• Samsung Galaxy S7: análisis fotográfico
  • Sony PXW-FS5: análisis
Prueba de producto
Panasonic Lumix DMC-GX80
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Panasonic Lumix GX80: toma de contacto

15
5
ABR 2016
Texto y fotos: Iker Morán   |  Barcelona

La primera reacción cuando delante de la mesa hay una cámara nueva es intentar situarla. Por muy novedosa que sea, por muchas tecnologías que estrene y por mucho discurso rupturista que traiga –que tampoco es el caso-, en realidad casi siempre acaba encajando en ese hueco entre tal o cual modelo o se perfila como la respuesta a una cámara de la competencia.

En el caso de la nueva Lumix DMC-GX80 es muy fácil aplicar esa ración de contexto que ayude a situarla. De entrada –apuntan desde la firma- la cámara reúne toda la tecnología concentrada a lo largo de nada menos que ocho años de historia de esta saga. Sí, aunque a veces se olvide, hace ya todo ese tiempo que las cámaras sin espejo están en el mercado, y las Lumix G son precisamente las más veteranas en el terreno.

Panasonic Lumix DMC-GX80
Panasonic Lumix DMC-GX80
Foto: Iker Morán (Quesabesde)
Unidad de preproducción de la nueva Lumix GX80. Desde la firma advierten que su diseño está sujeto a cambios.

Pero, para entendernos mejor, la GX80 es algo así como una combinación entre la GX8 –fácil de suponer por la denominación- y las pequeñas Lumix GM. Todo ello con una estética y un tamaño que en realidad recuerdan más a compactas como la LX100 o la más reciente TZ100, como se puede comprobar al verlas juntas.

Tamaño y precio

Todas esas comparaciones sirven para hacerse una idea muy aproximada no solo del tamaño y diseño de la cámara, sino también de su orientación. El objetivo es acercar una cámara de altas prestaciones como la GX8 a un público más amplio, reduciendo para ello tanto el volumen del cuerpo como el precio, que se queda en unos competitivos 700 euros junto al zoom motorizado 12-32 mm f3.5-5.6.

Precisamente, el hecho de que la nueva GX80 se comercialice de serie con las ópticas lanzadas en su momento para las GM refuerza esta idea de que el tamaño es un aspecto básico de este modelo que apunta a la gama media.

panasonic lumix dmc-gx80
Panasonic Lumix DMC-GX80
Foto: Iker Morán (Quesabesde)
panasonic lumix dmc-gx80
Panasonic Lumix DMC-GX80
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Entre las manos y con la memoria todavía fresca tras probar la citada TZ100 de Panasonic, los parecidos son más que evidentes. Por suerte hay algo más de espacio para mandos y botones, y el visor integrado no es tan pequeño, con lo que en este caso no dudaremos de su utilidad real a la hora de salir a disparar.

Pese a que el modelo que tuvimos ocasión de tener entre manos hace ya unas semanas era de preproducción y por tanto puede haber cambios de última hora en algunos detalles de mandos y menús, este primer contacto nos permite hacernos una idea de los planes que Panasonic reserva para esta cámara.

Pensada para tentar al fotógrafo callejero y al viajero que quiere ir ligero de equipaje, la ergonomía es muy correcta, la empuñadura es justa pero suficiente para que al agarre no dé problemas y los dos diales –superior y rueda trasera- hacen su trabajo a la hora de disparar en manual.

panasonic lumix dmc-gx80
Panasonic Lumix DMC-GX80
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Teniendo en cuenta el tamaño y que hablamos de una cámara con ópticas intercambiables, visor integrado, flash y zapata, no podemos tener muchas quejas sobre la ergonomía. Puede que algunos prefieran una estética más clásica, pero a estas alturas es de sobra sabido que esa no es la especialidad de Panasonic.

Por cierto, la cámara estará disponible en tres acabados (negro, plata y marrón), aunque en el momento en que fue presentada a la prensa no estaba claro si este último modelo llegaría también al mercado español. Esperamos que sí.

16 megapíxeles sin filtro de paso bajo

¿Y a qué toca renunciar respecto a la GX8 para poder ahorrarnos unos gramos y unos euros? Más allá de la pantalla articulada, el original visor también abatible y la mayor generosidad en mandos y diales de la primera, el sensor de imagen es el cambio más reseñable.

Frente al captor de 20 megapíxeles empleado por la GX8 y que pasa por ser el más avanzado hasta la fecha en una Micro Cuatro Tercios (compartido presumiblemente por la Olympus Pen-F), la nueva GX80 se conforma con uno de 16 millones de puntos.

A la espera de ver los resultados, ningún problema con esa apuesta por una resolución más comedida si no perdemos puntos en lo que respecta a control de ruido y rango dinámico respecto a lo visto en su hermana mayor. En todo caso, este CMOS llega con el mismo procesador de imagen que la GX8 y una interesante novedad: por primera vez en una Lumix G prescinde del filtro de paso bajo para ofrecer –al menos en teoría- una resolución mejorada.

panasonic lumix dmc-gx80
Panasonic Lumix DMC-GX80
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

A la espera de ver en qué se traduce todo esto a la hora de la verdad, durante este primer contacto sí pudimos probar las ya conocidas funciones de alta velocidad (4K Photo) y el sistema de enfoque a posteriori que Panasonic ya ofrece en otros modelos.

Dos opciones a las que la firma está concediendo un gran protagonismo últimamente en sus cámaras y que en cierto modo pretende usar para marcar diferencias en un mercado saturado con demasiadas opciones sobre la mesa y una competencia de precios bastante salvaje. Su baza no está mal: ráfagas de 30 disparos por segundo a 8 megapíxeles que permiten tanto jugar con la alta velocidad como enfrentarse a escenas de acción sin miedo a perderse nada.

Potencia de gama media

En estos ocho años de historia de la familia Lumix G a Panasonic hay que reconocerle el mérito de formar una gama competitiva que –pese a sus flaquezas- se ha instalado con firmeza en algunos segmentos. La GH4 (sí, ya esperamos impacientes una GH5) sigue siendo un referente para el vídeo de calidad con presupuestos ajustados; la G7 tiene una relación entre precio y prestaciones realmente apetecible, y ahora la GX80 busca completar el trío.

Hacía tiempo que Panasonic necesitaba un modelo en esta gama y a este precio, así que bienvenida sea esta GX80. Si los resultados no decepcionan, tiene todo lo necesario para animar el escaparate

panasonic lumix dmc-gx80
Panasonic Lumix DMC-GX80
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Argumentos no le faltan: estabilizador dual que combina el mecánico del cuerpo (de 5 ejes), pantalla táctil, conexión Wi-Fi, vídeo 4K… Hacía tiempo que Panasonic necesitaba un modelo en esta gama y a este precio, así que bienvenida sea esta nueva Lumix GX80, que si los resultados no decepcionan, tiene todo lo necesario para animar el escaparate.

Actualización: Panasonic ha confirmado que el precio final de la GX80 es de 700 euros con el objetivo básico del kit, no de 800 como se había informado inicialmente.

Productos relacionados (1)
Artículos relacionados (2)
Prueba de producto
16 / JUN 2016
15
Comentarios
Cargando comentarios