencia fue suficiente para anotar unas primera impresiones que ahora pueden ser corroboradas desde la propia feria. Desafortunadamente, los portavoces de Pentax en Photokina nos informan de que ninguno de los modelos expuestos tiene instalado el firmware definitivo. No es posible, por tanto, obtener imágenes de muestra.

Pequeña pero robusta
Sorprende a primera vista que el tamaño de la cámara no haya aumentado notablemente respecto a sus compañeras de catálogo. Tal vez llevados por las promesas de prestaciones avanzadas y construcción concebida para el fotógrafo profesional, esperábamos encontrarnos con un cuerpo un poco más grande. Algo a lo que, sin duda, la empuñadura vertical opcional contribuirá.

Pentax K10D
Pentax K10D
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Sin embargo, la diferencia de peso entre la K10D y unas de las anteriores réflex de Pentax deja bien claro que algo ha ocurrido en su interior. De dimensiones no muy distintas, la contundencia de uno y otro cuerpo poco o nada tienen que ver, y algo similar ocurre con el potente sonido de la obturación.

Pentax K10D
Pentax K10D
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Las especificaciones oficiales hablan de un modelo resistente al agua y al polvo, con sus juntas selladas tal y como corresponde a las cámaras de aspiraciones profesionales.

Pentax K10D
Pentax K10D
Foto: Iker Morán (Quesabesde)
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

La tapa de la batería -que sustituyen aquí a las pilas empleadas antes- y el compartimento para la tarjeta SD Card corroboran este hermetismo, con un sistema de apertura mediante una pequeña palanca. Un mecanismo que, si bien parece asegurar la estanqueidad, resulta bastante impracticable y peligroso para las uñas del usuario.

Torrente de novedades
Si la ergonomía de la cámara se caracteriza por una profusión de mandos que cuestiona el minimalismo al que parecen apuntar otras SLR, también el listado de nuevas prestaciones luce un generoso número de puntos.

En el epicentro de estas funciones se sitúa un sensor CCD de 10,2 millones de píxeles que, según confirman fuentes fiables, llega firmado por Sony. Un dato que podría confirmar lo que ya se comentaba desde hace tiempo: la Nikon D200 -y ahora la D80-, la Sony A100 y esta K10D comparten un sensor, sino idéntico, sí muy similar.

Pentax K10D
Pentax K10D
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

No obstante, es el procesador de imagen el que acaba marcando las diferencias entre uno y otro modelo. En este sentido, Pentax ha lanzado un órdago considerable al dotar a su K10D del primer conversor analógico-digital (ADC) de 22 bits de profundidad de color.

Sin entrar en vericuetos técnicos, en teoría esto supone que el conversor de la K10D dispondrá de 22 dígitos (0 ó 1) por canal RGB para definir cada uno de los niveles que conforman la imagen, frente a los 12 que hasta ahora utilizaban las réflex digitales en la captura RAW.

Pentax K10D
Pentax K10D
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Será interesante ver en un análisis más detallado -y con muestras- cómo gestiona la cámara este caudal de información y su incidencia práctica en la calidad y el rango dinámico de las imágenes capturadas.

Continuando con los archivos RAW, la Pentax K10D ofrece dos interesantes aportes en este campo. En primer lugar, permite seleccionar el formato de archivo para la grabación de estas imágenes: el PEF -formato propio de Pentax- o DNG, avalado como estándar RAW por Adobe.

Pentax K10D
Pentax K10D
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

En cualquiera de los dos casos, en el lateral de la óptica el usuario se encontrará con un botón -identificado como RAW- que activa directamente la grabación en este formato. Sin duda, una práctica idea para cambiar de formato sin levantar el ojo del visor, que se puede configurar de dos modos: o para un solo disparo o para activar la grabación en RAW de forma continua.

Estabilización oscilante
Pese a no ser una novedad propiamente dicha, la estabilización del cuerpo de la K10D es uno de sus datos más destacados. Con idéntica denominación (SR) que la K100D, en este caso se añade a la oscilación horizontal y vertical del CCD la movilidad -por vez primera- hacia delante y atrás.

Pentax K10D
Pentax K10D
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Un dato que, presumiblemente, servirá para mejorar la corrección de la trepidación a bajas velocidades. En cualquier caso, un mando en la parte trasera se encarga de activar o desconectar este sistema.

Pentax K10D
Pentax K10D
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Vinculado a este sistema de oscilación, la K10D se encarga de estrenar la limpieza del sensor en las réflex de Pentax. Desde el menú de la cámara se puede acceder a diferentes opciones relacionadas con el mecanismo de limpieza, cuyo funcionamiento se percibe claramente como una vibración acompañada por su correspondiente sonido.

Pentax K10D
Pentax K10D
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

El usuario puede elegir la activación instantánea del mecanismo o bien su funcionamiento automático cada vez que se activa la cámara. Tampoco falta la opción más clásica, por si se resiste alguna mota de polvo: el acceso directo al sensor. En cualquier caso, los responsables de la marca nos recuerdan que una superficie adhesiva se encarga de recoger la suciedad expulsada para evitar que ésta vuelva a ir a parar al sensor.

Foto: Iker Morán (Quesabesde)
Pentax ha aprovechado la celebración de Photokina para mostrar sus tres nuevos objetivos ultrasónicos, aún en fase de desarrollo.

También en la zona de la montura la K10D esconde otras de sus novedades: dos conectores que, además de transformar la montura en la nueva KAF2, permitirán aprovechar las funciones de enfoque ultrasónico que tres objetivos de Pentax en desarrollo incorporarán el próximo año. De momento, las tres ópticas ya pueden contemplarse bajo una mampara en el stand de la firma en Photokina.

Prioridad a la sensibilidad
Con un rango de sensibilidades que oscila entre 100 y 1600 ISO, la K10D presenta dos interesantes aportaciones en este terreno. Por un lado, además de los clásicos modos de prioridad al diafragma y a la velocidad -que pueden seleccionarse mediante la rueda de la zona superior-, dispone de un nuevo modo de prioridad a la sensibilidad. Como su propio nombre indica, el usuario determina el valor ISO y la cámara adopta la exposición más adecuada.

Pentax K10D
Pentax K10D
Foto: Iker Morán (Quesabesde)
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Al decantarse por la sensibilidad automática, la K10D también permite seleccionar el rango de valores entre los que se puede mover dicha sensibilidad. Para ello, es necesario realizar una combinación de mandos que, si bien no es compleja, como otras funciones de la cámara sí requiere un cierto periodo de aprendizaje.

Respecto a los controles, la nueva SLR dispone afortunadamente de accesos directos para modificar la sensibilidad y el balance de blancos. Sin embargo, para cambiar la resolución de los archivos (10, 6 ó 2 megapíxeles) es necesario hacerlo desde el menú principal de la cámara.

Pentax K10D
Pentax K10D
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Igualmente reseñable es el botón verde localizado en la parte superior del cuerpo. Su función -nos explican desde Pentax- es cambiar rápidamente de modo de trabajo o tener un acceso rápido a los valores sugeridos por el exposímetro, aunque se esté disparando en modo manual.

Brillando en Photokina
Esta amalgama de prestaciones y novedades, como decíamos, convierten a la Pentax K10 en uno de los modelos más interesantes para este final de año, que marca hoy su punto de salida con la inauguración de Photokina 2006.

Aún es pronto para valorar si el trabajo con la cámara responde exactamente a todas las expectativas despertadas por su impresionante cuadro de especificaciones. Lo que sí está claro con la K10D entre las manos es que Pentax se ha tomado muy en serio su nueva apuesta réflex.

Pentax K10D
Pentax K10D
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Su éxito en Photokina se puede dar casi por asegurado. Habrá que ver, dentro de unas semanas, si el entusiasmo mediático obtiene una respuesta similar en los escaparates. Razones parece que no le faltan.

Etiquetas
Productos relacionados (1)
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar