• Pinnacle TV for Mac DVB-T Stick: de un vistazo
  • Asus P750: de un vistazo
Prueba de producto
PAREJA IDEAL

Panasonic Viera TX-37LZD800F y DMP-BD30: toma de contacto

 
24
JUN 2008

Ahora que las aguas han vuelto a su cauce y sólo hay un formato físico para disfrutar de la alta definición -tal como debería haber sido desde un principio-, QUESABESDE.COM ha probado dos creaciones de Panasonic: el LCD Viera TX-37LZD800F y el reproductor de discos Blu-ray DMP-BD30. ¿El resultado? Calidad de imagen sorprendente y un sonido muy mejorable.

Dejando de lado las preferencias o debilidades que cada usuario pueda tener por una marca u otra -aquí sucede lo mismo que en el mundo del fútbol-, la verdad es que hay fabricantes a los que se les da mejor un tipo de producto que otro. Mientras unos intentan vender de todo, otros se centran en unos pocos dispositivos y unos terceros intentan explorar nuevos territorios.

Panasonic es uno de los grandes de la electrónica de consumo y su experiencia en el ámbito audiovisual está más que demostrada en varios frentes. No suele inundar el mercado con sus productos como hacen otros fabricantes, pero la calidad de los mismos no acostumbra a decepcionar.

Panasonic Viera TX-37LZD800F
Panasonic Viera TX-37LZD800F
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Panasonic Viera TX-37LZD800F
Panasonic Viera TX-37LZD800F
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

QUESABESDE.COM ha puesto a prueba uno de los estandartes de la nueva hornada de televisores LCD de esta firma, el Viera TX-37LZD800F.

Pese a contar con unas dimensiones más modestas que las del televisor de plasma LG 50PG6000 que analizamos recientemente, ofrece una calidad de imagen excelente por obra y gracia de su resolución Full HD, entre muchos otros aspectos que trataremos más adelante.

Panasonic DMP-BD30
Panasonic DMP-BD30
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Panasonic DMP-BD30
Panasonic DMP-BD30
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

A modo de escudero de este nuevo LCD de Panasonic, hemos utilizado el reproductor de discos Blu-ray DMP-BD30, también de los creadores del sello Viera.

Si bien presenta ciertas mejoras con respecto a su predecesor, el DMP-BD10A, lo cierto es que tanto este reproductor como otros que pululan por el mercado siguen adoleciendo de graves problemas de celeridad, especialmente a la hora de cargar y reproducir las películas.

Separados por el tiempo
Visto a principios de año en el salón CES celebrado en Las Vegas, el primer LCD Full HD de 37 pulgadas de Panasonic aterrizó en Europa a principios de marzo. Su precio oficial ronda los 1.700 euros, si bien ya puede encontrarse -como suele ser habitual- por una cantidad ligeramente inferior en varios comercios on-line.

En el caso del DMP-BD30, cuya existencia se dio a conocer en 2007, está disponible por un precio muy cercano al anunciado desde la propia compañía: unos 400 euros.

El TX-37LZD800F presenta un tamaño de diagonal más que aceptable -hay que tener siempre en cuenta el espacio de la sala que ocupará-, una calidad de imagen avalada por tecnologías como el modo 24p y el refresco de 100 hercios, y un contraste y un brillo que realzan los colores de forma excelente.

En contrapartida, el sonido resulta ser el aspecto más descuidado de este nuevo LCD de Panasonic.

Por lo que respecta al DMP-BD30, destaca su compatibilidad con el modo 24p -perfecto si lo combinamos con un televisor como éste-, su mejor aunque no perfecta velocidad de arranque y reproducción de discos y su elegante diseño.

En el lado negativo, cabe destacar su sistema de menús, algo confuso y que requiere cierta paciencia para poder explotar todo su potencial.

Con zapatos negros, el traje sienta mejor
De todos es sabido que sin unos buenos y elegantes zapatos, no hay traje que luzca como debe.

Panasonic Viera TX-37LZD800F
Panasonic Viera TX-37LZD800F
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Algo parecido sucede en el caso de este nuevo LCD de Panasonic: tiene un diseño excepcional, con acabados en negro y plateado y un soporte giratorio del que deberían aprender otras compañías. Los botones de los controles básicos se encuentran en el flanco derecho, mientras que el botón de encendido se sitúa a la izquierda de la parte frontal.

Panasonic Viera TX-37LZD800F
Panasonic Viera TX-37LZD800F
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Panasonic Viera TX-37LZD800F
Panasonic Viera TX-37LZD800F
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

El DMP-BD30 también adopta el negro como color principal, aunque en esta ocasión le acompaña un tono oscuro de gris y no el típico plateado.

El botón de encendido a la izquierda y el de apertura de la bandeja a la derecha son los únicos controles visibles. Para acceder al resto, hay que bajar la protección frontal de cristal que, por suerte, es independiente de la parte que cubre la bandeja de los discos.

Panasonic DMP-BD30
Panasonic DMP-BD30
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Panasonic DMP-BD30
Panasonic DMP-BD30
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

El control remoto del TX-37LZD800F es grande, si bien su peso es comedido. Es cómodo de sostener y los botones básicos tienen un tamaño considerable, con lo que incluso si andamos mal de la vista, no deberíamos tener problemas para seleccionar el canal de televisión o cualquier otra función.

Panasonic Viera TX-37LZD800F, control remoto
Panasonic Viera TX-37LZD800F, control remoto
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Se echan en falta más accesos directos a los ajustes, aun cuando el televisor no incluye muchos de ellos preestablecidos.

Panasonic Viera TX-37LZD800F, control remoto
Panasonic Viera TX-37LZD800F, control remoto
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Panasonic Viera TX-37LZD800F, control remoto
Panasonic Viera TX-37LZD800F, control remoto
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

El mando a distancia del DMP-BD30 es algo más confuso que el del televisor. Si bien presenta una línea de diseño similar, es más pequeño y delgado, y las funciones principales cuentan con botones grandes ("Play", "Stop") y de distinto color.

Panasonic DMP-BD30, control remoto
Panasonic DMP-BD30, control remoto
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Por muy buena que sea la idea de la rueda en medio del control remoto, es un aspecto al que todavía le queda cierto recorrido para que se adapte perfectamente a la mano y a la forma de interactuar con el dispositivo.

Panasonic DMP-BD30, control remoto
Panasonic DMP-BD30, control remoto
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Panasonic DMP-BD30, control remoto
Panasonic DMP-BD30, control remoto
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

El sistema de menús del LCD de Panasonic es muy simple: navegar por él no entraña dificultad alguna, y en cuestión de minutos se han visto y vuelto a ver todas las opciones que proporciona.

En el caso del DMP-BD30, la estructura de los menús es igual de simple, pero con el añadido de que en este caso el diseño es de todo menos atractivo. La interfaz que vimos en el Toshiba Regza 32XV505DG, por ejemplo, era simple, pero presentaba orden y elegancia.

La conectividad importa
Como de costumbre en los televisores, la mayoría de las conexiones del nuevo LCD de Panasonic están en la parte posterior, si bien la firma nipona también ha incluido un puerto HDMI -entre otros- en el flanco derecho de la pantalla para facilitar la conexión de dispositivos como cámaras fotográficas, videocámaras y similares.

Panasonic Viera TX-37LZD800F
Panasonic Viera TX-37LZD800F
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Mención especial merece la incorporación de una ranura para tarjetas SD Card y SDHC, tanto en el LCD como en el reproductor Blu-ray.

Panasonic Viera TX-37LZD800F
Panasonic Viera TX-37LZD800F
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Panasonic DMP-BD30
Panasonic DMP-BD30
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

En el caso del TX-37LZD800F, la ranura está en el flanco derecho de la pantalla, mientras que en el DMP-BD30 se ha integrado en la parte frontal del dispositivo, con la posibilidad de activar una luz indicadora. Su función: permitir la visualización de fotos directamente en pantalla desde la tarjeta.

Panasonic Viera TX-37LZD800F
Panasonic Viera TX-37LZD800F
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Panasonic Viera TX-37LZD800F
Panasonic Viera TX-37LZD800F
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

El resto de las conexiones que ofrece el DMP-BD30 se encuentra en la parte de atrás del reproductor. El puerto HDMI, las salidas de vídeo por componentes, de audio estéreo y de 5.1 canales, junto con las de audio digital (coaxial y óptica) son las conexiones más relevantes.

Panasonic DMP-BD30
Panasonic DMP-BD30
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Panasonic DMP-BD30
Panasonic DMP-BD30
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

De las del 37LZD800F, destacan los cuatro puertos HDMI, la entrada de vídeo por componentes y las salidas de audio digital y analógico.

Panasonic Viera TX-37LZD800F
Panasonic Viera TX-37LZD800F
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Panasonic Viera TX-37LZD800F
Panasonic Viera TX-37LZD800F
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

La configuración inicial del LCD requiere poca participación del usuario, ya que todo está automatizado. Entre otras cosas, el televisor incorpora -faltaría más- un sintonizador de televisión digital terrestre.

Panasonic Viera TX-37LZD800F
Panasonic Viera TX-37LZD800F
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

El sistema es actualizable a través de antena y permite ajustes independientes para cada conexión. Incluso podemos personalizarlos cambiándoles el nombre según el uso que le demos a uno de los puertos HDMI o a la entrada de vídeo por componentes.

En el terreno de las prestaciones, es de reseñar que el DMP-BD30 es compatible con la especificación Final Standard Profile 1, que no debe confundirse con la especificación BD-Live (perfil 2.0) que presentará el DMP-BD50, también de Panasonic.

Puesta a punto
Tanto el TX-37LZD800F como el DMP-BD30 habilitan varios modos de imagen que calibran automáticamente los colores, el brillo y el contraste del contenido reproducido. Una vez más, el modo Cine es el camino a seguir, ya que es el que ofrece la calibración más profesional y más cercana a lo que vemos en un cine normalmente.

Al conectar el LCD de Panasonic por primera vez, se nos pregunta si dicho televisor estará expuesto en una tienda o por el contrario es para uso personal. Según nuestra elección, la pantalla se ajusta automáticamente para su utilización en un tipo de espacio determinado.

Panasonic Viera TX-37LZD800F
Panasonic Viera TX-37LZD800F
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Por desgracia y a diferencia de lo visto en el LG 50PG6000, este Viera de 37 pulgadas no permite una calibración exhaustiva. Aparte de seleccionar uno de los modos de imagen prefijados y cambiar la temperatura de color -normal, caliente o frío-, poco más se puede hacer: ajustar el contraste, el brillo y la nitidez.

No es posible modificar cada uno de los colores independientemente ni sus matices. No obstante, aunque fuera posible hacerlo, en la mayoría de las ocasiones ni siquiera nos haría falta, ya que el televisor ofrece una calidad de imagen y unos ajustes preestablecidos más que notables. Modo Cine: no hace falta decir mucho más.

En el caso del DMP-BD30, la importancia de una calibración inicial es de la misma magnitud que con el televisor.

Aunque no se nos pregunte qué tipo de modo de imagen deseamos, hay que acceder al menú principal y realizar algunos cambios. Asegurarse de que el reproductor Blu-ray trabaja con señal PAL a 60 hercios es igual de importante que decidir si queremos activar o no el modo 24p.

Panasonic DMP-BD30
Panasonic DMP-BD30
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Panasonic DMP-BD30
Panasonic DMP-BD30
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Una faceta que parece haber mejorado en este nuevo reproductor es el tiempo de encendido y el que se toma para iniciar la película. En el caso de tener ya el disco Blu-ray dentro del reproductor al encenderlo, tardamos unos 45 segundos en llegar al menú principal y 5 segundos más para iniciar la película.

Panasonic DMP-BD30
Panasonic DMP-BD30
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Por desgracia, si apagamos el dispositivo y nos dejamos el disco dentro, tardaremos un par de minutos en volver a encenderlo, conseguir que se abra la bandeja, cerrarla y volver a apagarlo. Es un aspecto que tanto éste como el resto de los reproductores Blu-ray tienen que mejorar mucho.

Una ventana a la realidad
Un televisor LCD (o de plasma) con resolución Full HD como el TX-37LZD800F de Panasonic, combinado con un reproductor de discos Blu-ray como el DMP-BD30 es una apuesta segura. Si bien por separado ambos dispositivos ofrecen unas notables prestaciones de imagen, al juntarlos éstas se convierten en excelentes.

La calidad de los negros en pantalla es muy buena, pese a tratarse de un LCD, y no se pierde detalle alguno en las sombras. Como siempre, aconsejamos desactivar la función de reducción de ruido, aun cuando en caso de activarla, la pérdida de detalle en algunas texturas es casi imperceptible. Hay que buscarle los tres pies al gato para encontrarle fallos en este aspecto.

Panasonic Viera TX-37LZD800F
Panasonic Viera TX-37LZD800F
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

El desentrelazado aprueba con nota en la mayoría de las facetas, como las imágenes en movimiento, los colores opuestos, los parpadeos de imagen y la reducción del ruido mosquito. Con todo, cuando aparece texto en pantalla -tanto estático como móvil-, el desentrelazado no es el esperado. Suspenso en este apartado.

Panasonic Viera TX-37LZD800F
Panasonic Viera TX-37LZD800F
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Hay que tener en cuenta también la fuente del contenido audiovisual que reproducimos en pantalla. En nuestras pruebas, el funcionamiento del DMP-BD30 es intachable: no hay saltos en la imagen, y la nitidez que proporciona, junto con los contrastes, es excelente.

Con contenido en definición estándar, se detectan pequeños efectos de travelling en algunos objetos. En cambio, con un disco Blu-ray, los fallos de imagen hay que buscarlos con lupa.

El comportamiento del LCD con los videojuegos de nueva generación y en alta definición es igual de bueno. Conectamos una Xbox 360 y probamos todo tipo de juegos (deportes, conducción y acción en primera persona), y los resultados no defraudan en absoluto: nitidez soberbia y una calidad de imagen para nada decepcionante.

Tanto el TX-37LZD800F como el DMP-BD30 son compatibles con el modo 24p, una de esas tecnologías que no suele dejar indiferente a nadie. O la odias o la deseas fervientemente.

Cierto es que con este modo activado la imagen gana nitidez -más aún- y que la cadencia del film es entonces la misma que la vista en un cine de verdad, pero al principio cuesta acostumbrarse a esta ligera "aceleración" y a otros problemas que en el caso de los dispositivos de Panasonic son más que evidentes.

Con el modo 24p activado tanto en el reproductor de Blu-ray como en el LCD, la imagen es extremadamente nítida, pero aparecen imperfecciones demasiado evidentes de ruido mosquito.

Se pixelan constantemente los bordes de los objetos en movimiento, y un film que hasta ahora tenía toda la apariencia de ser cine puro y duro parece estar grabado con cámaras de vídeo digital. Mal asunto.

Panasonic Viera TX-37LZD800F
Panasonic Viera TX-37LZD800F
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

A no ser que se sienta auténtica pasión por el modo 24p, en el caso que nos ocupa recomendamos encarecidamente desactivarlo en el televisor para lograr un aspecto más natural. Ya de paso, puede hacerse lo propio con la función de reescalado de la imagen para evitar la pérdida de material en los flancos de la película que estemos viendo.

Hay que señalar también que el televisor de Panasonic es compatible con la función de imagen en imagen. Es decir, podemos ver dos fuentes a la vez en la misma pantalla e incluso variar los formatos de las mismas. Con un disco Blu-ray, podemos además escuchar una pista de audio secundaria con comentarios del director analizando las escenas que vemos en la pantalla.

Para hacer uso de estas funciones, los controles remotos de ambos dispositivos cuentan con accesos directos que convierten esta experiencia en algo rápido y asequible en cualquier momento, sin entrañar dificultad alguna.

Merece destacarse que, como suele ser habitual en la tecnología Blu-ray, podemos acceder al menú principal de una película sin tener que detenerla. Los menús de selección de escenas y de audio, por ejemplo, aparecen sobreimpresos en las imágenes reproducidas mientras éstas siguen sucediéndose.

Imperfección acústica
Si hasta ahora casi todo han sido piropos hacia estos LCD y reproductor Blu-ray, la cosa cambia al entrar en el terreno del sonido.

El DMP-BD30 dispone de las conexiones necesarias para dar salida a un buen sonido. Nada que reprocharle.

El TX-37LZD800F, por su parte, incorpora cuatro altavoces bien disimulados en los flancos de la pantalla. Sin embargo, aun contando con tecnologías como la descodificación Dolby Digital y el sistema SRS TruSurround XT, el sonido no está a la altura del resto de las prestaciones.

Panasonic Viera TX-37LZD800F
Panasonic Viera TX-37LZD800F
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Así, al subir el volumen, inmediatamente se perciben distorsiones e incluso se producen pequeños temblores.

Está claro que para disfrutar de una buena experiencia de cine en casa es necesario adquirir un equipo de sonido de -como mínimo- 5.1 canales (uno de 7.1 sería lo ideal). No obstante, esto no es excusa para que un televisor ofrezca un mal sonido.

Además, tampoco se prodiga en tecnologías propias de sonido que ofrezcan variedad al usuario, y la calibración de este parámetro es mínima. Una verdadera lástima, ya que en el ámbito de la imagen, este LCD ofrece una calidad por encima de la media.

Casi completo
Tanto el Viera TX-37LZD800F como el DMP-BD30 funcionan mejor juntos que separados. Si van por su cuenta, ambos ofrecen muy buenas prestaciones sin por ello dejar de adolecer de ciertas carencias, como un buen sistema de sonido en el caso del televisor y la especificación BD-Live en el del reproductor.

Al combinarlos, el conjunto gana muchos enteros, pero sigue sin estar completo. El usuario que quiera disfrutar de una experiencia de cine en casa auténtica y en alta definición, debe ser consciente de que la compra de un buen equipo de audio es absolutamente necesaria.

Panasonic Viera TX-37LZD800F y DMP-BD30
Panasonic Viera TX-37LZD800F y DMP-BD30
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

También está aquél a quien no le interesa lo más mínimo el formato Blu-ray y sólo desea comprarse un buen televisor de tamaño aceptable con el que ver la televisión digital y jugar luego con su Xbox 360, PlayStation 3 o Wii. Para él, el LCD de Panasonic es una opción altamente recomendada por su precio y su calidad de imagen.

Hay alternativas más económicas, sin duda. E incluso hay televisores que ofrecen una diagonal mayor por un precio mucho menor, como el ya citado 50PG6000 de LG.

El DMP-BD30 es un buen reproductor de discos Blu-ray. Pero también lo es la PlayStation 3, que tiene un precio similar y además de ser compatible con el perfil 2.0 cuenta con un buen puñado de prestaciones extra. Jugar a videojuegos es sólo una entre tantas.

Etiquetas
Productos relacionados (1)
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar