• bq Aquaris E5 HD: análisis
  • Panasonic FZ1000 y Sony RX10: frente a frente
Prueba de producto
Panasonic Lumix DMC-LX100
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Panasonic LX100: prueba de campo

36

Estrenamos la primera compacta que se atreve con un sensor Cuatro Tercios, además de ofrecer un visor integrado y grabación de vídeo 4K

16
OCT 2014
Iker Morán / Álvaro Méndez   |  Bilbao / Barcelona

Hay compactas con sensores pequeños –la gran mayoría- y grandes. Pero, curiosamente, hasta ahora nadie se había atrevido a configurar un modelo de óptica no intercambiable con un captor Cuatro Tercios, por mucho que eso pareciera una opción bastante lógica. Por fin Panasonic se ha atrevido a dar el paso con la Lumix DMC-LX100, que por precio –unos 900 euros- y prestaciones estamos convencidos de que dará mucho que hablar los próximos meses.

Panasonic Lumix DMC-LX100
Panasonic Lumix DMC-LX100
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Aunque en Photokina ya la tuvimos entre las manos, tras años de espera no hemos podido resistir la tentación de escaparnos con ella nada más recibirla. ¿Y qué mejor ciudad que Bilbao para una primera prueba de la que promete ser una de las mejores compactas del momento?

Una buena idea

Sobre el papel la LX100 ya nos pareció una buena idea: tamaño comedido, un sensor de dimensiones considerables y con buenas referencias (es el mismo que usaba la Lumix DMC-GH3, según nos confesaron desde la compañía), un zoom corto pero luminoso y grabación de vídeo 4K. Solo el elevado precio obliga a torcer un poco el gesto, aunque no es menos cierto que las compactas cercanas a los 1.000 euros no son ya algo tan extraño.

La lista de novedades de esta Lumix es, por tanto, muy larga. Así que mejor centrarse en este primer paseo con ella en los aspectos que más llaman la atención. Empezando, por ejemplo, por el visor electrónico integrado, una de sus prestaciones más notables en cuanto a manejo y ergonomía.

panasonic lumix dmc-lx100
Panasonic Lumix DMC-LX100
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
panasonic lumix dmc-lx100
Panasonic Lumix DMC-LX100
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

La LX100 ofrece un tamaño comedido, el mismo sensor que usaba la GH3, un zoom corto pero luminoso y vídeo 4K

Con una resolución de 2,7 millones de puntos, la calidad del visor es realmente excelente y su refresco no admite pegas. Su tamaño es algo limitado (0,38 pulgadas), pero si asumimos que estamos hablando de una compacta de dimensiones modestas, parece un sacrificio lógico.

El manejo sigue la línea de la saga LX de Panasonic, pero mejora algunos aspectos gracias al mayor espacio disponible. El anillo para controlar el diafragma es una pieza clave, y unido al dial de compensación de la exposición y al otro anillo del barril de la óptica proporciona un manejo realmente cómodo.

El anillo para controlar el diafragma es una pieza clave. Sumado al dial de compensación de la exposición y al otro anillo del barril de la óptica, el manejo de la cámara es realmente cómodo

panasonic lumix dmc-lx100
Panasonic Lumix DMC-LX100
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

El botón “iA”, que activa con solo pulsarlo el modo totalmente automático, nos ha dado algún que otro susto al presionarlo sin querer y comprobar que todos nuestros ajustes manuales se habían volatilizado. Es interesante también recordar que los numerosos filtros de imagen incluidos –y que disponen de botón de acceso propio en la zona superior- se pueden combinar con los ajustes manuales.

Los primeros resultados

Además del sensor Micro Cuatro Tercios de 12 megapíxeles, el objetivo 24-75 mm f1.7-2.8 es otra de las piezas clave de esta compacta. Un zoom de 3 aumentos que, aunque pueda saber a poco, resulta una auténtica proeza de óptica e ingeniería habida cuenta de su reducido tamaño, su luminosidad y el tamaño del captor utilizado.

Si esos 75 milímetros se quedan cortos, siempre se puede activar el modo iZoom, que multiplica por dos la focal sin que haya una pérdida de calidad muy notable. Lo malo es que este modo sigue sin ser compatible con el formato RAW, con lo que muchos usuarios optarán directamente por ignorarlo y conformarse con la focal real máxima.

Muestras: RAW
Fotografías realizadas con una Panasonic Lumix DMC-LX100

Buen control del ruido a sensibilidades altas, prometedor rango dinámico y unos JPEG directos que no nos convencen demasiado

En cualquier caso, otro dato interesante a destacar es el excelente sistema de enfoque automático de la cámara, que emplea la tecnología híbrida DFD ya vista en las Lumix DMC-GH4 y FZ1000.

Pero no hemos venido aquí a repasar lo que más o menos ya sabíamos de la LX100, sino a ver sus resultados. Y para ello nada mejor que esta docena de fotografías que nos hemos traído del mismísimo centro de Bilbao, esquivando en la medida de lo posible sus típicos cielos grises y combinando algún que otro rayo de sol con escenarios más oscuros que obliguen a subir la sensibilidad.

Muestras: RAW
Fotografías realizadas con una Panasonic Lumix DMC-LX100

Buen control del ruido a sensibilidades altas, prometedor rango dinámico y unos JPEG directos que no nos convencen demasiado (¿de dónde sale ese enfoque tan poco real y ese ruido cromático en las sombras incluso con buena luz?). He aquí un buen resumen de lo que vemos a primera vista.

Si queremos aprovechar la gran luminosidad del objetivo para desenfocar la escena incluso cuando haya mucha luz, el obturador electrónico que permite llegar hasta 1/16.000 segundos y que se activa automáticamente cuando hace falta nos será de gran ayuda. ¿Compensa la ausencia de un filtro integrado de densidad neutra? Para las fotos, sí, pero no ocurre lo mismo a la hora de grabar vídeos cuando hay que trabajar a velocidades de 1/50 y 1/100 segundos.

En el terreno del vídeo la LX100 podría verse como una versión compacta de la GH4, con la que comparte tamaño de sensor, grabación de vídeo 4K y otras prestaciones interesantes como el peaking focus. Si al cóctel le añadimos el mencionado zoom, estamos sin duda ante una buena herramienta para grabar vídeo de calidad sin tener que cargar con un equipo pesado.

Vídeo grabado con la Panasonic Lumix DMC-LX100 en resolución 4K.

Y a juzgar por las primeras grabaciones realizadas en resolución 4K, la LX100 no tiene mucho que envidiarle a la GH4 en cuanto a rendimiento, al menos en situaciones poco comprometidas. La imagen es tremendamente nítida, y no se observan problemas de muaré o aliasing. El rolling shutter está bastante controlado, como en la mayoría de las cámaras Micro Cuatro Tercios de última generación.

Además del filtro de densidad neutra, los amantes del vídeo echarán de menos una conexión para micrófonos externos y el perfil de color Cinelike D, presente en la GH4 y sumamente últil para realizar correcciones en posproducción.

panasonic lumix dmc-lx100
Panasonic Lumix DMC-LX100
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Buenas sensaciones en cuanto a prestaciones, diseño, manejo y filosofía, pero esos JPEG nos han dejado un sabor agridulce

La autonomía, por cierto, muy bien. Tras unas 250 fotos usando la grabación simultánea en JPEG y RAW, el indicador de batería solo indicaba haber consumido un tercio de su capacidad. Algo que, sin querer pecar de excesivo optimismo, nos lleva a pensar que no será difícil llegar a los 500 disparos sin grabar vídeo.

¿Convence esta LX100 tras pasar un par de días con ella? Sí en cuanto a prestaciones, diseño, manejo y filosofía. Pero también es cierto que esos JPEG nos han dejado un sabor agridulce, porque estamos convencidos de que el sensor Micro Cuatro Tercios que incorpora es capaz de cosas mejores. Será cuestión de revisar con calma los RAW para ver lo que nos encontramos.

Productos relacionados (1)
36
Comentarios
Cargando comentarios