• Panasonic Lumix DMC-FZ100: análisis
  • LG Optimus One P500: análisis
PASEANDO A MISS 645

Pentax 645D: primeras muestras  

27
OCT 2010

Acaba de llegar, pero en realidad es ya una vieja conocida. Tras cinco años de espera e innumerables encuentros furtivos separados por un cristal en ferias a los dos lados del Atlántico, su definitivo bautizo comercial en España nos ha dado por fin la oportunidad de sacar la flamante Pentax 645D de paseo durante unas horas por Barcelona. Aunque no ha habido tiempo suficiente para intimar demasiado, no hemos querido dejar pasar la oportunidad de ver en acción los 40 megapíxeles de un modelo a medio camino entre una cámara asequible de formato medio y una réflex convencional vitaminada.

"Tenemos la cámara." Al otro lado del teléfono, Martín tarda dos segundos en apuntarse a la fiesta de puesta de largo de la Pentax 645D. Dos horas más tarde -hay que aprovechar el poco tiempo que por ahora podremos pasar con ella- ya estamos en el barrio del Born de Barcelona con una pesada bolsa con todo el material.

Pentax 645D
Pentax 645D
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Dentro, el primer cuerpo totalmente operativo (firmware 1.0) de la 645D junto al también nuevo objetivo 55 mm f2.8. Como artistas invitados, el Pentax 645 200 mm f4 -para comprobar el funcionamiento del enfoque automático con ópticas anteriores- y un objetivo Pentax 67 105 mm f2.4 con su correspondiente adaptador.

Pentax 645D
Pentax 645D
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Primera parada, la Iglesia de Santa María del Mar. Rodeados de turistas desplegamos el trípode -herramienta casi imprescindible para trabajar con esta cámara-, montamos la 645D y empieza el show.

Una réflex vitaminada
Aunque el tamaño de su sensor de 40 megapíxeles o el volumen del conjunto nos pueden despistar, la 645D es, lógicamente, una cámara réflex. Así lo atestigua el enorme espejo que nos encontramos al cambiar la óptica y cuyo movimiento es, por cierto, bastante más silencioso y discreto de lo que cabría imaginar.

Pentax 645D
Pentax 645D
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Primera lección. Aunque dejándonos llevar por la excelente ergonomía y los mandos de la cámara (no tiene nada que envidiar en este sentido a sus hermanas menores) comenzamos a trabajar con la cámara a pulso, pronto descubrimos que se trata de un exceso de optimismo.

Pentax 645D
Pentax 645D
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Pentax 645D
Pentax 645D
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

El peso del conjunto hace que, sólo con flashes o en condiciones de luz muy buenas que permitan velocidades rápidas, sea posible desmontar la cámara del trípode y trabajar como si se tratara de una cámara de paso universal.

Pentax 645D
Pentax 645D
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Pentax 645D
Pentax 645D
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Es importante también no dejarse engañar por la excelente pantalla (3 pulgadas y más de 900.000 píxeles) y su elevada nitidez. Si aplicamos zoom para visualizar la imagen a tamaño real, descubriremos que no hay forma de sacar una foto sin trepidación a 1/30 de segundo.

Pentax 645D
Pentax 645D
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Pentax 645D
Pentax 645D
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Otra asignatura que se aprende rápido: cuidado con la suciedad del sensor. Tras sólo unas horas de trabajo ya descubrimos alguna mancha en las imágenes. El tamaño del captor y la ausencia de un sistema de limpieza -más allá de permitir el acceso al CCD para proceder de forma manual- obligan a extremar las precauciones a la hora de cambiar de óptica.

Pentax 645D
Pentax 645D
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Por lo demás y antes de adentrarnos en los resultados, el manejo de la cámara es uno de sus mejores valores. Todo está en su sitio y los numerosos controles permiten ajustar de forma rápida y muy lógica cada uno de los parámetros de la cámara.

Incluso para los no habituados a modelos de formato medio, tras unos pocos minutos de convivencia resulta tan sencilla de manejar como una SLR de 35 milímetros.

Pentax 645D
Pentax 645D
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Si insistimos en trabajar a pulso, el nivel electrónico visible a través del visor nos ayudará a mantener el horizonte recto. El sistema de elevación de espejo -con un mando propio muy bien situado- también será de ayuda para evitar en la medida de lo posible la trepidación del disparo.

Enfocando
Superada la rápida prueba del manejo, ¿qué tal funciona el enfoque automático de la cámara? La verdad es que muy bien. Sobre todo con el nuevo Pentax 645 55 mm f2.8 SDM, el mecanismo es rápido, preciso y muy silencioso.

Pentax 645D
Pentax 645D
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Pentax 645D
Pentax 645D
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

La cámara dispone además de sendos mandos de generosas dimensiones para elegir el tipo de AF (simple o continuo) y la modalidad de selección del punto de enfoque (central, selección o automático) que resultan muy prácticos. Evidentemente, el sistema Safox IX+ (el mismo que el de la reciente K-5) de 11 puntos no es como para ir a cubrir deportes de alta velocidad, pero no suele ser esa la idea con una cámara de formato medio.

Pentax 645D
Pentax 645D
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Si montamos el Pentax 645 200 mm f4, el mecanismo es notablemente más ruidoso, pero sigue gozando de una agilidad y precisión notables. En este sentido, los poseedores de ópticas 645 pueden estar tranquilos.

Muestras: 40 MP
Las capturas se han realizado con una Pentax 645D y un objetivo Pentax 645 200 mm f4
las capturas se han realizado con una pentax 645d y un objetivo pentax 645 200 mm f4
las capturas se han realizado con una pentax 645d y un objetivo pentax 645 200 mm f4
las capturas se han realizado con una pentax 645d y un objetivo pentax 645 200 mm f4
Si optamos por aprovechar los objetivos con montura Pentax 67, hay que olvidarse, lógicamente, del enfoque automático. Pese a ello, y con el correspondiente adaptador, el conjunto mantiene la confirmación de foco en modo manual y los automatismos y medición para la exposición.
Muestras: 40 MP
Las capturas se han realizado con una Pentax 645D y un objetivo Pentax 67 105 mm f2.4
las capturas se han realizado con una pentax 645d y un objetivo pentax 67 105 mm f2.4
las capturas se han realizado con una pentax 645d y un objetivo pentax 67 105 mm f2.4
En los tres casos, la calidad demostrada por las ópticas esta fuera de toda duda. No hay que olvidar, además, que al aplicar un factor de recorte de 1,3x estamos aprovechando lo mejor de los objetivos.

Además del excelente rendimiento de las ópticas -basta con echar un vistazo en las esquinas de las muestras publicadas para comprobarlo- otro de los aspectos más destacables es el pronunciado y delicado "bokeh" que se consigue.

Con calma
Bastante silenciosa y muy manejable -aunque pesada y poco discreta, claro-, no podemos olvidar que la Pentax 645D, como sus compañeras de formato medio, es una cámara pensada para moverse dentro del estudio o en localizaciones exteriores (moda, naturaleza, arquitectura...) en las que la velocidad no sea una prioridad.

Pentax 645D
Pentax 645D
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Y es que pese a su agilidad a la hora de ponerse en marcha o en el momento del disparo, el tiempo de escritura en tarjeta ha sido uno de los principales inconvenientes con los que nos hemos topado durante esta primera prueba.

Pentax 645D
Pentax 645D
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Pese a utilizar una tarjeta SanDisk Extreme con una velocidad de 30 MB por segundo, la grabación y visualización en pantalla se demoran más de 10 segundos tras cada disparo, tanto trabajando en JPEG como en RAW.
RAW
Las capturas se han realizado con una Pentax 645D y un objetivo Pentax 645 55 mm f2.8 SDM.Fotografías tomadas en formato RAW y procesadas con Adobe Lightroom 3.2. Haz clic bajo la imagen para descargar el archivo original en formato DNG
Con una velocidad de 1,1 fotogramas por segundo, si decidimos apurar la ráfaga y disparar 7 disparos consecutivos, la espera se prolonga hasta los 50 segundos. A su favor hay que decir que durante ese tiempo y aunque la pantalla aparece bloqueada -no se puede acceder a ningún menú ni función-, la cámara permanece operativa y puede seguir disparando.

Como ya es sabido, la Pentax 645D dispone de dos ranuras independientes que permiten trabajar de forma simultánea con dos tarjetas SD Card. Además, las opciones de configuración son muy amplias, de modo que es posible, por ejemplo, guardar las imágenes JPEG en una de ellas y enviar los RAW a la segunda (o usar simplemente una de ellas a modo de copia de seguridad).

Pensar la foto
Si estos tiempos de grabación no son suficiente argumento como para dejar a un lado el disparo compulsivo y pensar bien cada foto antes de presionar el disparador, el tamaño de los archivos es otro dato que puede ayudarnos a reflexionar.

Pentax 645D
Pentax 645D
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Y es que su CCD de 33 x 44 milímetros y 39 millones de píxeles genera imágenes en formato JPEG de entre 15 y 20 MB y archivos RAW (en formato DNG o PEF) que pueden rondar los 70 MB. Calculadora en mano, exportar esos RAW a TIFF con una profundidad de color de 16 bits dará como resultado fotografías de unos 240 MB.

Muestras: 39 MP
Las capturas se han realizado con una Pentax 645D y un objetivo Pentax 645 55 mm f2.8 SDM
las capturas se han realizado con una pentax 645d y un objetivo pentax 645 55 mm f2.8 sdm
las capturas se han realizado con una pentax 645d y un objetivo pentax 645 55 mm f2.8 sdm
las capturas se han realizado con una pentax 645d y un objetivo pentax 645 55 mm f2.8 sdm
las capturas se han realizado con una pentax 645d y un objetivo pentax 645 55 mm f2.8 sdm
las capturas se han realizado con una pentax 645d y un objetivo pentax 645 55 mm f2.8 sdm
las capturas se han realizado con una pentax 645d y un objetivo pentax 645 55 mm f2.8 sdm
Más allá del evidente (y esperable) nivel de detalle que es capaz de ofrecer la cámara, lo cierto es que nos ha sorprendido gratamente el grado de usabilidad de los archivos JPEG directos que genera la 645D. Aunque en el flujo de trabajo profesional con este tipo de cámaras el formato RAW suele ser indispensable, queda claro que el procesador es capaz de exprimir correctamente el potencial del conjunto formado por el sensor y la óptica.

Pentax 645D
Pentax 645D
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

La ausencia de filtro de paso bajo ayuda, sin duda, a optimizar el detalle de las fotografías. Pese a que el muaré podría ser el precio a pagar por ello, en estas primeras imágenes recopiladas no hemos observado huellas de este problema.

Como suele ocurrir en este tipo de modelos de formato medio, las sensibilidades no son el punto fuerte de la cámara. Aun así y comparándola con los resultados habituales en este segmento, la 645D se defiende muy dignamente.

Pentax 645D
Pentax 645D
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Pentax 645D
Pentax 645D
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Los ajustes calibrados van de 200 a 800 ISO, pero si se activa la sensibilidad extendida es posible llegar a 100 y 1600 ISO. En las primeras pruebas realizadas con el filtro de reducción de ruido de la cámara desactivado, se puede ver cómo éste se hace visible a 400 ISO y evidente a 800 ISO con buena luz, o incluso un poco antes si la iluminación es más escasa o las sombras muy profundas.

Muestras: sensibilidad
Las capturas se han realizado con una Pentax 645D y un objetivo Pentax 645 55 mm f2.8 SDM
las capturas se han realizado con una pentax 645d y un objetivo pentax 645 55 mm f2.8 sdm
100 ISO
las capturas se han realizado con una pentax 645d y un objetivo pentax 645 55 mm f2.8 sdm
200 ISO
las capturas se han realizado con una pentax 645d y un objetivo pentax 645 55 mm f2.8 sdm
400 ISO
las capturas se han realizado con una pentax 645d y un objetivo pentax 645 55 mm f2.8 sdm
800 ISO
las capturas se han realizado con una pentax 645d y un objetivo pentax 645 55 mm f2.8 sdm
1.600 ISO
Pero pese a la presencia del ruido de luminancia y cromático -con una textura granulada bastante agradable-, la nitidez y saturación de la imagen se mantienen en unos niveles muy elevados en todo momento. Un detalle que nos hace pensar que, trabajando con mimo las imágenes RAW y la reducción de ruido, se podrán obtener resultados muy decentes en este terreno.
Cuestión de prestigio
Tras cinco años de retrasos y amagos de abandono del proyecto, ¿tiene sentido lanzar ahora una 645D teniendo en cuenta la delicada situación profesional del sector y el retroceso de los sistemas de formato medio ante las SLR de formato completo?

En Pentax parece que tienen clara la respuesta. La 645D se había convertido casi en una cuestión de honor para la compañía, así que -aunque posiblemente las ventas no serán estratosféricas- seguro que al catálogo fotográfico de la firma no le viene nada mal esta bocanada de prestigio y atención mediática.

Pentax 645D
Pentax 645D
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Inicialmente concebida para Japón, el interés despertado por la cámara ha llevado a Pentax a acercarla también al mercado occidental. Veremos cómo es recibida. Posiblemente no se formarán colas para hacerse con una de ellas, pero quienes tengan un buen arsenal de ópticas 645 -o sean unos enamorados declarados de Pentax- verán con buenos ojos este estreno tanto tiempo postergado.

Pentax 645D
Pentax 645D
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Pentax 645D
Pentax 645D
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Tras pasar unas horas con ella, no nos cabe ninguna duda de que es una gran cámara -en todos los sentidos- que juega bien su doble papel, combinando un planteamiento más profesional con sutiles guiños a los aficionados avanzados que puedan permitirse el capricho.

Etiquetas
Productos relacionados (1)
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar