• "Es como un ballet, todos con ese patético subir y bajar de la cabeza para ...
  • "Llevábamos años diciendo que el sistema de limpieza del sensor era ...
Entrevista
PHOTOKINA 2006: ENTREVISTA

"Aspiramos a estar entre los tres primeros del mercado réflex europeo en 12 meses"

 
2
OCT 2006
Iker Morán / Roger Boix   |  Colonia

La K10D ha llegado con la intención de sacudir el mercado réflex digital. Por menos de 1.000 euros, Pentax pretende conquistar al fotógrafo semiprofesional con un sistema que aúna -entre otras bondades- 10 megapíxeles, un conversor analógico-digital de 22 bits, limpieza del sensor y estabilización de imagen. La K10D fue el centro de atención de la conversación mantenida la semana pasada en la feria Photokina con el responsable de marketing Mario Britschgi, que trasladó a QUESABESDE.COM los ambiciosos planes de Pentax en el terreno réflex.

La K10D supone el retorno de Pentax en el mercado réflex de gama semiprofesional. ¿Vuelve la compañía a la carga en este sector?

Sí, absolutamente. Antes teníamos una oferta limitada de cuerpos réflex, y ahora tratamos de ofrecer desde modelos de entrada hasta semiprofesionales, como la K10D.

La K10D llega cuando más competencia hay en este segmento...

No hay tiempo que perder.

Foto: Iker Morán (Quesabesde)
Britschgi, con una K10D entre las manos, tras la entrevista mantenida con QUESABESDE.COM en Colonia.

¿Cuál es el valor que aporta la K10D para hacerse con un sitio en el mercado?

Muchos. Los 10 megapíxeles son sólo el principio. Desde el momento en que la luz entra a través de la óptica hasta que llega al procesador y se crea la imagen, ofrecemos un buen número de diferencias [respecto a la competencia].

Para empezar, tenemos el Real Image Processor de Pentax, de 22 bits, que ofrece una flexibilidad mucho mayor en la composición final.

La K10D es también la primera cámara que utiliza dos memorias RAM DDR II, la misma que los ordenadores, con una velocidad teórica de transferencia de 8 Mbits por segundo. Ello permite capturar ráfagas de 3 fotogramas por segundo en JPEG hasta agotar la capacidad de la tarjeta.

También está el nuevo sistema de limpieza del sensor.

La tecnología de limpieza del sensor, que se activa automáticamente al encender la cámara, habla por sí misma. Francamente, no quisiera hablar de la competencia, aunque sabemos que un modelo de otra compañía utiliza un sistema que se activa al apagar la cámara, cosa que es poco útil.

El sistema [en la K10D] cuenta con una capa especial que acumula el polvo. Una vez ahí, las vibraciones hacen que el polvo caiga en una banda adhesiva que puede retirarse.

Al igual que la K100D, la K10D integra también un estabilizador de imagen en el cuerpo.

Con la K10D, creemos que hemos encontrado una solución genial para la integración de la estabilización en el cuerpo. Las ventajas son obvias: cualquier óptica que colocas en la cámara se beneficia automáticamente de esta prestación.

Comparando la K10D con la K100D, que salió hace un par de meses, el sistema antivibraciones se ha mejorado mucho. Ahora es en tres dimensiones y sin movimientos mecánicos gracias al uso de piezas magnéticas, por lo que tiene una vida más larga.

Por último, la "usabilidad" de la cámara también habla por sí misma. Hay dos opciones muy interesantes [señala el dial de la K10D] que cuesta encontrar en otras cámaras: la SV [prioridad a la sensibilidad] y la TAV [prioridad a la velocidad y la abertura].

¿Y es posible vender todo eso por menos de 1.000 euros, como ya ha anunciado Pentax?

Sí que lo es, sí.

La K10D, por tanto, es una cámara de gama casi profesional con un precio de menos de 1.000 euros...

¡No está nada mal! [Ríe] Estamos muy convencidos del precio, que se acercará a los 1.000 euros y es una oferta muy atractiva para el consumidor. Era nuestra intención ponerle el precio adecuado desde el principio y evitar ponerle un precio artificial que vaya bajando progresivamente. El consumidor no tendrá que esperar para comprar la cámara.

Foto: Iker Morán (Quesabesde)
La Pentax K10D ha sido una de las novedades destacadas de esta edición de Photokina, que precisamente ayer cerraba sus puertas.

Sobre el papel, la K10D es actualmente una de las cámaras que más llama la atención. ¿Será capaz Pentax de convencer al usuario para que se fije en esta cámara y no en los modelos de las principales marcas réflex?

Es una cuestión de comunicación. Evidentemente, nos toca hacer publicidad, pero incluso días antes de que saliera la cámara había muchos rumores en Internet, muchas esperanzas puestas sobre la K10D, y estos usuarios ayudan mucho a la marca. También cuenta el apoyo de las tiendas, del asesoramiento que puedan ofrecer a la hora de elegir una u otra cámara, porque la K10D es una alternativa muy interesante para el consumidor.

¿Y cómo convencerá Pentax al consumidor para que se compre la K10D y no la Samsung GX-10, que es prácticamente idéntica?

Nosotros promocionamos las cámaras de Pentax, no las de Samsung, ni tampoco las de Sony, Canon o Nikon.

Pero la de Pentax con Samsung es una relación un poco rara que quizás descoloca al consumidor.

Los consumidores seguro que entienden que hay distintas marcas de coches que utilizan los mismos componentes. Y aun así, hay unas marcas que son atractivas para unos consumidores y otras que lo son para otros.

Estamos convencidos de que tenemos un grupo de consumidores distinto al de Samsung. Aquellos que confíen en una marca con una larga tradición en el mercado darán prioridad a Pentax.

10 megapíxeles, limpieza del sensor, 1600 ISO, estabilización en el cuerpo... ¿Qué añadirá Pentax a su siguiente réflex?

Francamente, no tengo ni idea de cuáles serán las nuevas prestaciones del próximo modelo.

¿Quizás previsualización en pantalla?

Es un reto técnico, pero no estoy muy seguro de que el típico fotógrafo de cámaras SLR necesite la previsualización en pantalla. La K100D, por ejemplo, tiene previsualización digital, que resulta bastante útil para el usuario con poca experiencia. Para mí esa prestación es conveniente, porque me permite juzgar la calidad que puedo esperar de la toma final.

Tanto Olympus como Sony han comunicado sus intenciones de convertirse en la segunda marca del mercado réflex a corto o medio plazo. ¿A qué aspira Pentax?

A estar entre los tres primeros en Europa.

¿En cuánto tiempo?

En 12 meses.

Sorprende este planteamiento, especialmente cuando uno de los principales grupos accionariales de Pentax sugería recientemente a la compañía que abandonara el negocio de las cámaras...

Ésa fue una declaración realizada por un grupo accionarial, que tendrá sus intenciones e ideas, pero... Pentax es algo más que una compañía dedicada a la fotografía, y cuenta con varias líneas de productos ópticos, con una fuerte oferta de productos médicos, CCTV [Circuitos Cerrados de Televisión] y sistemas de seguridad, entre otros.

La división de imagen es una parte básica del grupo de Pentax, y la compañía hará todo lo posible para que esto siga así durante mucho tiempo.

¿Es la K10D el caballo de batalla para alcanzar ese objetivo de situarse entre las tres primeras marcas en el mercado réflex?

Será gracias a la mezcla de nuestras tres líneas de cámaras réflex, y ninguno de los tres conceptos "canibalizará" al otro, porque son distintos. Tenemos, por ejemplo, las K100D y K110D en la gama de entrada, que ofrecen una buena relación calidad-precio.

¿Veremos el año que viene novedades en alguna de estas tres gamas?

Es posible que se mantengan estas tres líneas, con modelos de gama baja básicos, avanzados y semiprofesionales como la K10D. Pero, francamente, no sé cómo se materializará esto en nuevos productos. Manteneos atentos este 2007.

Etiquetas
Productos relacionados (1)
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar