• Nokia Lumia 710: análisis
  • Cotton Carrier Carry-Lite 514 RTL-S: análisis
Prueba de producto
LA HIJA PRóDIGA

Panasonic Lumix GX1: análisis

 
23
FEB 2012

Obsesionados con concebir cámaras Micro Cuatro Tercios cada vez más diminutas y sencillas de usar, en Panasonic parecían haberse olvidado últimamente de los fotógrafos más avanzados. Aunque la Lumix DMC-GH2 ya se ocupa de dar respuesta a este público, su precio y tamaño la alejan del concepto que algunos buscan y que la reciente Lumix DMC-GX1 se encarga de cubrir. O de recuperar, mejor dicho, porque en realidad la idea es retomar la filosofía de aquella GF1 original. Armada con un excelente CMOS de 16 megapíxeles y una ergonomía optimizada respecto a sus diminutas hermanas, sólo la falta de un visor integrado y las limitaciones en la grabación de vídeo la alejan un poco de ser una cámara de sobresaliente.

No todo el mundo suspira por una cámara en miniatura y tan centrada en sus automatismos que acaba relegando a un segundo plano las opciones avanzadas. Aunque es cierto que este tipo de fotógrafos más exigentes son minoría (por muy ruidosos que sean), las firmas no suelen olvidarse de este segmento, que entre otras cosas también aporta cierto prestigio a la marca de turno.

Panasonic Lumix DMC-GX1
Panasonic Lumix DMC-GX1
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Panasonic se ha hecho de rogar unos cuantos años, pero por fin ha retomado el camino que en su momento representó su Lumix DMC-GF1: una cámara pequeña y fácilmente transportable, pero pensada también para quienes quieren trabajar en manual. Convertida en una especie de hermana mayor de la GF3 y en una versión reducida de la G3, esta Lumix DMC-GX1 vendría a ser la otra cámara "seria" con bayoneta Micro Cuatro Tercios, compitiendo directamente con la Olympus E-P3.

Panasonic Lumix DMC-GX1
Panasonic Lumix DMC-GX1
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Panasonic Lumix DMC-GX1
Panasonic Lumix DMC-GX1
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Una vez demarcado su espacio en un escaparate cada vez más saturado, lo cierto es que la carta de presentación de esta GX1 promete. Empezando por ese CMOS de 16 megapíxeles ya visto en la citada G3 y que ha supuesto un interesante paso adelante de este estándar de cámaras sin espejo y óptica intercambiable abanderado por Olympus y Panasonic.

Así que, tras convivir con ella y con las dos primeras ópticas motorizadas Lumix G X, ha llegado el momento de comprobar si se cumplen las altas expectativas que ha suscitado.

Diseño al "viejo" estilo

Pese a que la GX1 rehúye las líneas redondeadas y los tics "miniaturizadores" que últimamente habíamos advertido en este tipo de cámaras firmadas por Panasonic, tampoco cae en los brazos del diseño retro de las Olympus Pen o la más reciente OM-D E-M5. Simplemente se vuelve a la senda marcada en su momento por la GF1: tamaño moderado pero tampoco diminuto, ergonomía bien conseguida y un buen puñado de accesos directos y mandos de control para que el fotógrafo avanzado pueda sentirse cómodo.

Panasonic Lumix DMC-GX1
Panasonic Lumix DMC-GX1
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

De peso bastante equilibrado habida cuenta de su tamaño, nos ha gustado el surtido de accesos directos que ofrece la cámara y que se habían ido perdiendo en anteriores generaciones. Así, disponemos de mandos directos para controlar la sensibilidad y el balance de blancos, además de dos botones de función configurable.

Panasonic Lumix DMC-GX1
Panasonic Lumix DMC-GX1
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Panasonic Lumix DMC-GX1
Panasonic Lumix DMC-GX1
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

El clásico "Q.Menu" también sigue en su sitio para navegar de forma rápida por los ajustes más habituales. Podemos hacerlo con el dial trasero o bien a través de la pantalla táctil. Este monitor también dispone de un par de pulsadores de función que, igual que los botones físicos, pueden configurarse.

Panasonic Lumix DMC-GX1
Panasonic Lumix DMC-GX1
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Nos ahorraremos el ya manido discurso sobre la utilidad real de un monitor táctil (3 pulgadas, 460.000 puntos) en una cámara con este planteamiento. Siguiendo la estela de otros modelos de la familia, las posibilidades que se ofrecen van desde la selección de diversos ajustes a través de los citados menús rápidos hasta el control de la focal del zoom o del enfoque y el disparo.

Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Foto: Álvaro Méndez
La GX1 armada con el Lumix G X 14-42 mm f3.5-5.6 PZ (en la imagen superior) y el G X 45-175 mm f4-5.6 PZ.

El enfoque táctil resulta bastante útil para cierto tipo de tomas, aunque nos gustaría que la opción de desactivar esta función no estuviera tan escondida en los menús de pantalla.

Panasonic Lumix DMC-GX1
Panasonic Lumix DMC-GX1
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Panasonic Lumix DMC-GX1
Panasonic Lumix DMC-GX1
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Aunque la GX1 carece de visor electrónico integrado (una lástima, aunque obviamente el precio se hubiera incrementado notablemente de haberlo incluido Panasonic), se puede añadir uno externo (DMW-LVF2) por algo más de 240 euros.

Panasonic Lumix DMC-GX1
Panasonic Lumix DMC-GX1
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

También incorpora un flash en la zona superior que, como en anteriores cámaras de la serie GF, apuesta por un interesante sistema de despliegue en dos pasos que permite rebotarlo en aquellas escenas en las que la luz directa no sea la mejor opción.

Velocidad de enfoque y disparo

A estas alturas ya no es noticia que las Lumix G de Panasonic ofrecen un sistema de enfoque por contraste realmente ágil y rápido. La nueva GX1 no es una excepción, y muestra un excelente comportamiento en lo que respecta al funcionamiento de su autofoco, incluso cuando la iluminación de la escena no es óptima.

Panasonic Lumix DMC-GX1
Panasonic Lumix DMC-GX1
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Además de los modos de enfoque habituales, esta Micro Cuatro Tercios incluye también una modalidad denominada "precisión" en la que se muestra en pantalla de forma automática una ampliación de la zona enfocada. Aunque puede ser útil para tomas estáticas o macro en las que necesitemos un ajuste de foco muy preciso, en otras condiciones nos puede hacer perder unas décimas de segundo vitales.

Panasonic Lumix DMC-GX1
Panasonic Lumix DMC-GX1
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Más dudas tenemos en torno al modo de enfoque flexible AFF. Y es que cuesta dar con las diferencias entre este sistema de enfoque y el autofoco continuo convencional.

Buenas noticias también para los amantes de la velocidad. La GX1 cuenta con un modo de disparo en ráfaga con una cadencia de nada menos que 20 disparos por segundo. Una función que, como casi siempre, tiene algo de truco: está limitada al formato JPEG y hay que renunciar al enfoque automático y la previsualización en pantalla, y sólo es posible almacenar un total de 40 fotografías consecutivas. O dicho de otro modo: una ráfaga de sólo dos segundos.

Panasonic Lumix DMC-GX1
Panasonic Lumix DMC-GX1
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Dejando a un lado este modo y ya dentro de la operativa normal de la cámara, la velocidad máxima de disparo se sitúa en 4,2 fotogramas por segundo. En este caso, y trabajando siempre con una tarjeta de alta velocidad, la ráfaga parece ilimitada en JPEG, si bien a partir de los 30 disparos la cadencia se ralentiza. Si optamos por disparar en RAW, el "buffer" de la cámara apenas alcanza la decena de disparos consecutivos.

Ópticas motorizadas

Aunque -lógicamente- la GX1 es compatible con todos los objetivos con bayoneta Micro Cuatro Tercios, Panasonic propone el motorizado Lumix G X 14-42 mm f3.5-5.6 PZ como el zoom de serie para esta cámara. Gracias a su diseño, este nuevo objetivo es realmente pequeño y ligero (pesa menos de 100 gramos) y recuerda más a uno de esos "pancakes" que a un zoom estándar. La clave está en el sistema motorizado del zoom, que se despliega en un solo segmento al poner en marcha la cámara.

Panasonic Lumix DMC-GX1
Panasonic Lumix DMC-GX1
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

A cambio de la comodidad que esto supone a la hora de transportar la cámara y el ansiado equilibrio entre tamaño del cuerpo y la óptica, el precio a pagar es la eliminación del anillo para controlar el zoom y el enfoque manual. Algo que nos preguntamos si realmente cuadra bien con el tipo de usuario que se va a interesar por una cámara como la GX1.

Muestras: Lumix G 14-42 mm f3.5-5.6 PZ
Las fotografías se han realizado con una Panasonic Lumix DMC-GX1 y un objetivo Lumix G X 14-42 mm f3.5-5.6 PZ.
las fotografías se han realizado con una panasonic lumix dmc-gx1 y un objetivo lumix g x 14-42 mm f3.5-5.6 pz.
las fotografías se han realizado con una panasonic lumix dmc-gx1 y un objetivo lumix g x 14-42 mm f3.5-5.6 pz.
las fotografías se han realizado con una panasonic lumix dmc-gx1 y un objetivo lumix g x 14-42 mm f3.5-5.6 pz.
las fotografías se han realizado con una panasonic lumix dmc-gx1 y un objetivo lumix g x 14-42 mm f3.5-5.6 pz.
las fotografías se han realizado con una panasonic lumix dmc-gx1 y un objetivo lumix g x 14-42 mm f3.5-5.6 pz.
las fotografías se han realizado con una panasonic lumix dmc-gx1 y un objetivo lumix g x 14-42 mm f3.5-5.6 pz.

En cualquier caso, tanto el zoom de 14-42 milímetros como el teleobjetivo Lumix G X 45-175 mm f4-5.6 PZ (éste sí, con anillos mecánicos para el zoom y el enfoque) llegan con unas cuantas buenas ideas. Por ejemplo: la información de la focal mostrada en la pantalla de la cámara, la posibilidad de ajustar la velocidad de avance de la focal tanto para las fotos como para el vídeo o la configuración del zoom por pasos.

Muestras: Lumix G X 45-175 mm f4-5.6 PZ
Las fotografías se han realizado con una Panasonic Lumix DMC-GX1 y un objetivo Lumix G X 45-175 mm f4-5.6 PZ.
las fotografías se han realizado con una panasonic lumix dmc-gx1 y un objetivo lumix g x 45-175 mm f4-5.6 pz.
las fotografías se han realizado con una panasonic lumix dmc-gx1 y un objetivo lumix g x 45-175 mm f4-5.6 pz.
las fotografías se han realizado con una panasonic lumix dmc-gx1 y un objetivo lumix g x 45-175 mm f4-5.6 pz.
las fotografías se han realizado con una panasonic lumix dmc-gx1 y un objetivo lumix g x 45-175 mm f4-5.6 pz.
las fotografías se han realizado con una panasonic lumix dmc-gx1 y un objetivo lumix g x 45-175 mm f4-5.6 pz.
las fotografías se han realizado con una panasonic lumix dmc-gx1 y un objetivo lumix g x 45-175 mm f4-5.6 pz.

El rendimiento óptico de este nuevo zoom de 14-42 milímetros es correcto, aunque tanto las focales más largas como las esquinas de la imagen sufren cierta pérdida de nitidez. La GX1 cuenta con sistemas de corrección para el "viñeteo", las aberraciones cromáticas y la distorsión, por lo que si trabajamos en JPEG no deberíamos preocuparnos demasiado por estas posibles limitaciones ópticas.

Panasonic Lumix DMC-GX1
Panasonic Lumix DMC-GX1
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Panasonic Lumix DMC-GX1
Panasonic Lumix DMC-GX1
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Además de la citada ausencia de anillos, otro dato a tener en cuenta es que la posición del mando que controla el zoom motorizado no resulta demasiado práctica para las fotos verticales. La buena noticia es que los clips de vídeo ganan mucho gracias a este sistema, que permite variar la focal de forma suave y continua en medio de una secuencia.

Panasonic Lumix DMC-GX1
Panasonic Lumix DMC-GX1
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Un dato preocupante que hemos detectado en algunas tomas: pese al buen funcionamiento general del estabilizador óptico Power O.I.S. de este objetivo, hay ciertas instantáneas capturadas con buena luz y velocidades perfectamente tolerables a pulso que aparecen trepidadas. Confiemos en que se trate de un fallo puntual de la unidad probada o de un error corregible mediante una actualización de firmware.

16 megapíxeles en clave Micro Cuatro Tercios

Pero más allá del interesante diseño de la cámara, una de las principales novedades de esta GX1 es la adopción del mismo CMOS de 16 megapíxeles que ya vimos en la G3. Sin duda, una excelente noticia teniendo en cuenta los buenos resultados que ha demostrado este captor respecto a la versión de 12 millones de puntos usada hasta ahora por las cámaras Micro Cuatro Tercios.

Panasonic Lumix DMC-GX1
Panasonic Lumix DMC-GX1
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Aunque el nivel de detalle también ha salido ganando con esta puesta al día, la clave está sobre todo en el control del ruido de la cámara. Así, y pese a que los sensores Micro Cuatro Tercios juegan en desventaja en este terreno frente a los captores APS-C, esta GX1 consigue plantar cara de forma más que digna.

Muestras: sensibilidad
Las capturas se han realizado con una Panasonic Lumix DMC-GX1 y un objetivo Lumix G X 14-42 mm f3.5-5.6 PZ. Haz clic en la imagen para ver un recorte a tamaño real.
las capturas se han realizado con una panasonic lumix dmc-gx1 y un objetivo lumix g x 14-42 mm f3.5-5.6 pz. haz clic en la imagen para ver un recorte a tamaño real.
160 ISO
las capturas se han realizado con una panasonic lumix dmc-gx1 y un objetivo lumix g x 14-42 mm f3.5-5.6 pz. haz clic en la imagen para ver un recorte a tamaño real.
200 ISO
las capturas se han realizado con una panasonic lumix dmc-gx1 y un objetivo lumix g x 14-42 mm f3.5-5.6 pz. haz clic en la imagen para ver un recorte a tamaño real.
400 ISO
las capturas se han realizado con una panasonic lumix dmc-gx1 y un objetivo lumix g x 14-42 mm f3.5-5.6 pz. haz clic en la imagen para ver un recorte a tamaño real.
800 ISO
las capturas se han realizado con una panasonic lumix dmc-gx1 y un objetivo lumix g x 14-42 mm f3.5-5.6 pz. haz clic en la imagen para ver un recorte a tamaño real.
1600 ISO
las capturas se han realizado con una panasonic lumix dmc-gx1 y un objetivo lumix g x 14-42 mm f3.5-5.6 pz. haz clic en la imagen para ver un recorte a tamaño real.
3200 ISO
las capturas se han realizado con una panasonic lumix dmc-gx1 y un objetivo lumix g x 14-42 mm f3.5-5.6 pz. haz clic en la imagen para ver un recorte a tamaño real.
6400 ISO
las capturas se han realizado con una panasonic lumix dmc-gx1 y un objetivo lumix g x 14-42 mm f3.5-5.6 pz. haz clic en la imagen para ver un recorte a tamaño real.
12800 ISO

Si con buena luz y sensibilidades bajas y medias las diferencias se evaporan, esta Lumix es capaz de aguantar el tipo hasta 3.200 ISO con unos niveles de ruido y detalle muy bien equilibrados. Aunque la cámara ofrece ajustes de hasta 12.800 ISO, lo cierto es que el deterioro de la imagen en cuanto a color y detalle hacen que no sea recomendable pasar de 6.400 ISO.

Muestras: sensibilidad alta
Las capturas se han realizado con una Panasonic Lumix DMC-GX1 y un objetivo Lumix G X 14-42 mm f3.5-5.6 PZ.
las capturas se han realizado con una panasonic lumix dmc-gx1 y un objetivo lumix g x 14-42 mm f3.5-5.6 pz.
las capturas se han realizado con una panasonic lumix dmc-gx1 y un objetivo lumix g x 14-42 mm f3.5-5.6 pz.
las capturas se han realizado con una panasonic lumix dmc-gx1 y un objetivo lumix g x 14-42 mm f3.5-5.6 pz.
las capturas se han realizado con una panasonic lumix dmc-gx1 y un objetivo lumix g x 14-42 mm f3.5-5.6 pz.
las capturas se han realizado con una panasonic lumix dmc-gx1 y un objetivo lumix g x 14-42 mm f3.5-5.6 pz.
las capturas se han realizado con una panasonic lumix dmc-gx1 y un objetivo lumix g x 14-42 mm f3.5-5.6 pz.

También el rango dinámico ha salido ganando con este nuevo sensor. Sobre todo si nos tomamos la molestia de trabajar en RAW y tratar con un poco de mimo la exposición y el "revelado" de la imagen. Aunque la cámara también ofrece diversos ajustes para optimizar el rango dinámico de la toma en JPEG (iDynamic lo llama Panasonic), lo cierto es que el efecto es bastante limitado.

Muestras: RAW
Las fotografías se han realizado con una Panasonic Lumix DMC-GX1 y un objetivo Lumix G X 14-42 mm f3.5-5.6 PZ en formato RAW y han sido procesadas con Adobe Lightroom. Haz clic bajo la imagen para descargar el archivo original.

En el otro extremo, quienes quieran huir de los ajustes manuales y de las complicaciones también lo tienen fácil: basta con pulsar el botón dedicado "iA" para que se active el modo "inteligente automático" y la cámara se ocupe de todos los parámetros, tanto a la hora de sacar fotos como para la grabación de vídeo. Entre las numerosas opciones automáticas tampoco falta un surtido de ocho filtros artísticos agrupados en el modo de "control creativo".

Panasonic Lumix DMC-GX1
Panasonic Lumix DMC-GX1
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Mucha atención, por cierto, a la autonomía de la cámara. Sobre todo para los amantes del vídeo, porque en las pruebas realizadas y sin apenas grabar clips la GX1 sólo ha soportado unos 200 disparos antes de agotar su batería.

Vídeo limitado

Está claro que Panasonic reserva las funciones avanzadas de vídeo para la gama GH, puesto que todas sus otras cámaras sin espejo tienen varias limitaciones en este sentido, incluso los modelos más avanzados como esta GX1.

Panasonic Lumix DMC-GX1
Panasonic Lumix DMC-GX1
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Para empezar, esta cámara sólo permite grabar vídeo en formato AVCHD con un tamaño de 1920 x 1080 y 50 fotogramas entrelazados, o bien con 720 líneas de resolución y 50 cuadros progresivos por segundo. Así que ni rastro de un modo con una cadencia cinematográfica de 24 fotogramas. En su ajuste máximo de calidad el vídeo alcanza un flujo de datos de 17 Mbps.

La GX1 carece de un modo específico para el vídeo en el dial, por lo que no es posible ver el encuadre final de la secuencia hasta que pulsamos el botón de grabación y la cámara adecúa el formato de la pantalla a la proporción 16:9. De la misma manera no podemos tener configurado un estilo de imagen diferente para fotografía y vídeo. También se echa de menos una entrada para micrófonos externos.

Muestras: vídeo

Varias secuencias de vídeo grabadas con una Panasonic Lumix GX1. Las imágenes han sido editadas y sometidas a un proceso optimizado de compresión. Puedes reproducir el vídeo a pantalla completa y en alta definición haciendo clic en el rótulo "HD".

Esta Lumix tampoco ofrece ningún tipo de control manual durante la grabación de vídeo. Tan sólo se puede compensar la exposición o echar mano de una opción que permite desenfocar más o menos el fondo.

En cuanto a la calidad, poco nuevo que añadir respecto a lo ya dicho de otras G: buena nitidez, colores bien definidos y ruido bastante controlado en la mayoría de las situaciones. Sí hemos detectado una cierta tendencia a subexponer la imagen y un más que notorio efecto "rolling shutter".

Panasonic Lumix DMC-GX1
Panasonic Lumix DMC-GX1
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

El enfoque es bastante rápido. Está configurado por defecto en modo continuo, lo que provoca que baile mucho cuando movemos lo cámara o se cruzan en el plano objetos a distinta distancia. La mejor opción para enfocar nos la brinda la pantalla táctil, mediante la cual podemos indicar el punto exacto donde queremos fijar el foco.

Cuestión de diseño y filosofía

Después de tanto tiempo quejándonos por esa moda tan nipona de miniaturizar las cámaras, la Lumix DMC-GX1 de Panasonic se presenta como una especie de respuesta a nuestras plegarias. Una cámara Micro Cuatro Tercios que combina una apariencia mucho más seria y pensada para fotógrafos avanzados con un excelente sensor de 16 megapíxeles que tiene menos que temer de los sistemas basados en captores APS-C.

Acompañada de las nuevas ópticas motorizadas Lumix G X, el tamaño de la cámara sigue siendo muy comedido, aunque a cambio hay que renunciar al anillo del zoom y el enfoque. Un trato -sumado al elevado precio de estos objetivos- que igual muchos usuarios no están dispuestos a firmar.

En todo caso esta Lumix se presenta como una suerte de versión de la reciente G3, pero con una filosofía más manual y clásica. Tal vez no en lo que respecta al diseño exterior, pero sí en la filosofía de la cámara. Desgraciadamente, el visor electrónico integrado se ha quedado por el camino y añadirlo supone desembolsar otros 240 euros.

Panasonic Lumix DMC-GX1
Panasonic Lumix DMC-GX1
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Calculadora en mano, la diferencia de precio respecto a la citada G3 (que además sí incorpora un visor electrónico) parece un tanto excesiva. La buena noticia es que si comparamos la GX1 con la E-P3 de Olympus (más contundente y metálica pero con un sensor más veterano), los menos de 600 euros por los que puede encontrarse la Lumix junto al zoom de 14-42 milímetros en su versión convencional ya no nos parecerán tanto.

Hay, como siempre, detalles por mejorar. Empezando por el vídeo, relegado a un papel demasiado secundario. Pero la GX1 es la prueba de que Panasonic no quiere perder el tren de aquellos que buscan una cámara con fundamento.

Nota: las tarjetas de memoria que aparecen fotografiadas en este artículo han sido cedidas por SanDisk como parte de un acuerdo publicitario alcanzado entre esta compañía y QUESABESDE.COM.

0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar