• Christina Sáenz de Santamaría: "Fue una foto del todo inesperada"
  • Víctor Martí: "Tienes que luchar para que tu cliente te contrate por tus ...
Con texto fotográfico

"Ha sido el tema más difícil en el que me he metido en mi vida" Paolo Woods

1
Foto: Paolo Woods / Gabriele Galimberti
21
ABR 2016
Declaraciones obtenidas por Ivan Sánchez

La mayor filtración de documentos de la historia del periodismo tiene su eco en versión fotográfica. Se trata de "The Heavens", un proyecto documental -y su correspondiente libro- con tintes de ensayo sobre algo tan intangible y difícil de fotografiar como las transacciones económicas en los paraísos fiscales. Realizado conjuntamente por los italianos Paolo Woods y Gabriele Galimberti, el primero nos cuenta las vicisitudes y dificultades para hacer este trabajo de forma paralela al desempeño periodístico de IJIC, la organización que ha destapado los papeles de Panamá.

Paolo Woods

Yo llevaba cuatro años viviendo en Haití y Gabriele vino a hacerme una visita. Hablando de nuestros proyectos nos dimos cuenta de que la isla donde estábamos era el territorio más pobre de la región, mientras que allí cerca estaba uno de los países más ricos: las Islas Caimán. Nos dijimos que sería interesante entender por qué es un país tan rico, ya que seguro que no lo es por sus materias primas sino por ser un paraíso fiscal.

Al no saber bien qué era y cómo funcionaba un paraíso fiscal, nos pareció que era un tema particularmente interesante. Así comenzamos a investigar sobre el modus operandi de estos lugares, y las Islas Caimán fueron el primero de estos paraísos que visitamos.

Comenzamos a trabajar en esta historia en las Islas Caimán en diciembre de 2012, y estuvimos con ella hasta mayo de 2015. Visitamos 13 países en cuatro continentes, intentando explicar la realidad de los paraísos fiscales.

La idea principal era hacer visible una cosa que es invisible: los paraísos fiscales se ocupan de actividades financieras sin dinero físico, así que no es algo tangible, analógico, real. Son bits en un ordenador. Es algo difícil de traducir en una imagen. Precisamente nos interesaba afrontar un sujeto que, en nuestra opinión, es muy importante y que no ha sido casi tratado fotográficamente porque es muy poco fotogénico.

"La idea era hacer visible una cosa que es invisible. Los paraísos fiscales son difíciles de traducir en una imagen"

Para esta historia fotografiamos un poco de todo: desde los actores que intervienen, los protagonistas, los que se oponen [a estas actividades], los lugares… Hicimos un tipo de fotografía casi metafórica para ilustrar estos paraísos, así que lo afrontamos como un trabajo documental. Nos informamos muchísimo sobre el tema: qué ocurre, cómo y por qué.

Una vez comprendimos lo que nos interesaba, buscamos la forma de obtener autorización. No hay en todo el trabajo ni una sola foto robada. Para nosotros es muy importante que nuestros personajes sepan que están siendo fotografiados. Siempre acordábamos con ellos dónde y cómo fotografiarles. Lo que no hemos hecho ha sido utilizar actores: se trata de gente en su lugar de trabajo o en el ambiente en que se mueven cotidianamente.

La imagen de la chica en la piscina, que es una cliente de un hotel, sabía perfectamente que la fotografiábamos. Le tomamos un montón de fotos mientras se movía por la piscina y nos quedamos con la que nos pareció que comunica mejor nuestra idea.

La foto está tomada a la puesta del sol, mirando al skyline de Panamá, que ha cambiado mucho en los últimos diez años. En poquísimo tiempo se han levantado decenas y decenas de rascacielos. Lo interesante es que, si te fijas, aunque sean alrededor de las siete de la tarde, no hay luces encendidas en las oficinas de los rascacielos. Esto es así porque la mayoría están desocupados, completamente vacíos.

La razón es que son el resultado de una burbuja inmobiliaria financiada principalmente por los cárteles de la droga venezolanos, colombianos y mexicanos, que invierten en inmuebles de Panamá para blanquear dinero. Nosotros, que sabíamos todo esto, escogimos este lugar para hacer una fotografía con un significado más allá de la propia vista.

"No hay luces encendidas en los rascacielos porque la mayoría están desocupados: sirven a los cárteles de la droga para blanquear dinero"

Nosotros trabajamos muy lentamente, con un banco óptico y de forma conjunta. Honestamente no sabría concretar quién disparó la foto. En una misma sesión algunas fotos las tomo yo y otras las toma Gabriele, pero no hay un momento particular del disparo en el sentido que deba hacerlo uno u otro. Es algo más orgánico porque el trabajo entero ha sido pensado y financiado de forma conjunta.

Colocamos la cámara sobre un trípode, escogemos un encuadre, una luz determinada y todo lo que nos hace falta, y cuando estamos satisfechos disparamos cinco o seis imágenes para encontrar una que nos guste para la situación. Gabriele y yo somos amigos y nos conocemos desde hace mucho tiempo, y aunque tengamos estilos fotográficos muy diferentes, tenemos una visión similar para algunas cosas. Aunque sea algo muy poco habitual, creo que tenemos mucha suerte porque no encontramos ninguna dificultad en trabajar juntos.

Ha sido muy difícil hacer este trabajo. He hecho otros temas muy complicados, pero de largo este ha sido el tema más difícil en el que me he metido en mi vida. Ha sido duro por la inaccesibilidad a las personas que queríamos fotografiar. Por eso nos ha llevado tanto tiempo.

Nosotros estábamos al corriente de los papeles de Panamá. Hicimos este trabajo porque sabíamos que se estaba llevando a cabo toda una investigación sobre estos documentos. Nos parecía muy interesante trabajar tan en profundidad y durante tanto tiempo porque sabíamos que, llegado el momento, llegaría a un público muy amplio.

Los artículos de la serie "Con texto fotográfico" aparecen publicados normalmente los jueves.

1
Comentarios
Cargando comentarios