• Maysun: "No querían que hubiese testigos internacionales del genocidio ...
  • Marc Casanovas: "Cuando crees que estás lo bastante cerca, en realidad no ...
Con texto fotográfico

"Cuando la autobomba empezó a estrujar nuestro coche pensé que íbamos a morir" Pedro Armestre

 
Foto: Pedro Armestre
6
AGO 2009
Declaraciones obtenidas por Eduardo Parra

Colaborador de la agencia AFP, Pedro Armestre es de esos fotoperiodistas que parecen tener un imán para las fotos de portada. Cumple al pie de la letra aquella máxima de Capa de estar lo suficientemente cerca, y sus compañeros lo certifican."Si estás con él, o haces una foto de premio o te matas", nos comenta un fotoperiodista. Prueba de ello es esta reciente instantánea de un militar herido tras caer una autobomba de cientos de kilos sobre otro vehículo. Armestre estaba tan cerca, que incluso vio la muerte encima.

Pedro Armestre

Ese día [28 de julio de 2009] estaba con la UME [Unidad Militar de Emergencias] en los incendios de Extremadura, en Vegas de Coria. Iba en un Aníbal, un cuatro por cuatro del ejército, con varios militares. Yo era el único periodista del vehículo.

Subíamos por una pista forestal y una autobomba iba unos quince metros por delante. De repente, la autobomba empezó a ir marcha atrás por la pista. Nuestra conductora soltó los frenos y empezamos a bajar nosotros también, pero nos alcanzó y nos lanzó ladera abajo. El camión se giró y volcó, dio tres vueltas de campana y nos cayó encima. Fue todo muy rápido, pero yo lo vi a cámara lenta.

Cuando la autobomba empezó a estrujar nuestro coche, me dije 'ya está, estamos muertos'. Me tiré al suelo, entre los asientos, hasta que los crujidos pararon. En el interior del coche se pedía calma, pero todos estábamos como en 'shock'. Todo estaba bloqueado; todas las puertas descuadradas. No había forma de plegar un asiento para salir. De hecho, salimos por una ventana de unos 25 centímetros. Aún no entiendo cómo salí por ahí.

Sacamos a los heridos; ésa era la prioridad. Somos fotógrafos, y yo veía fotos en todas partes mientras sacábamos a la gente, pero antes somos personas. La radio no funcionaba y los móviles no tenían cobertura.

El conductor del camión es el que parecía estar en peor estado, con fracturas múltiples. El resto sólo teníamos cortes. Lo movimos a una sombra para que no estuviera al sol. El tío aguantaba el dolor como podía.

Cuando todos estábamos a salvo, cogí las cámaras. Una la había sacado un militar que salió del coche detrás de mí; la otra la tuve que sacar de dentro con un palo porque no llegaba a ella. En ese momento, cuando ya estábamos todos fuera de peligro, hice la foto.

Los artículos de la serie "Con texto fotográfico" aparecen publicados normalmente los jueves.

Etiquetas
Fuentes y más información
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar