• Canon PowerShot S95, Panasonic Lumix DMC-LX5 y Samsung EX1: comparativa
  • Samsung Galaxy Tab: análisis
Prueba de producto
TEORíA Y PRáCTICA

Pentax K-5: primeras muestras

 
11
NOV 2010

Anunciada durante la pasada edición de Photokina, las primeras unidades de la nueva Pentax K-5 están llegando durante estos días a los escaparates españoles. Una buena excusa para sacar de paseo por Barcelona esta nueva SLR, recopilar unas cuantas decenas de muestras y vídeos y, en resumidas cuentas, empezar a comprobar si ese CMOS de 16 megapíxeles del que tanto se está hablando últimamente es tan bueno como parece. Y es que, como dicen algunos intrépidos reporteros televisivos, no es lo mismo contarlo que vivirlo. O algo así.

Ha sido una de las comidillas del sector durante los últimos días: según las pruebas realizadas por DxOMark y reproducidas por infinidad de medios y blogs, el captor empleado por la Pentax K-5 es el mejor sensor de tamaño APS-C del momento. De hecho, los resultados sitúan esta cámara en el sexto puesto de todos los modelos analizados por estos laboratorios, incluidos diversos respaldos digitales y cámaras de formato completo.

Pentax K-5
Pentax K-5
Foto: Iker Morán (Quesabesde)
Pentax K-5
Pentax K-5
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

La teoría, por tanto, no puede pintar mejor. Pero, ¿qué ocurre a la hora de la verdad cuando salimos del laboratorio y trabajamos con la cámara? Eso es lo que, como siempre, nos hemos propuesto descubrir.

Así que, visto el interés despertado por la cámara y como adelanto de una prueba más completa que esperamos poder publicar pronto, he aquí los primeros resultados ofrecidos por la K-5 después de 24 horas de convivencia.

Diseño familiar
Ya lo comentamos cuando tuvimos ocasión de trastear con un cuerpo de preproducción de la K-5: las diferencias externas del nuevo modelo respecto a la K-7 son mínimas.

Aquí las novedades van por dentro, así que Pentax ha optado por mantener casi intacto un guión que ha demostrado funcionar. De tamaño y peso moderados pero firma y resistente entre las manos, tras pasar estar primeras horas trabajando con la K-5 no cabe sino reafirmarse en todas las bondades dichas sobre el diseño y la ergonomía del modelo anterior.

Pentax K-5
Pentax K-5
Foto: Iker Morán (Quesabesde)
Pentax K-5
Pentax K-5
Foto: Iker Morán (Quesabesde)
Aunque es cierto que puede resultar algo pequeña para algunos usuarios, bastará con sumarle al cuerpo la empuñadura vertical opcional para configurar un equipo mucho más consistente entre las manos y con esa apariencia más profesional que tanto gusta a algunos.

Pentax K-5
Pentax K-5
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Los mandos están allí donde los dedos esperan encontrarlos -incluida una segunda rueda trasera que siempre se agradece-, e incluso los menús de Pentax, siempre algo más enrevesados de la cuenta, han ido evolucionando últimamente para ganar en manejabilidad.

No faltan accesos directos -físicos o a través de un menú rápido en pantalla- ni una interminable lista de opciones configurables por el usuario. Sentarse tranquilamente con la cámara y dedicarle un buen rato a todos estos ajustes es una buena idea antes de ponerse manos a la obra.

Pentax K-5
Pentax K-5
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

El visor, con una cobertura del 100%, nivel integrado y un tamaño y una luminosidad notables para tratarse de una cámara con sensor APS-C, también merece figurar en la lista de elogios.

Al otro lado de la balanza, claro, también hay detalles que Pentax no ha resuelto con tanta fortuna. Echamos de menos, por ejemplo, un botón para iniciar la grabación de vídeo en cualquier momento. Tampoco el acceso a la tarjeta SD Card no es tan cómodo como nos gustaría, aunque deducimos que se debe al sellado del cuerpo. Algunos mandos tampoco son especialmente fáciles de manejar dada su ubicación (enfoque manual, sencillo o continuo) y dureza (medición).

Pentax K-5
Pentax K-5
Foto: Iker Morán (Quesabesde)
Pentax K-5
Pentax K-5
Foto: Iker Morán (Quesabesde)
Pese a ello, no resulta demasiado complicado pulsar por error algún botón del "pad" trasero y modificar los ajustes sin darnos cuenta.

Sirva como ejemplo nuestro caso: en algún momento modificamos sin darnos cuenta el ajuste de imagen a modo "luminoso", aumentando el contraste y la nitidez de los archivos en un punto. Algo que, como puede verse en las galerías de muestras, tampoco le va mal a la vistosidad de las imágenes.

De 80 a 51.200 ISO
Tal y como esperábamos, no es ninguna sorpresa descubrir que los resultados ofrecidos por la K-5 son, a grandes rasgos, excelentes. Los archivos JPEG demuestran ser capaces de extraer gran parte del potencial del sensor, aunque también hemos publicado los archivos RAW originales (en formato DNG de Adobe), que permitirán a los usuarios más pacientes exprimir al máximo el detalle, el rango dinámico y el control del ruido.
RAW
Las capturas se han realizado con una Pentax K-5 y un objetivo Pentax 18-55 mm f3.5-5.6 DA WR. Fotografías tomadas en formato RAW y procesadas con Adobe Lightroom 3.3. Haz clic bajo la imagen para descargar el archivo original en formato DNG
Evidentemente, el zoom utilizado en estos disparos (Pentax 18-55 mm f3.5-5.6 DA WR) no deja de ser una óptica estándar de unos 200 euros que, pese a su equilibrio entre precio, construcción y prestaciones, no está a la altura de la cámara.

Pentax K-5
Pentax K-5
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

La falta de algo más de detalle -sobre todo al trabajar con focales angulares- y las notables aberraciones cromáticas que pueden percibirse en algunos detalles son, por tanto, más achacables a la óptica que al cuerpo.

Muestras: 16 MP
Las capturas se han realizado con una Pentax K-5 y un objetivo Pentax 18-55 mm f3.5-5.6 DA WR
las capturas se han realizado con una pentax k-5 y un objetivo pentax 18-55 mm f3.5-5.6 da wr
las capturas se han realizado con una pentax k-5 y un objetivo pentax 18-55 mm f3.5-5.6 da wr
las capturas se han realizado con una pentax k-5 y un objetivo pentax 18-55 mm f3.5-5.6 da wr
las capturas se han realizado con una pentax k-5 y un objetivo pentax 18-55 mm f3.5-5.6 da wr
las capturas se han realizado con una pentax k-5 y un objetivo pentax 18-55 mm f3.5-5.6 da wr
las capturas se han realizado con una pentax k-5 y un objetivo pentax 18-55 mm f3.5-5.6 da wr
Pero, además del rango dinámico, si hay un dato que ha despertado entusiasmo es el rendimiento -por lo menos dentro del laboratorio- de la cámara al trabajar con sensibilidades altas. Con ajustes situados entre 80 y 12.800 ISO, el modo extendido permite llegar hasta nada menos que 51.200 ISO.
Muestras: 16 MP
Las capturas se han realizado con una Pentax K-5 y un objetivo Pentax 18-55 mm f3.5-5.6 DA WR
las capturas se han realizado con una pentax k-5 y un objetivo pentax 18-55 mm f3.5-5.6 da wr
las capturas se han realizado con una pentax k-5 y un objetivo pentax 18-55 mm f3.5-5.6 da wr
las capturas se han realizado con una pentax k-5 y un objetivo pentax 18-55 mm f3.5-5.6 da wr
las capturas se han realizado con una pentax k-5 y un objetivo pentax 18-55 mm f3.5-5.6 da wr
las capturas se han realizado con una pentax k-5 y un objetivo pentax 18-55 mm f3.5-5.6 da wr
las capturas se han realizado con una pentax k-5 y un objetivo pentax 18-55 mm f3.5-5.6 da wr
Ahí están los resultados obtenidos con buena luz e iluminaciones complicadas para que cada cual pueda ir valorando hasta dónde aguanta realmente la cámara. Se trata, sin duda, de unos resultados satisfactorios: el tratamiento del ruido es adecuado (en este caso, el sistema de reducción de esta variable se ha dejado en el modo automático), alcanzándose un buen compromiso entre eliminación del ruido y detalle y nitidez.

Pentax K-5
Pentax K-5
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Basta echar un vistazo a las muestras a 3.200 y 6.400 ISO para caer en la cuenta de que los resultados en este terreno no son comparables a los de una cámara con un sensor de formato completo.

Muestras: sensibilidad alta
Las capturas se han realizado con una Pentax K-5 y un objetivo Pentax 18-55 mm f3.5-5.6 DA WR utilizando ajustes de 800 a 51.200 ISO (ver datos EXIF)
las capturas se han realizado con una pentax k-5 y un objetivo pentax 18-55 mm f3.5-5.6 da wr utilizando ajustes de 800 a 51.200 iso (ver datos exif)
las capturas se han realizado con una pentax k-5 y un objetivo pentax 18-55 mm f3.5-5.6 da wr utilizando ajustes de 800 a 51.200 iso (ver datos exif)
las capturas se han realizado con una pentax k-5 y un objetivo pentax 18-55 mm f3.5-5.6 da wr utilizando ajustes de 800 a 51.200 iso (ver datos exif)
las capturas se han realizado con una pentax k-5 y un objetivo pentax 18-55 mm f3.5-5.6 da wr utilizando ajustes de 800 a 51.200 iso (ver datos exif)
las capturas se han realizado con una pentax k-5 y un objetivo pentax 18-55 mm f3.5-5.6 da wr utilizando ajustes de 800 a 51.200 iso (ver datos exif)
las capturas se han realizado con una pentax k-5 y un objetivo pentax 18-55 mm f3.5-5.6 da wr utilizando ajustes de 800 a 51.200 iso (ver datos exif)
Es algo totalmente lógico, pero no está de más recordarlo visto el efecto hipnótico que los gráficos de colores parecen ejercer. Algo que, por cierto, puede ser una peligrosa arma de doble filo: crear expectativas irreales nos puede llevar a contemplar con cierta decepción resultados que no merecen esa mirada.
Golpear primero
Pero no sólo de ISO se puede alimentar una cámara. De hecho, nos dejamos por ahora en el tintero muchas cuestiones vitales de esta K-5: su sistema de enfoque de 11 puntos, teóricamente mejorado respecto al de la K-7 y en el que ya hemos detectado algún avance interesante; la velocidad de disparo de 7 fotogramas por segundo, con una duración de la ráfaga que Pentax ya ha prometido mejorar mediante una actualización de firmware; el vídeo Full HD...

Pentax K-5
Pentax K-5
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Con la sombra de la Nikon D7000 acechando (sin duda, ese será el enemigo a batir por una K-5 de la que pocas dudas cabe tener), por ahora la más joven SLR de Pentax ya se ha marcado dos victorias parciales: la mediática y la de la puntualidad para llegar a los escaparates.

Y es que mientras muchos se preguntan -nos preguntamos- dónde está la D7000, esta K-5 ya puede comprarse por 1.200 ó 1.300 euros (en este último caso, si se adquiere junto al citado zoom de 18-55 milímetros).

Nota: las tarjetas de memoria que aparecen fotografiadas en este artículo han sido cedidas por SanDisk como parte de un acuerdo publicitario alcanzado entre esta compañía y QUESABESDE.COM.

Etiquetas
Productos relacionados (2)
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar