• Sony Action Cam HDR-AS100: análisis
  • Sony A7S: primeras muestras
Prueba de producto
Pentax 645Z
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Pentax 645Z: prueba de campo

24

Más allá de su CMOS de 50 megapíxeles, esta cámara destaca por su cuerpo sellado, el modo de grabación de vídeo y un precio ajustado

8
JUL 2014
Texto: Iker Morán  |  Fotos: Álvaro Méndez

Soplan últimamente nuevos aires en el segmento del formato medio. Tal vez la culpa sea de ese CMOS de 50 megapíxeles que ya hemos visto en modelos de Phase One y Hasselblad y que ahora aterriza en la segunda generación digital de la 645 de Pentax. Una cámara que, como su predecesora, juega con un precio muy atractivo (8.000 euros cuesta el cuerpo, frente a los más de 20.000 que hay que desembolsar por sus competidoras) y con prestaciones que la acercan más a una réflex de 35 milímetros que a un dinosaurio de formato medio.

Hay mucho de lo que hablar sobre esta Pentax 645Z: el cuerpo sellado, la velocidad de ese CMOS de 51 megapíxeles y 43,8 x 32,8 milímetros, la grabación de vídeo, el sistema de enfoque… Pero mejor que enredarnos en una charla teórica es -como siempre- salir ahí fuera y ver la cámara en funcionamiento.

Así que tras comprobar que lo del cuerpo sellado no era un farol –si sobrevive a la arena de la playa y a una ducha, seguro que puede con todo-, hace unos días nos llevamos esta nueva Pentax 645Z de paseo por un par de mercados del barrio barcelonés de Gràcia. Un buen entorno para buscar ofertones –aunque los lunes no son un buen día para los mercados- o al menos poner a prueba cómo se defiende esta cámara de formato medio cuando no sobra la luz.

Rápida

Tras probar el Phase One IQ250, con el que esta Pentax comparte sensor, la evidente mejora en la velocidad del captor y su respuesta al trabajar con sensibilidades altas no es noticia. Éstos vuelven a ser dos de los apartados estrella de esta 645Z, que se desmarca con una ráfaga de hasta 3 fotogramas por segundo, una auténtica rareza en este segmento.

Velocidad también en el enfoque, basado en un sistema de 27 puntos que, si bien se amontonan solo en la parte central del visor, ofrecen una agilidad y una precisión notables en combinación con el objetivo Pentax 55 mm f2.8 SDM usado para esta prueba.

pentax 645zpentax 645zpentax 645zpentax 645zpentax 645zpentax 645z
CMOS de 50 megapíxeles

Más allá de su cuerpo sellado, la 645Z destaca por ser una de las primeras cámaras de formato medio equipada con un CMOS y la primera que graba vídeo

pentax 645z
Pentax 645Z
Álvaro Méndez (Quesabesde)
pentax 645z
Pentax 645Z
Álvaro Méndez (Quesabesde)
pentax 645z
Pentax 645Z
Álvaro Méndez (Quesabesde)
pentax 645z
Pentax 645Z
Álvaro Méndez (Quesabesde)
pentax 645z
Pentax 645Z
Álvaro Méndez (Quesabesde)
pentax 645z
Pentax 645Z
Álvaro Méndez (Quesabesde)

Se trata del mismo sistema empleado por la K-3 y cuyo rendimiento nos ha sorprendido gratamente, tanto con buena luz como cuando la cosa se complica. Más aún si tenemos en cuenta que hablamos de una cámara de formato medio en la que -en líneas generales- los automatismos son un plus que muchas veces ni se espera.

La sensación se mantiene si activamos el modo de previsualización de imagen en pantalla (de 3,2 pulgadas, con 1,04 millones de puntos de resolución y articulada), con un funcionamiento que recuerda a una réflex convencional y un enfoque automático que responde también muy correctamente.

Hablando de velocidad: el obturador alcanza 1/4.000 de segundo, mientras que la velocidad de sincronización con el flash se queda en 1/125 segundo.

51 megapíxeles

Pero más allá de la velocidad, la resistencia, y ese vídeo que se ha colado ya en varios titulares, el epicentro de la 645Z es ese CMOS de 51 megapíxeles que tanto está dando que hablar. Al tratarse del mismo sensor ya visto en otros modelos, la calidad no depara muchas sorpresas. Sorpresas que en todo caso quedarían en manos del desempeño del procesador y la calidad de la óptica usada.

En este caso hay que tener en cuenta que la Pentax sí ofrece archivos JPEG directos (además de TIFF y RAW, claro), por lo que si queremos comprobar de lo que es realmente capaz esta cámara, sobre todo en lo tocante al rango dinámico, habrá que optar por trabajar en RAW y procesar nosotros mismos los archivos.

Muestras: 50 MP
Imágenes capturadas con una Pentax 645Z y un Pentax 55 mm f2.8 SDM

La sensibilidad es otro de los argumentos de la 645Z, con unos ajustes que la firma se atreve a elevar hasta unos surrealistas 204.800 ISO, un valor que evidentemente es mejor no utilizar. A no ser que queramos hacer fotografía callejera y en blanco y negro, que tampoco parece una gran idea con esta cámara.

Pero más allá de esa cifra un tanto hinchada, lo cierto es que esta Pentax se defiende muy bien con el control del ruido. Realmente bien si miramos los resultados a 6.400 ISO y tenemos en cuenta que, hasta hace dos días, trabajar a 400 ISO en formato medio era casi una locura.

La 645Z puede capturar vídeo Full HD a 30 fotogramas por segundo (cuenta con un modo de 24p). Aunque la calidad no es sobresaliente, la textura y el control sobre la profundidad de campo son espectaculares

pentax 645z
Pentax 645Z
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

¿Y el vídeo? Sin duda es ésta la función más curiosa tratándose de una cámara de formato medio. La calidad no es para tirar cohetes (remuestrear esos 50 megapíxeles para generar un archivo de 1920 x 1080 tiene su aquel), pero la textura y sobre todo el control de la profundidad de campo son espectaculares.

Más allá de experimentos que sin duda veremos algún día (¿para cuándo el primer corto grabado en formato medio digital?), no nos parece que sea ésta la aplicación más natural de la cámara, que sin embargo llega con los deberes hechos: modos manuales, clips a 24p, entrada para micrófono externo…

Muestras: vídeo

Secuencias grabadas con una Pentax 645Z. Las capturas cuentan con una resolución de 1920 x 1080 píxeles y una cadencia de 25 fotogramas por segundo

A falta de 4K, la 645Z sí ofrece una modalidad de time-lapse en 4K (es decir, con fotos de 8 megapíxeles). Muy sencilla de usar y programar, ofrece directamente un vídeo ya montado en esta resolución.

8.000 euros

Cuesta menos de la mitad que sus competidoras, utiliza el mismo sensor y ofrece cosas –resistencia, enfoque muy capaz, grabación de vídeo- impensables hasta hace poco en este segmento. Visto así, y pese a que esos 8.000 euros espantarán a más de uno (no a los potenciales compradores de una cámara como ésta), estamos ante una auténtica ganga.

pentax 645z
Pentax 645Z
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Esta cámara ahonda en la filosofía de la 645D: formato medio más asequible, automático y sencillo que nunca

Es cierto que estamos ante un producto integrado en el que, a diferencia de los modelos de la competencia, no podemos cambiar el respaldo y ponerlo al día llegado el momento. Pero no es menos cierto que esa falta de modularidad se compensa con un precio que hace que casi resulte igual de económico –o más- cambiar toda la cámara que solo el respaldo.

En resumen, la 645Z no hace sino ahondar en la filosofía de la 645D: formato medio más asequible, automático y sencillo que nunca. Porque, con una cámara así, ¿quién quiere formato completo?

Actualización: según acaba de anunciar Reflecta (16 de julio) el precio de la Pentax 645Z se ha rebajado en 1.000 euros, costando ahora el cuerpo unos 8.000 euros y 9.000 si se adquiere con el objetivo 55 mm f2.8)

Productos relacionados (1)
24
Comentarios
Cargando comentarios