• Conceptronic Full HD Media Player Gigabit y Dvico TVIX HD M-6500A: toma de ...
  • Sony A230, A330 y A380: toma de contacto
Prueba de producto
K MAYúSCULA

Pentax K-7: toma de contacto

 
20
MAY 2009

Tras semanas de rumores y filtraciones, la Pentax K-7 ya está aquí. Aunque después de tantos ríos de tinta vertidos parezca un mero trámite poner el sello de oficialidad a las prestaciones ya conocidas, en QUESABESDE.COM hemos querido pasar unas horas con una jovencísima K-7 para enfrentarla a la K20D y repasar así una extensa lista de novedades. Tras su familiar CMOS de 14 megapíxeles y la esperada grabación de vídeo, las mejoras en el visor, el procesamiento o la velocidad de disparo prometen elevar esta K-7 un peldaño más arriba en el escaparate de Pentax.

Acostumbrados a renovaciones en las que el sensor de imagen suele ser el eje central, Pentax ha optado por una vía diferente a la hora de concebir una K-7 que toma muchas de las prestaciones de la K20D y mejora algunos de sus puntos vitales.

Pentax K-7
Pentax K-7
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Días antes de que esta nueva réflex viera la luz de forma oficial, QUESABESDE.COM pudo pasar unas horas con ella y con los nuevos objetivos Pentax 18-55 mm f3.5-5.6 DA WR y 50-200 mm f4-5.6 WR.

Pentax ha presentado junto a la K-7 dos nuevos objetivos (de 18-55 y 50-200 milímetros) pertenecientes a la gama WR.

Aunque la unidad probada estaba aún lejos de ser un modelo final (el firmware instalado era el 0.20), a falta de fotografías que puedan demostrar en la práctica las teóricas bondades de la nueva hoja de especificaciones, habrá que conformarse por ahora con enfrentar la K-7 a su predecesora y colocar bajo la lupa todas sus novedades.

Resistencia de altura
Con la K-7 entre las manos dos cosas llaman la atención. De entrada, la denominación elegida (¿por qué no K30D?) rompe con el esquema visto hasta ahora y echa por tierra esa teoría de que los nombres formados por un solo dígito quedaban reservados para esa futurible K de formato completo.

Pentax K-7
Pentax K-7
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Desde la compañía nos aclaran el tema: K-7 es un homenaje a la cima del mismo nombre y casi 7.000 metros de altura que se ha permitido realizar uno de los responsables del proyecto, aficionado al alpinismo. Un guiño, en definitiva, a un cuerpo sellado y resistente al agua y las inclemencias del tiempo.

Pentax K-7
Pentax K-7
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Pentax K-7
Pentax K-7
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Resuelto el misterio, la K-7 ha apostado por un fórmula bastante curiosa a la hora de defender su mejor construcción. Aunque lo normal es relacionar contundencia y calidad de construcción con peso y volumen, curiosamente la nueva réflex es un poco más pequeña y ligera que la K20D.

Pentax K-20D y K-7
Pentax K-20D y K-7
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Pentax K-20D y K-7
Pentax K-20D y K-7
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

De hecho, el uso de una aleación de aluminio y magnesio para el cuerpo es lo que permite -nos explican- mejorar la resistencia general, y de paso, ahorrarse algún gramo a la hora de sacar la cámara de paseo.

Pentax K-7
Pentax K-7
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Marca de la casa desde la K10D, la K-7 mantiene los 77 puntos sellados que ya lucía la K20D y que -al menos sobre el papel- hacen de este cuerpo el más resistente en su segmento y gama de precios.

Mandos reubicados
Pese a que se mantienen las líneas de diseño generales de esta saga, la K-7 apuesta por una empuñadura más pronunciada con una hendidura central que mejora el agarre.

Pentax K-7
Pentax K-7
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Pentax K-7
Pentax K-7
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Además de tres ideas estupendas que siguen vigentes (el LCD de la zona superior, los dos diales de control y el botón directo para capturar en formato RAW), el nuevo modelo reestructura su zona trasera para hacer hueco al nuevo monitor de 3 pulgadas.

Pentax K-7
Pentax K-7
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Pentax K-7
Pentax K-7
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Así, desaparecen los mandos de la parte izquierda de la pantalla y la palanca de apertura del compartimento para tarjetas SD Card -sin que ello afecte a su estanqueidad, apuntan- y el interruptor del estabilizador mecánico, cuyo control pasa ahora al menú principal.

Pentax K-7
Pentax K-7
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Aunque por el camino ha quedado también el botón configurable de función, la buena noticia es que la K-7 dispone de un acceso directo al balance de blancos en esta parte trasera y, sobre todo, un nuevo botón de control de la sensibilidad junto a la pantalla de la zona superior.

Cambios visibles
Aunque la falta de cambios en la resolución (14 megapíxeles) y en la sensibilidad (de 100 a 6400 ISO) podría hacer pensar que la K-7 es una revisión menor, lo cierto es que pone el acento en cuestiones consideradas en ocasiones secundarias pero básicas para muchos usuarios. También suelen ser las más costosas a la hora de afrontar una actualización, por cierto.

Pentax K-7
Pentax K-7
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Tal es el caso, por ejemplo, del visor, que con una cobertura del 100% y un tamaño y una visibilidad mejorados, se convierte en uno de los protagonistas de la nueva réflex.

Pentax K-7
Pentax K-7
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Si bien es cierto que en estas tres asignaturas la K-7 aprueba con una nota muy alta, curiosamente Pentax se ha dejado en el tintero completar este excelente visor con información sobre -por ejemplo- el balance de blancos.

Las novedades introducidas en el obturador y el procesador de la cámara también se dejan notar. Además de una velocidad máxima de 1/8000 de segundo y un sonido mucho más contundente del conjunto a la hora de disparar, la K-7 ofrece una ráfaga de 5,2 fotogramas por segundo, con un límite de 40 disparos en JPEG o de 15 si trabajamos en RAW.

Pentax K-7
Pentax K-7
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Pentax K-7
Pentax K-7
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

De todos modos, la cámara también ofrece una modalidad de trabajo de 3,3 fotogramas por segundo que, si bien no mejora mucho el resultado en RAW (17 imágenes), en JPEG permite mantener el disparador pulsado hasta que se llene la tarjeta de memoria.

Vídeo 3:2
La llegada de la K-7 también ha permitido a Pentax estrenarse en el campo de la grabación de vídeo con sus réflex digitales. Así, la nueva cámara ofrece dos modalidades de grabación a 30 fotogramas por segundo con un tamaño de cuadro de 1280 x 720 ó 1536 x 1024 píxeles.

Pentax K-7
Pentax K-7
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Especialmente curiosa resulta esta segunda modalidad, que desde Pentax se define como Full HD pero que apuesta por unas dimensiones poco convencionales y una proporción (3:2) más propia de la fotografía que del vídeo en alta definición.

Pentax K-7
Pentax K-7
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Entre los aspectos más peculiares de esta función, a diferencia de lo que ocurre con los modelos de Canon y Nikon, no basta con pulsar un botón mientras se encuadra a través de la previsualización Live View, sino que hay que seleccionar un modo propio de grabación de vídeo en el dial principal.

Pentax K-7
Pentax K-7
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Pentax K-7
Pentax K-7
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Entre las buenas noticias, cabe destacar la entrada para micrófonos externos de la cámara o el enfoque automático durante la grabación de vídeo, aunque la velocidad deja mucho que desear (por lo menos en el modelo de preproducción probado).

Pentax K-7
Pentax K-7
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Pentax K-7
Pentax K-7
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Los controles manuales vuelven a ser los grandes ausentes, aunque sí se ofrece la posibilidad de fijar la apertura del diafragma antes de comenzar la grabación y mantener este valor fijo.

Novedades interminables
Pese a las aparentes similitudes, la lista de novedades que trae consigo la K-7 es interminable y afecta a casi todas sus prestaciones.

Pentax K-7
Pentax K-7
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Así, tanto el enfoque como la estabilización y el sistema de limpieza del sensor aparecen citados por Pentax entre las mejoras introducidas, aunque poco se puede añadir por ahora a los datos técnicos que la firma ha puesto sobre la mesa.

Pentax K-7
Pentax K-7
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Pentax K-7
Pentax K-7
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Más tangible es, por ejemplo, el nuevo LCD. Y es que no sólo aumenta su diagonal, sino que sobre todo eleva la resolución hasta los 920.000 píxeles facilitando así la composición y revisión de las imágenes.

Pentax K-7
Pentax K-7
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

En esa misma lista tampoco falta la función de medición matricial de la cámara, que ahora luce un sistema de 77 zonas que promete mejorar los resultados vistos en modelos anteriores.

Aunque su uso será posiblemente más puntual, tampoco hay que olvidarse del sistema de corrección automática de las aberraciones y la distorsión -compatible sólo con algunas de las últimas ópticas de Pentax-, así como el nivel electrónico y el sistema de corrección automática del horizonte, que se apoya en la mejorada movilidad del estabilizador mecánico, capaz de compensar ahora la inclinación de la cámara.

Pentax K-7
Pentax K-7
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Pentax K-7
Pentax K-7
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Además de la función de expansión del rango dinámico, la K-7 ofrece también un modo específico para la creación de tomas HDR en el que la cámara se ocupa de la fusión de varias imágenes para crear este popular efecto, tan en boga últimamente.

El listón más alto
Si lo fácil y lo más habitual es cambiar el sensor y retocar dos o tres detalles para configurar una nueva SLR, está claro que Pentax no ha optado por el camino más sencillo.

Pentax K-7
Pentax K-7
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Pentax K-7
Pentax K-7
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Con un precio oficial de unos 1.300 euros junto al sencillo pero resistente 18-55 mm f3.5-5.6 DA WR (todo parece indicar que esta cámara pide a gritos ópticas de mayor entidad), el reto de la K-7 será plantar cara a modelos como la Canon EOS 50D o incluso la ya veterana Nikon D300.

Pentax K-7
Pentax K-7
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Pese habrá que esperar a tener una unidad final entre las manos para ver lo que esta K-7 es capaz de dar de sí, por ahora queda claro que estamos ante una de las SLR más ambiciosas y mejor dotadas de este segmento, antesala de la gama profesional. Y por cierto: la única de ellas que ofrece grabación de vídeo en alta definición.

Pentax K-7
Pentax K-7
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Pentax K-7
Pentax K-7
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Aunque la sombra del formato completo sigue planeando sobre el catálogo de Pentax, esta K-7 eleva el listón a la altura de los usuarios más exigentes de la marca, dispuestos a pagar -eso sí- por detalles que otros considerarán menores.

Fe de erratas: el precio final del conjunto formado por la Pentax K-7 y el nuevo objetivo de 18-55 milímetros es de 1.300 euros y no 1.400, como se indicaba inicialmente.

Etiquetas
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar