COMPARTIR

Panasonic muestra su interés por crear una compacta con sensor Micro Cuatro Tercios  

18
DIC 2012
Iker Morán   |  Barcelona

No hay una agenda definida, ni siquiera un plan trazado para desarrollar una cámara compacta y de óptica integrada con sensor Micro Cuatro Tercios, pero sin duda éste es un tema que está dando mucho que hablar en el seno de Panasonic. Más allá de los recurrentes rumores que desde hace tiempo circulan alrededor de esta cuestión, la estudiada respuesta de la compañía sobre las compactas de sensor grande hace pensar que sobre la mesa ya hay planes al respecto.

Dejando a un lado el diplomático y nipón "se está estudiando", Michiharu Uematsu, uno de los máximo responsables de la división de cámaras de Panasonic, desplegó una argumentada respuesta durante un reciente encuentro con la prensa en Barcelona para justificar el que podría ser el camino de la firma para su gama alta de compactas: un modelo con una filosofía más cercana a la Cyber-shot DSC-RX1 que a la RX100, ambas de Sony.

Así lo apuntó Uematsu tras desechar las ventajas de este último modelo y su CMOS de una pulgada y 20 megapíxeles frente a la Lumix DMC-LX7. Un detallado análisis que viene a decir que el mayor tamaño del captor y de cada uno de los fotodiodos queda anulado por la menor luminosidad del zoom de la RX100 respecto a la Lumix.

Foto: Iker Morán (Quesabesde)
Foto: Iker Morán (Quesabesde)
Uematsu compara la LX7 de Panasonic con la RX100 de Sony.

Si bien entre las tres posibles vías para concebir una compacta de gama alta desde la firma se defendió la apuesta por un modelo como la citada LX7 (con un sensor más pequeño pero un zoom más luminoso), tampoco se oculta el interés por ir más allá.

De hacerlo, eso sí, se apostaría por un sensor realmente más grande (Micro Cuatro Tercios) y no por un punto intermedio como en la citada RX100. Una idea que situaría a esta hipotética Lumix en la órbita de la Canon PowerShot G1 X, cuyo CMOS es de dimensiones muy similares a uno Micro Cuatro Tercios.

Crear una compacta con un sensor Micro Cuatro Tercios, de tamaño más reducido que la Lumix DMC-GX1 y con una óptica fija y muy luminosa (f2 o f1.7) no resultaría muy difícil, reconoció Uematsu. La cuestión es la demanda para este tipo de modelos, y en todo caso el precio que podría tener una cámara así. Una cifra que el representante de Panasonic situó de forma orientativa alrededor de los 700 euros.

Un plan sin sello alguno de oficialidad pero suficientemente concreto como para suponer que Panasonic no quiere quedarse fuera de este incipiente nicho de mercado cuando toque renovar la todavía muy joven LX7 o tal vez crear una nueva gama. El cómo ya parece bastante claro. Ahora sólo falta saber el cuándo. Sobre eso no hay pistas.

0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar