• LG Mini GD880: análisis
  • Apple iPad: análisis
Prueba de producto
CINCO AñOS DESPUéS...

Pentax 645D: toma de contacto

 
16
JUL 2010

Trasladar la filosofía de las Pentax K a un modelo de formato medio manejable y capaz de competir con las SLR de formato completo. Con esta idea bajo el brazo llega por fin la esperada 645D, dotada de un sensor de 44 x 33 milímetros y 40 megapíxeles, enfoque automático de 11 puntos y una montura compatible con todas las ópticas Pentax 645 y 67 mediante adaptador. Aunque su llegada a los escaparates europeos podría retrasarse hasta finales de año, QUESABESDE.COM ya ha podido pasar unas horas con el primer modelo de preproducción que se ha dejado ver por España.

El aterrizaje de Pentax en el segmento de medio formato ha sido uno de los partos más largos de la historia del segmento. Tras cinco años de espera, anulaciones desmentidas y dudas hasta el último momento -de hecho, Pentax aún no ha confirmado oficialmente que la cámara vaya a venderse en Europa-, ya está aquí la 645D.

Pentax 645D
Pentax 645D
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Pentax 645D
Pentax 645D
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

A la venta desde hace unas semanas en el mercado nipón, en España de momento sólo se ha dejado ver un modelo de preproducción con el que aún no es posible obtener imágenes de muestra. De todos modos, aprovechando la visita a Barcelona de los responsables de Pentax Europa, QUESABESDE.COM ha podido descubrir en primera persona sus prestaciones y las particularidades de su manejo.

Filosofía nipona
Las cámaras de formato medio son para los profesionales. Esta afirmación que admite pocos peros en el mercado europeo no está tan clara en Japón, donde este tipo de modelos son también corrientes entre los aficionados avanzados.

Esta importante diferencia de planteamiento se deja notar en una 645D concebida originalmente para el mercado oriental y que, por tanto, aborda esta doble vertiente. De hecho, vista su construcción y manejo queda claro que su posible uso fuera del estudio y por parte de usuarios no profesionales ha tenido mucho peso a la hora de diseñarla.

Pentax 645D
Pentax 645D
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Así nos lo explicaba la semana pasada Yazid Belmadi, responsable de comunicación de la división gala de Pentax, que ejerció de cicerone para QUESABESDE.COM mostrándonos los menús y las prestaciones de la cámara (y asegurándose en todo momento de que nuestras tarjetas SD Card no se acercaban demasiado a la ranura de la 645D).

Aunque desde hace semanas esta cámara puede encontrarse ya en las tiendas japonesas, el modelo que vimos en la capital catalana no es final, y por tanto no es apto para poder realizar tomas de muestra que permitan evaluar el rendimiento del CCD de 40 megapíxeles y el nuevo objetivo Pentax FA 645 55 mm f2.8.

Pentax 645D
Pentax 645D
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Habrá que seguir esperando. Pero, ¿a qué se debe esta llegada que se ha ido postergando durante nada menos que cinco años desde que en marzo de 2005 Pentax hablara por primera vez del proyecto?

Son muchos los factores que posiblemente han intervenido. De entrada, el particular sistema de insertos en lugar de chasis que usaban las Pentax 645 de película ha impedido que terceros fabricantes desarrollaran un respaldo digital compatible. La única solución era un modelo integral totalmente nuevo.

Tampoco han faltado a lo largo de estos años informaciones que apuntaban a la anulación del proyecto, aunque trasla adquisición por parte de Hoya la idea de una 645D volvió a tomar fuerza. En la versión oficial también se menciona el hecho de que durante estos últimos años Pentax ha preferido centrar todos sus esfuerzos en la gama de réflex de consumo.
Transportable
Aunque a primera vista y entre las manos la 645D se muestra contundente y voluminosa, no hay que perder de vista el segmento en el que se enmarca ni el tamaño de su sensor, que es 1,7 veces más grande que un captor de formato completo de 24 x 36 milímetros.

Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
La 645D junto a la Pentax K-7, a la derecha de la imagen.

No obstante, un simple ejercicio comparativo ayuda a poner las cosas en su sitio. Con la 645D en una mano y la Pentax K-7 en la otra, la diferencia de tamaño es notable, pero no tanto la de peso. No es ni mucho más grande ni mucho más pesada que una SLR de formato completo, comentan desde Pentax.

Sus 1.400 gramos (sin batería ni óptica) y su cóctel de líneas curvas y ángulos rectos fiel a esta longeva saga, encajan perfectamente entre las manos gracias a una empuñadura de generosas dimensiones y notable profundidad.

Pentax 645D
Pentax 645D
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Diseñada tanto para trabajar con la cámara a pulso como sobre un trípode, este modelo digital hereda de las 645 de película su clásica rosca doble para trípode, que permite situar la cámara en posición horizontal o vertical sin tener que recurrir al movimiento de la rótula del trípode.

Pero antes de adentrarnos en la configuración de los mandos y menús, un aspecto que merece la pena destacar es la construcción y resistencia del cuerpo, diseñado para trabajar a la intemperie. Así lo demuestran sus 77 zonas selladas, que aseguran la estanqueidad y resistencia al agua y al polvo.

Pentax 645D
Pentax 645D
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Lo mismo ocurre con el nuevo 55 mm f2.8, con denominación WR (Weather Resistant) y siete zonas de sellado, incluida una visible junta roja alrededor de la bayoneta.

Manejo familiar
Más acostumbrados a convivir con cámaras réflex de paso universal que a trastear con modelos de formato medio, podemos confirmar que el manejo de la 645D ha sido optimizado para facilitar la tarea a los no iniciados. De hecho, los usuarios de las últimas SLR de la compañía se sentirán directamente como en casa.

Pentax 645D
Pentax 645D
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Los menús en pantalla siguen la misma estética y estructura que los vistos en las citadas Pentax K, y la inmensa mayoría de las opciones y los ajustes siguen en su sitio.

Aparecen nuevas herramientas, como el nivel electrónico para asegurar la perfecta horizontalidad o verticalidad de la cámara. También algunas desaparecen, como el estabilizador mecánico que parece no atreverse con un sensor de estas dimensiones.

Pentax 645D
Pentax 645D
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Pentax 645D
Pentax 645D
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Pero la mayoría permanecen en su sitio, incluidas algunas especialmente interesantes, como la posibilidad de activar la corrección de la distorsión y las aberraciones de la óptica montada para corregirlas en la propia cámara, en lugar de hacerlo a través del software, como sucede con otras firmas. En total, pueden memorizarse los datos de hasta 15 ópticas Pentax 645 FA.

Tanto la pantalla principal de 3 pulgadas y 921.000 puntos de resolución como el monitor de la zona superior -también de dimensiones muy generosas- cuentan con una cubierta de cristal de protección capaz de resistir hasta 50 kilogramos, rezan los datos oficiales.

Pentax 645D
Pentax 645D
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Pentax 645D
Pentax 645D
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Pero más allá del manejo a través de la pantalla, si algo no falta en la 645D son los botones y accesos directos repartidos a lo largo y ancho del cuerpo. Sensibilidad, tamaño de imagen, formato RAW, medición, microajuste del balance de blancos... absolutamente todo puede hacerse a golpe de estos botones y de los diales frontal y trasero de la cámara.

Doble ranura SD Card
Incluso la programación de la doble ranura para tarjetas SD Card (compatibles también con el nuevo estándar SDXC) dispone de botones propios para configurar su uso y combinaciones. Así, es posible utilizar ambas simultáneamente repartiendo la grabación de archivos JPEG y RAW entre ellas, o activar el modo "reserve" en una para que comience a almacenar imágenes sólo cuando la primera esté llena.

Pentax 645D
Pentax 645D
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Pentax 645D
Pentax 645D
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

También tiene un especial protagonismo dentro de la ergonomía de la cámara el botón del bloqueo de espejo, situado en el frontal derecho, que permite mantener el espejo levantado -con la consiguiente pérdida del encuadre en el visor, claro- antes de realizar la obturación.

El visor, precisamente, está basado en un prisma trapezoidal y ofrece una cobertura del 98%. Basta acercar el ojo -o las gafas- a su ocular redondo y de tamaño considerable para percatarse de que el tamaño y la luminosidad de los visores de este tipo de cámaras son, sencillamente, espectaculares. Las pantallas de enfoque, por cierto, pueden ser cambiadas por el propio usuario.

Pentax 645D
Pentax 645D
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Siguiendo con el repaso de los detalles técnicos, la velocidad de obturación va de 1/4.000 a 30 segundos, y la sincronización del flash es de 1/125 (modo X) ó 1/180 de segundo. Según los datos oficiales, la vida de este obturador de plano focal es de 50.000 ciclos.

Pentax 645D
Pentax 645D
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Pentax 645D
Pentax 645D
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

La 645D también dispone de una zapata para flashes externos, e igual que la K-7 permite controlar de forma inalámbrica un grupo de flashes desde una unidad principal situada en la cámara.

La batería, por cierto, también es la misma que la de la K-7. Su autonomía oficial es de unos 800 disparos.

11 puntos de enfoque
El sistema de enfoque automático de la 645D está basado en el de la K-7, pero adaptado a las peculiaridades de la nueva cámara. Dispone de 11 puntos seleccionables de forma individual (9 de ellos en cruz), aunque están todos ellos muy concentrados en la parte central.

Según las primeras pruebas realizadas sobre el terreno, el funcionamiento con el nuevo 55 mm f2.8 es correcto, suave y silencioso. Aunque no es especialmente veloz, sí se ha mostrado muy certero y bastante ágil con cambios de plano radicales.

Pentax 645D
Pentax 645D
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Pentax 645D
Pentax 645D
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

En este caso, eso sí, se trata de una óptica dotada de motor de enfoque SDM, por lo que habrá que comprobar cómo es su funcionamiento cuando empleamos otros objetivos más veteranos y sólo se disponga del motor de enfoque de la cámara.

Con una cadencia de 1,1 fotogramas por segundo, el sonido del disparo es contundente, pero transmite una sensación de buena amortiguación del golpe del espejo.

Pentax 645D
Pentax 645D
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Respecto al CCD, los datos son ya de sobra conocidos. Fabricado por Kodak, está formado por 40 millones de fotodiodos de 6 micrones cada uno de ellos. Pentax ha optado por eliminar el filtro de paso bajo para optimizar la nitidez y el detalle de las imágenes, confiando que, si es necesario, el efecto muaré pueda estar perfectamente controlado mediante el software Capture One de la firma Phase One (curiosamente, competencia directa de Pentax en este segmento).

En este sentido, el uso de un doble formato RAW (PEF o DNG de Adobe) facilitará mucho las cosas a la hora de procesar las imágenes. De todos modos, Pentax no parece haber puesto mucho entusiasmo en el desarrollo de un programa particular para esta 645D, habida cuenta de que la mayoría de sus posibles usuarios ya tendrán unas rutinas de revelado muy asimiladas.

Pentax 645D
Pentax 645D
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

La sensibilidad nativa del sensor es de 200 ISO, y dispone de ajustes calibrados hasta 1.000 ISO. Más allá de estas barreras, también se ofrecen valores forzados de 100 y 1.600 ISO.

Aunque el control del ruido no ha sido nunca una especialidad de este tipo de cámaras, los datos del sensor parecen coincidir con los de la Hasselblad H4D-40 cuyos resultados en este campo marcan un interesante paso adelante. Por ahora, eso sí, nos tendremos que quedar con estas simples conjeturas.

Además de un sistema de limpieza integrado, la 645D también dispone de la misma herramienta que otras réflex de la compañía, que tras tomar una foto de referencia permiten visualizar las zonas de suciedad para facilitar la limpieza manual.

Competencia a dos bandas
Si la espera ha merecido la pena o la Pentax 645D llega ya muy tarde lo determinará el mercado cuando este modelo salga a la venta. Según las últimas informaciones que hemos podido recabar, en Europa no será hasta finales de año o enero de 2011.

De hecho, es la actual situación del mercado de cámaras digitales de formato medio y el retraso de años con los que llega a esta cámara lo que debería preocupar a los responsables de Pentax. A la espera de ver resultados, a priori no cabe dudar mucho sobre su potencial, y mucho menos sobre su excelente diseño y construcción.

Pentax 645D
Pentax 645D
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Además, la 645D tendrá que enfrentarse a viejos contendientes que han seguido esta misma línea de cámaras de formato medio cuyos tamaño, precio y peso se han ido moderando para poder competir con las réflex convencionales (la citada H4D-40 es, posiblemente, el mejor ejemplo), así como con la nueva Leica S2.

La 645D costará entre 9.000 y 10.000 euros junto al nuevo objetivo Pentax 645 FA 55mm f2.8. Una buena baza para empezar a competir en un segmento profesional que no invita a invertir una fortuna en material.

Pentax 645D
Pentax 645D
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Habrá que esperar a que llegue a los escaparates para resolver todas estas incógnitas y ver si el proyecto llega a buen puerto y la 645D es sólo la primera de una nueva gama. Pero, de momento, lo que es evidente es que la cámara está generando bastante interés y expectativas. Suficientes, al menos, para que tras su estreno en Japón Pentax esté decidida a traerla a Europa.

Incluso se dice que el mercado de ópticas Pentax 645 de segunda mano se está animando. Y que los precios, claro, están comenzando a subir.

Nota: las tarjetas de memoria que aparecen fotografiadas en este artículo han sido cedidas por SanDisk como parte de un acuerdo publicitario alcanzado entre esta compañía y QUESABESDE.COM.

Etiquetas
Productos relacionados (1)
Artículos relacionados (17)
Prueba de producto
27 / OCT 2010
Más artículos relacionados
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar