Actualidad

La Pentax K-3 estrena un sensor de 24 megapíxeles con simulador de filtro de paso bajo

9

Con un precio de 1.300 euros, la nueva réflex de cabecera de la firma llega con novedades que afectan sobre todo al enfoque, la medición y la velocidad de disparo

Pentax K-3
Pentax K-3
8
OCT 2013

Un paso por encima de la K-5 II y convertida ya en el nuevo buque insignia de la firma, la esperada Pentax K-3 ha saltado por fin a la palestra. Lo ha hecho con un precio de unos 1.300 euros y fiel al formato APS-C, pero apostando por un nuevo captor de 24 megapíxeles y con novedades que afectan sobre todo al sistema de enfoque, la medición y la velocidad de disparo.

No obstante, desde Pentax se hace hincapié en una característica hasta ahora única en el mercado fotográfico: el denominado “simulador de filtro de paso bajo”. Según explican desde la firma japonesa, se ha eliminado este elemento en la estructura del CMOS para potenciar la nitidez y el detalle de las imágenes, y se ofrece la posibilidad de aplicar esta suerte de filtro virtual para evitar la aparición de muaré en determinadas escenas. Algo que esta réflex consigue aprovechando su sistema de estabilización mecánica SR para aplicar vibraciones microscópicas durante la exposición.

Pentax K-3
Pentax K-3
Pentax K-3
Pentax K-3

Acompañado del procesador Prime III, este captor de 24 millones de puntos se atreve con una sensibilidad máxima de 51.200 ISO y presume de un disparo en ráfaga de hasta 8,3 fotogramas por segundo que se mantiene durante 20 disparos en RAW y 60 en JPEG.

Nuevo sistema de enfoque

El enfoque automático de 27 puntos (11 puntos en la K-5 II) y el sistema de medición RGB de 86.000 puntos (que también promete mejoras en cuanto al balance de blancos, el flash y la precisión del enfoque en escenas con poca luz) se suman a una lista de novedades en la que también figura la pantalla, con una diagonal de 3,2 pulgadas y más de un millón de puntos de resolución.

Pentax K-3
Pentax K-3

Igual que en generaciones anteriores, el cuerpo sellado y resistente al agua y el polvo es otra de las características más destacables de esta SLR. Lo mismo ocurre con el visor, que ofrece una cobertura del 100% y que, con una magnificación de 0,95x, es el más grande y luminoso de los vistos hasta ahora –aseguran desde Pentax- en una cámara con sensor APS-C.

Premium Silver Edition

Si bien la K-3 no dispone de conexión Wi-Fi, Pentax propone una tarjeta inalámbrica (FLU Card) que permite controlar la cámara de forma remota. Esta réflex es, además, la primera de la firma en disponer de dos ranuras para tarjetas SD Card.

En lo que respecta al vídeo, la cámara ofrece grabación Full HD (1920 x 1080 píxeles a 50i, 30, 25 y 24p), controles manuales, conexión para micrófonos con control de nivel de entrada y monitorización del audio, y puerto para auriculares. Entre sus modos de trabajo también aparece una función que permite grabar pequeños clips a intervalos con resolución 4K.

Pentax K-3
Pentax K-3
Pentax K-3
Pentax K-3

Junto con la K-3, Pentax también ha anunciado una versión especial de esta réflex que, bautizada como Premium Silver Edition, tendrá una producción limitada a 2.000 unidades. Como cabe deducir de su nombre, se trata de una versión con acabado en color plata a juego con las ópticas de la serie Limited.

El precio de esta versión limitada será de 1.550 euros, frente a los 1.300 que costará el cuerpo de la K-3 estándar. Junto al objetivo 18-55 mm f3.5-5.6 WR el precio será de 1.350 euros, y si se adquiere con el zoom de 18-135 mm f3.5-5.6 WR, costará unos 1.650 euros.

Productos relacionados (1)
9
Comentarios
Cargando comentarios